Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

24. Eva es un nombre ficticio (María José Escudero)

Eva, a veces, recuerda que está viva y respira en alto. A veces, también sueña y, si no fuera porque su marido ha colocado un quitamiedos en el alféizar, arrojaría el delantal por la ventana y se escaparía a conocer el mundo montada sobre la alfombra del pasillo. Y es que Eva, a pesar de los sentimientos que la sujetan, hay momentos que se siente capaz de aflojar todos los nudos. Pero hay otros, sobre todo cuando los anhelos la acechan, que se arrima al botiquín y coge una pastilla, luego, echa un trago y entona una canción suave, ligera —como un sortilegio para espantar los susurros provocadores del extractor y olvidar el silbido imperioso de la olla—. Después, pica algo de la nevera y, empujada por la costumbre, retoma sus faenas. Así, entre trago y pastilla, fregar y planchar la ropa, se le va pasando el momento. Entonces, con una mezcla de fastidio y desencanto, se mira en el espejo y se pregunta: “¿Qué he venido a hacer aquí?”.

Al final del día, Eva se acuesta y se repliega. Y los sueños los deja estacionados debajo de la cama, junto a las chancletas.

9 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    No es justo que una persona quede relegada, cual Cenicienta, a hacer tareas impuestas que absorben todo su tiempo y queman sus sueños. El trabajo doméstico es duro, constante y absorbente, además de necesario y poco reconocido. Son tareas que todos,sin excepción, por una cuestión moral, de justicia y de necesidad, debiéramos asumir como parte de nuestras obligaciones diarias, pero la vida es mucho más. Dan ganas de hacer algo para que tu protagonista varíe las últimas frases, tan hermosas como dramáticas, llena de claudicación, por una actitud de rebeldía y de abrir el horizonte a otros mundos a los que tiene el mismo derecho que su marido, que llega a casa y se lo encuentra todo hecho. No es de extrañar que a la pobre se le quede la cara de la imagen propuesta.
    Un abrazo y suerte, María José

  2. Alberto Moreno Sánchez-Izquierdo

    Me ha encantado, María José. Vas muuucho más allá; tu relato no habla en realidad solo de desigualdades y sueños atrapados. También deja entrever esas cárceles que todos nos montamos (hombres y mujeres), esas prisiones impuestas a medias entre los demás y nosotros mismos, esas dudas, bloqueos, mecanismos de defensa para no soñar en voz alta, para no huir hacia delante… Me ha chiflado la sencillez, y sobre todo la delicadeza con la que has dejado ver algo tannn complicado como la rutina, el pasar del tiempo, el ahogo, la desilusión de no sentirse realizada, o de no atreverse ni siquiera a percatarse de ello. Mi más sincera enhorabuena.

  3. La desilusión y la cárcel atrapa sueños, como bien te han dicho, es el tema que flota en el aire. Hay innu.erables prisiones, pero esta, encima tiene mal prestigio y reconocimiento y, al final de día, como bien señalas, la factura es tan extensa que ya no se imprime y solo queda para constatar la ese par de chancletas vacías.

    Enhorabuena, un micro que dice mucho, María José. Un abrazo.

  4. Violeta Sánchez

    Mucha -y buena- poesía para relatar una cotidianidad que todos conocemos y en la que algun@s están atrapados…
    ¡¡Enhorabuena María José!!

  5. Paloma Casado Marco

    Me encanta esa manera que tienes de expresar la frustración de un ama de casa con palabras sencillas pero tan eficaces que le dan un tono poético.

  6. Rosy Val

    Hola, María José, qué buen micro nos regalas esta vez. Lo he leído varias veces y todas me han encantado…
    (Yo diría que hasta me huele a laurel… ¡ojalá!, porque sinceramente creo que éste, lo merece).
    Un abrazo y enhorabuena.

  7. Un relato de premio, que se corona con un título que lo completa y que me lleva a esta reflexión: Eva es un nombre ficticio, pero la mujer que hay detrás es real.
    Genial!
    Suerte y abrazo.

  8. María José Escudero

    Muchísimas gracias por vuestra visita y por vuestros amables comentarios. Recibid un abrazo de esta admiradora vuestra que soy yo. Suerte para todos.

Dejar una respuesta