Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

36. F e .

 

En mis vagabundeos compartí eucaristía con los  cartujos con frecuencia. Lo singular eran las formas consagradas de aquel ignoto monasterio, pues tenían una elaboración inidentificable. Tras un tiempo de correrías por aquellos pagos, decidí abordar a Sinesio, El Abad. El pío varón decidió iluminarme por mi  contumacia y  misantropía.

 

Me citó una Luna Azul. Todos los religiosos estaban congregados ante el inmenso brocal gótico del pozo de la  cartuja. EL Plenilunio reventaba por encima de sus tonsuras y de mi cabeza, herido por los  ciparisos centenarios, pero a su vez, con su reflejo aprisionado en el agua. El Abad recitó las devotísimas aspiraciones de Kempis y arrojó un cáliz a la oscuridad artesiana. Escuché un sonido de cristales rotos y quedamos sin el resplandor lunar en La Cartuja, ni un indicio en el  cielo de clausura. Sinesio subió el pozal repleto de pequeñas obleas miniaturas de la luna llena. Solo las necesarias para los ritos  canónicos hasta el siguiente plenilunio azul, pues así no perjudicaba la astronomía regular, al apropiarse de una luna sobrante.

Desde entonces solo comulgo allí, y soy uno más de los sisadores de paraselenes. Y además, ahora deseo saber de donde procede el vino.

39 Respuestas

    1. J u a n P é r e z

      ¡ C o n c h a , M a j a ! : Discúlpame la tardanza, todos estos meses de vacaciones me hacen ser bastante huraño de complacido que estoy en mis asuetos. Bien, esta Luna Creciente de agosto que culmina mañana con La Luna Llena, me germinó la idea de un cruce entre la espartana vida contemplativa y La Gentilidad antigua que nada tiene que ver con La Religión. Dos Especias : El Pan Y El Vino. A mi mente se le plantea claro el asunto de Las Hostias Consagradas y me esboza una pincelada relativa al vino sin solucionar, pero que sí desvelo ya cuál tendría que ser su procedencia a tenor de esa Religión Druídica que mezclo aquí ….sangre de urogallo.

      Recibe un grandísimo abrazo y mis respetos.

  1. Inés Z.

    Monsieur Juan, va a tener usted que escribir la continuación para iluminarnos sobre la procedencia del vino. Yo también iría a comulgar allí, sin duda.
    Cordialement,
    Una fan.

    1. J u a n P é r e z

      ¡ I n é s ! : El Urogallo o Gallo de Bosque en algunas regiones, es quien proporciona el vino. Merece algo así la continuación porque soy un apasionado de esas aves míticas (¡pero reales!) que no se dejan ver casi nunca. Pero creo que en Honor a Astarté me centro en las obleas.
      No cabe duda I n é s que semejante comunión es un ecumenismo cierto con
      Madre Natura…¡¡¡y Los Seguidores de San Bruno lo saben!!! [ Dejo de lado las apreciaciones de Derecho Canónico sobre este parecer, porque seguramente sería aplicación del Rogo Místico-Ardente ¡¡¡¡ m a l o !!!!]

  2. Salvador Esteve

    Juan, me ha encantado, de los más bellos que nos has regalado. La última frase nos deja huérfanos de conocimiento. Estoy de acuerdo con Concha e Inés, solo pido no esperar tres años para saber de dónde procede el vino. Abrazos y feliz verano.

    1. J u a n P é r e z

      S a l v a d o r : La sangre de los Urogallos y su pequeña cresta de color carmesí están guardadas en mi recámara. ¡San Francisco de Asís los proteja siempre! Sin embargo, existe algo más hermoso que estos conceptos : Que a tí te haya parecido de lo más bello que he compuesto.
      ¡¡Que me aspen, soy un tiparraco afortunado por este comentario que desde ya, lo atesoro!!
      Eres Un Verdadero Caballero. Gracias Por Tu Presencia.
      ¡¡Y que triunfes en tu estío!!

  3. Juan es fantástico en todos los sentidos tu relato. Si te digo, como Salvador, que es uno de los tuyos que más me ha gustado, quizá solo superado por el especial del libro e igualado por esa bañera mágica y esa florecilla tan brillante de meses pasados, a lo mejor no me creerás pero es lo cierto. Creo que este mes los hados ya deberían acordarse de ti, aunque yo entiendo que hacernos aprender mes a mes y satisfacernos con tus grandes micros ya es un premio.
    Me ha encantado el símil, la correspondencia entre oblea y luna, el pozo, la luna azul, el misterio que lo rodea, la magia con cierto toque a Umberto Eco, el final abierto con la interrogante del vino sin responder y que estoy seguro que, al final, te apiadarás de nosotros y habrá segunda parte.
    Y como siempre el vocabulario sellado con oropel auténtico de gran reserva. Con tu permiso para el próximo curso usaré alguna de tus aventuras que seguro les vendrá bien a los grandes ( yo incluido) para aprender léxico.
    Un abrazo, la próxima vez que lo lea quiero que sea en papel o verlo en un vídeo ( vaya pedazo de corto que puede salir de aquí).
    Un amigo digital.

    1. J u a n P é r e z

      Queridísimo Lorenzo : Comentarios, reflexiones de cuantos poseéis la virtud de La Paciencia es como con acierto explicas , M i T r o f e o . Además que menciones a Umberto Eco es demasiado brillante, muchísimas gracias. Eres alguien que no necesitas mi permiso para nada, tanta buena fe te hace acreedor a actuaciones que se te ocurran en tu docencia, menudo H o n o r . Recibe este Verano Mi Amistad Verdadera Y aprecio.

      De . . . ¡¡¡ Este C a r t u j o I n P e c t o r e !!!

  4. Isabel

    Poco más puedo añadir a los comentarios anteriores.
    Coincido en que es el que más me ha gustado de los que te he leído, es el más dulce y mágico. (El Abad consiguió su propósito)
    Coincido en que me encanta buscar las palabras que no conozco. Muchas gracias por enseñar.
    Esta Cartuja creo que conseguiría reconvertirme porque me tan entrado ganas de tomar su forma y descubrir su vino.
    Y creo que la Luna estará orgullosa de su original destino entre los hombres.
    Precioso. Redondo y azul como tu luna.

    1. J u a n P é r e z

      Cuando dices I s a b e l que el abad acertó en su intención, tienes mucha razón, pues no deja de ser una actuación evangélica de su ministerio. Son muy listos estos Hombres de Retiro y Meditación y has tocado un matiz muy importante para mí como católico que soy. No me des las gracias, estimadísima amiga, éste que soy tu servidor, es el párvulo radiante por compartir mi vida interior. La Luna Llena me trastorna y es una de las delicias de La Creación, así que, Bienvenida I s a b e l –
      E s t r e l l a de Este Cosmos donde tienes Púlsar Propio . ” J “

    1. J u a n P é r e z

      ¡ ¡ ¡ E d i t a ! ! ! : Tu énfasis me refresca el verano caluroso y medio loco que llevo huyendo de viaje a todas partes. Siempre serás bienvenida a mis ceremonias laicas o religiosas. Has sido muy galante y mereces Mis Reconocimientos Más Singulares desde Mi Retiro.
      Mañana que es Oficialmente La Luna Llena de Agosto, me acordaré de Tí.

      ¡Eres Muy Salada! Muchiiiíiisimos besos. J u a n T a m a r r o .

  5. Javier Palanca

    Mágico relato, con esa intriga final sobre el vino que me ha encantado, y sin darme cuenta me ha hecho pensar sobre su procedencia.

    Saludos

    1. J u a n P é r e z

      ¡ J a v i e r ! : Muy buenas tardes y adelante a este monasterio y a su participación ascético -mágica. Rituales repletos de penumbra y contrastados, sin embargo, con El Plenilunio. Este mes, yo no podía faltar al rendez vous: Soy Un Impenitente Lunático. Mis senderos secretos, quedan franqueados y libres para tu acceso, bien en la hospedería monástica o en más altas instancias. Es Un Honor que te hayas fijado en mí. De J u a n , N o v i c i o Y A l g o C h i f l a d o

  6. Modes Lobato Marcos

    Joder, contigo tengo un problema.
    Cuando leo tus relatos sólo puedo admitir mis carencias lingüísticas.
    Me encanta que mes tras mes me envíes de cabeza al diccionario…
    En éste sólo he tenido que mirar dos.
    Ciparisos y paraselenes.

    En serio, es un placer y un privilegio leerte.

    1. J u a n P é r e z

      ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ M o d e s ! ! ! ! ! ! ! : Ya me quedé prendado el mes pasado por tu indicación en mi texto y leerte de nuevo me hace sonreír tanto que oscurezco La Luna. Mi forma de escribir me perjudica, me apasiono por las palabras de forma algo egoísta restándole comodidad a la lectura. Pero de este pecado venial no intenté escapar nunca. Tu gracejo y saber estar es siempre bienvenido a mi carácter ermitaño .

      Debo confesar que aunque aún no he puesto por desgracia comentarios a nadie, el primer micro que leí este mes fue el tuyo, que no voy a tardar en participar. Entretanto Brindo por Tí con Hidromiel de La Destilería Artesana de L a C a r t u j a . ¡¡¡ S í !!!

      ¡¡Aquí, J u a n , U n V a g a b u n d o !!

    1. J u a n P é r e z

      M a r í a B e l é n : Tu frase es elocuente, y muy de agradecer: ¿Qué Decir? ¡¡Lo que tu trasmites!! . . . . AMISTAD.

      BIENVENIDA A LA LUNA LLENA AGOSTEÑA DE JUAN PÉREZ DÍAZ.

      C u e n t a C o n m i g o .

      ¡¡¡¡¡¡¡BESITOS!!!!!!!

  7. J u a n P é r e z

    ¡Q u e r i d a A n a ! : A tí te estoy inmensamente agradecido por reflejar el Misterio de La Transubstanciación de Las Especias en El Sacramento de La Eucaristía, que es El Mayor Gozo de La Participación del Creyente. Y no podía ser de otra forma tratándose de tí : Eres Una Auténtica Arquera Zen.

    J u a n , desde Mi Ashrama Universal, derramando bendiciones y mandalas para A n a U .

  8. J u a n P é r e z

    ¡Blanca Oteiza, como Mi Blanca Luna Mistagógica! (es decir del mundo relativo a los sacramentos y la génesis de catecumenado) Bienvenida. Nadie como tú con tan bello nombre que lleva implícito un magnífico plenilunio. Gracias por tu cortesía en esta fecha de fase lunar tan importante para mí. Deseo seguir entreteniéndote .

    Recibe Mis Órbitas como evoluciones de Un Vals en Tu Honor. ¡¡ S í !!

  9. Virtudes

    Maese Juan,
    No sé qué aportar a lo que mis precedentes han alabado sobre tu texto-
    Tengo la suerte de vivir en plena naturaleza y mi porción de cielo para observar es inmensa, sin polución lumínica. La pasada noche estuve durante muchas horas observando la magnífica luna que nos acompañó. No pude ver las lágrimas de S, Lorenzo precisamente por su luminosidad.
    Te digo esto porque al volver a leer tu bello relato, he comprendido de dónde llegan las Hostias que los cartujos te ofrecieron, y aunque el vino proceda de tu Urogallo sin duda está licuado con las lágrimas de Selene que tras esta explosión TRIUNFAL sólo le queda ir menguando.
    Quedo comulgada y espero ser liberada de todos mis pecados.
    Besos místicos.

    1. J u a n P é r e z

      ¡¡Bien te entiendo, V i r t u d e s !! con semejante Don Y Virtud de vivir en La Naturaleza. Aquí, mi núcleo es urbano de pueblo muuuuuyy normalito, pero ya me escapo yo en pos de hacer fotos cada Plenilunio y mi familia me tiene que atar en corto. De todas formas estoy estos meses estivales moviéndome continuamente con ellas de vacaciones (MI esposa e hijas) por supuesto muy lejos de la civilización y entre montañas y con la de ayer estuve muy absorto. Perteneces- ¡¡¡Naturalmente que lo sé!!!-a quienes comulgan con Gea ” La Tierra” y tus pecados son tan veniales y dictados por la pequeñez humana, que eres fundamental en este engranaje del Universo. Me regocijo siempre con que des tu aprobación a las muestras literarias que comparto.

      Abrazos , Tripudios Rituales Y Levitaciones Festivas .

      J u a n , E l H a c e d o r D e M a n d a l a s .

  10. Esperanza Tirado Jiménez

    Me ha recordado un poco al El Miserere de Bécquer. Ese cuento me da mucho miedo con sus espectros y la música gregoriana sonando de fondo.

    Me gusta el sonido de la frase de los ‘sisadores de paraselenes’. No sabía lo que eran y lo he buscado (nunca te acostarás sin saber algo más). Esa es la sensación espectral que me ha dado tu relato. Menos mal que lo he leído de día.

    Mucha suerte.

  11. J u a n P é r e z

    Me has dado un gran regalo reflejando a Gustavo Adolfo, E s p e r a n z a, ha sido una de las piedras angulares de mi cultura romántica. Mi mundo tiene mucho que ver con lindes difuminadas y aparecidos. Muchas gracias y bienvenida a este ratito lector en el que todo, es cuestión de F e . ( excepto la técnica literaria que es gracias a que en Luna Llena, como a la generalidad de locos, se me enturbia la sangre )
    ¡Buenas Tardes salada! ” J “

    1. J u a n P é r e z

      En esta ceremonia ecuménica y monacal eres muy bendecida y agasajada.
      ¡Muy radiante por tenerte en este microrrelato cartujano!
      Muy buenas tardes C h a r o . By. . J u a n , M a e s t r o
      D e C e r e m o n i a s . GRACIAS.

  12. Señor Pérez. Sus relatos son de esos que gusta disfrutar cuando acaba el largo y duro día, los niños están en la cama, la casa está en silencio y te preparas para ir a dormir. Sus relatos son la llave que abren la caja de los sueños; porque cuando dormimos vamos a otros mundos y sus relatos es precisamente al lugar que nos transportan. Excelente trato de la palabra, original tratamiento de la consigna… otro estupendo trabajo que me deja una vez más a sus pies. Enhorabuena. Mucha suerte 🙂

    1. J u a n P é r e z

      Querido J u a n A n t o n i o : Siempre benefactor y balsámico, leo tu generosa y desinteresada crítica y disfruto como un bellaco. Dada tu muy marcada sensibilidad, es delicioso saber que te entretienes con la escena hogareña clásica que has descrito. Estoy más que orgulloso de leer tus bondades con mi composición. ¡Bienvenido a La Monumentalidad de Mi Claustro de San Bruno! Recibe en contraprestación, sincera y repleta de compañerismo, mis muchas bienaventuranzas.
      ¡¡¡ Abrazos de Hecatónquiro!!! Éste que suscribe…J u a n .

  13. Maese J u a n, sólo añadiré a lo ya expresado en anteriores comentarios que si tú aseguras que son pedacitos de luna lo que reparte el Abad, estoy dispuesta a ir en peregrinación a esa Cartuja y no perderme la próxima eucaristía. Sólo te pido que nos digas de qué Cartuja se trata. Para resolver el enigma del vino esperaré a tu próximo relato (diccionario en mano, que contigo siempre es más conveniente que el misal).
    Abrazos lunáticos

    1. J u a n P é r e z

      ¡¡Tus deseos son órdenes!! Existe La Cartuja, es un paraje al que se accede por una mala carretera y que muere en los predios de esta orden de vida contemplativa: La Cartuja de Porta Coeli, Serra, provincia de Valencia. Pocos lugares existen más maravillosos. Soy habitual de ese accidentado territorio pues disfruto expediciones con mi mountain-bike con muchísima frecuencia como aventurero solitario. Algún fraile he abordado cuando arreglan partes del inmenso huerto, pero son esquivos y no desean compartir sus secretos ¡los jodíos! Sin embargo, no pueden domeñar con su desdén que mi mente y mi ánima elaboren teorías.

      El vino, apreciada amiga, tenía en la recámara una elaboración con sangre de urogallo, pero de momento, me he quedado anclado ante el mesmerismo del brocal intemporal del pozo gótico.

      Un Saludo Cariñoso del Patrullero de La Montaña. ¡Dios Te Bendiga!

    1. J u a n P é r e z

      Excelente confidencia, amiga C a l a m a n d a. Me encanta saber como puedo regalarte alguna obra literaria especial. Muchísimas gracias por tus buenos deseos. Afanado en misterios privilegiados, se despide J u a n

  14. Aurora Royo

    Maese Juan. Mira que yo no soy nada de comulgar, pero casi que me han entrado ganas. De vino si soy, fíjate, así que espero a esa sangre de urogallo para echar un traguillo y entonces, a lo mejor una oblea cartujana también cae!!

    Abrazo.

    1. J u a n P é r e z

      A u r o r a : Relativo al vino, también me enamora a mí, y según cuentan quienes me conocen “Tengo buen vino” . Y para celebrar este encuentro mensual al calor de mis locuras, voy a dejar aquí constancia de un brindis clásico del mundo canónico y muy de clerecía medieval, que seguro que ya conoces, pero me arriesgo:
      “Sangre de Cristo// Cuánto hace que no te he visto
      Y ahora que te veo// Gloria In Excelsis Deo”
      [ ¡¡Y a continuación ha de beberse con prosopopeya y golosura,
      La copa !! ]

      S a l v e A t q u e V a l e !!

    1. J u a n P é r e z

      C a r m e n : Bienvenida a los desasosiegos, charadas y umbrales indefinidos intramuros de los monasterios. Puedo asegurarte que son ónfalos que conducen a recovecos inauditos de aventuras y emociones.

      Mis Respetos y una Genuflexión; de J u a n E l F r a i l ó n .

  15. Maria Rojas

    Presentí que ibas a ser el “de la Luna Azul. Me gustan todos tus relatos. Son sensibles y con unos conocimientos de mundos ocultos, difíciles de llegar.

    1. J u a n P é r e z

      Estimada Amiga : No me sorprende tu apreciación extraordinaria mencionando La Luna Azul, pues eres sobresaliente. Y es que eres de las pocas personas que se han dado cuenta. El hecho de ese singular detalle astronómico es vital en esta microfabulación, pues deja establecida la bondad de estos enclaustrados que únicamente recurren a su ceremonia cuando La Luna Es Doppelgänger. ¡Muchas Gracias por Tus Consideraciones!

      Desde Mis Rezos, se despide .. . . J u a n .

Dejar una respuesta