Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

FASE 2E-Encuentro 23

2aPARTICIPANTES: Lorenzo D. Rubio Martinez / Eduardo Ianez

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes del plazo fijado y que cumpla las siguientes condiciones.

TÍTULO: Debe incluir un NÚMERO

APARECERÁ EN EL TEXTO: una cita

PRESENCIA SENSITIVA EN EL RELATO DE: el olfato

PERSONAJES: dos hombres y un niño

PLAZO: antes de las 20 horas del domingo 25 de enero.

Cumplido el plazo, el domingo 25 de enero recibiréis en vuestro mail un enlace para que votéis a un relato de otro encuentro (se os asignará al azar)

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

14 Respuestas

  1. Eduardo Iáñez

    Bueno, compañero de fatigas…
    A tu lado yo soy Sancho, tú eres nuestro Quijote, como corresponde. Pero allá voy. Mi relato:

  2. Eduardo Iáñez

    DOS, CIENTO NOVENTA

    Escucho la respiración entrecortada de mi compañero. Contemplo el sudor que perla su frente y aspiro su olor agrio, profundo y paralizante como el de una alimaña. Venteamos el aire hosco de la ciudad extranjera, la apremiante pasión de los amantes en su cita clandestina, la alegre despreocupación del niño que cruza con su pelota frente al coche. Un momento de duda, unas palabras que aturden: «Combatid en el camino de Dios a quienes os combaten». Y el detonador, húmedo, en mi mano.

  3. Una boda y dos funerales

    Resucité durante mi autopsia aturdido por un intenso olor a formol. El forense intentó rematarme con el bisturí y me llevé un susto de muerte, pero acabamos muriéndonos de risa. Mientras él suturaba mis heridas, le pregunté la fecha y la hora. Al decírmelas, recordé que tenía una cita. Salí corriendo, desnudo, aguantando mi esqueleto para no perder los huesos por el camino, pero, fuera del hospital, me percaté de que el médico me había robado el corazón. Entonces regresé a la sala, nos besamos embargados por el aroma a miasma y adoptamos al niño que aplaudía sobre la camilla.

    1. Eduardo Iáñez

      Jeje, Loren, qué buena bala la que me lanzas en este duelo al sol. Me siento como en una película, viendo cómo se acerca el proyectil a mi pecho y sin saber qué va a pasar.
      Magnífico, como era de esperar de tan alto caballero.
      Un saludo.

  4. Modes Lobato Marcos

    Lo sé.
    Nadie me ha invitado a vuestro chiringuito, pero si no lo digo reviento.
    Que pena que solo pueda quedar uno.
    Que dos relatazos, por favor.
    Enhorabuena, fieras.

  5. Dos micros contundentes desde estilos muy distintos, viva la diversidad.Enhorabuena y suerte. Pienso lo mismo que otros compañeros, lástima que solo pueda quedar uno.
    Suerte!!

  6. Begoña Heredia

    Esto es lo que tiene el azar, os ha unido injustamente,cualquiera de vuestros relatos es merecedor de llegar a la final,probablemente mas que otros que si llegaran,pero en un duelo de Titanes estas cosas pasan. Yo ,ya desde ahora,os doy mi enhorabuena

  7. Pues yo voy a ser politicamente incorrecto. Estimado Eduardo, has hecho un gran relato, de verdad, pero el de Lorenzo es de los de enmarcar. Compañero ¿cómo se hace para hacer algo así?

    Saludísimos pa todos.

Dejar una respuesta