Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

FASE 2E-Encuentro 5

2aPARTICIPANTES: Ana Fuster /Anna Lopez 

Los participantes aquí señalados tendrán que publicar en el espacio reservado a los comentarios de esta entrada del blog, un relato INÉDITO de un máximo de 100 palabras antes del plazo fijado y que cumpla las siguientes condiciones.

TÍTULO: Debe incluir un NÚMERO

APARECERÁ EN EL TEXTO: una cita

PRESENCIA SENSITIVA EN EL RELATO DE: el gusto

PERSONAJES: dos hombres y un niño

PLAZO: antes de las 20 horas del domingo 25 de enero.

Cumplido el plazo, el domingo 25 de enero recibiréis en vuestro mail un enlace para que votéis a un relato de otro encuentro (se os asignará al azar)

El resultado de este encuentro se hará público en una entrada general de la sección EnoTiCias.

8 Respuestas

  1. Ana Fúster

    SETENTA ESTA VEZ

    «Mientras espera a su cita, Luis paladea un sorbo de coñac. Adora el coñac porque aúna intensidad con sutileza. Quizá sea la fragancia que la copa recoge en su base y concentra en su cúspide, formando un remolino que deleita el paladar antes de rozarlo siquiera. Quizá sea la calidez con que inunda sus miembros, que siempre le recuerda lo mismo: cuando era niño, aquellas noches sentado frente la chimenea …».
    Javier deja de escribir. ¡Otra vez! Setenta y aún en el planteamiento. Esta crisis de verborrea que le aqueja va a destruir su exitosa carrera de microrrelatista.

  2. TRES INGREDIENTES

    Veamos… cocinaconniños.com… “deje que el pequeño escoja tres ingredientes. Recuerde que se trata de que el niño participe, no coarte su libertad y déjele experimentar con sabores y texturas”. ¿Qué puede salir mal?
    Martín (seis años, pelirrojo), observa divertido a su papá. —Gominolas, chocolate y petazetas —, repite con una sonrisa mellada. Juan no tardará mucho en llegar, es la primera vez que cenarán los tres juntos. Quizás debería haber escogido un restaurante, pero… ya es tarde.
    —Mmm… esta hamburguesa —dice Juan relamiéndose —, tiene un sabor… ¡y explota en la boca! —Martín y su padre se miran satisfechos.

Dejar una respuesta