Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

36. GANADOR, AL FIN (Carles Quílez)

Nunca antes había ganado ningún concurso de microrrelatos, pero en el certamen de epitafios organizado por la Asociación Necrofílica, vencí con un hiperbreve: “Fui”. Una vida entera resumida en una sola palabra. ¡Toma ya! Soy buenísimo.

La entrega de premios tendría lugar por la noche en el cementerio y al atardecer, un coche fúnebre vino a recogerme. Al entrar en el vehículo debí golpearme la cabeza y caer desmayado, pues no recuerdo nada del trayecto.

Cuando recuperé el sentido, el chófer cargaba mi cuerpo sobre su espalda. Tras recorrer un sendero que discurría entre tumbas, se detuvo ante un fastuoso panteón y abrió la puerta. Hedía a humedad.

Al fondo de la estancia, iluminada por velas, había una mesa alta de piedra. Tras ella aguardaban los miembros del jurado, ataviados con túnicas negras. Su aspecto era imponente.

El conductor me dejó sobre la mesa y sacó un cuchillo. Antes de que me degollaran, supe que todo había terminado. Pero algo salió mal: mi espíritu todavía no quería abandonar mi cuerpo.

Luego, esculpieron el epitafio en mi lápida. ¡Qué ironía: por fin un texto mío verá la luz; y mientras tanto yo, enmohecido, viviéndome de ganas de publicarlo en el Facebook!

39 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Pobre hombre, para una vez que logra su objetivo no puede alardear de él; ante esta triste realidad, el que aparte muera en una mesa de sacrificios resulta secundario. Habrá que tener cuidado con los concursos literarios a partir de ahora, más aún con los de corta extenskión.
    Un relato tan desenfadado como atinado, Carles, en el que recreas ese mundillo en el que muchos tratamos de bucear en busca de momentos de gloria, aunque sean hiperbreves.
    Un abrazo y suerte

  2. Caramba, Carles, da un poco de mal rollo… concurso de la Asociación Necrofílica, coche fúnebre, “debí golpearme”… Creo que no especificaban bien el premio al mejor epitafio.
    Y muy bueno el detalle final, al cambiar el “muriéndome” habitual por un “viviéndome” más apropiado al caso 😉
    Besos.
    Carme.

    1. El tema de la muerte, al que inevitablemente nos conducen los epitafios, al igual que el tema del fracaso e incluso el de la
      vanagloria, también admiten una aproximación humorística. E intrépido como soy, he decidido explorar un poco.

      Gracias por comentar, Elena y saludos cordiales.

  3. Mª Belén Mateos

    Buen relato con ese toque de humor e ironía. Desde luego ya es mala suerte, para una vez que gana el hombre… Aunque creo que no debió leer cual era el premio.
    Un final que me encanta ese “Viviéndome de ganas…”un espíritu que quedará eternamente atormentado por no poder contarlo en Facebook.
    Genial Carles, a ver si en esta ocasión tú si puedes contar que has ganado. 😉
    Suerte, abrazos.

  4. Carles Quílez

    Y sí, María Belén, la moraleja del cuento es que hay que leer bien las bases de los concursos, no sea que no sólo arramben con tus derechos de autor.
    Quedo pero que muy contento de que te haya gustado.
    Saludos cordiales.

  5. Ana Fúster

    Ingenio, humor negro e ironía aplicados a los concursos y los egos escribidores. Soy de las que no siempre se lee las bases completas, pero creo que tu relato me acaba de curar esa mala costumbre de golpe. Besos y suerte.

  6. Un micro macabro diferente. Un personaje que derrocha humor irónico (riéndose de sí mismo), que levanta sonrisas. Un tema, el del éxito y el fracaso. Un canal: las redes sociales. La actualidad y al surrealismo tomando forma en un micro Ganador.

    Un abrazo

  7. María Jesús Briones

    Bueno, buenisimo y divertido humor ¿negro?. o ¿real como la vida, perdón, muerte misma?.
    Me enloquece lo de “fui”, yo pensaba mandar el mío con “fue”, pero ya que me has quitado la palabra, procuraré un nuevo invento rotundo y contundente.
    Mucha suerte.

    1. Vaya, MJ, lamento haberte pisado el epitafio.

      Creo que tu “fue” en francés sería un epitafio aún más completo, porque en el idioma galo sería “fut” que suena igual que la palabra “fou”, que significa loco.

      Bien, disculpa por haberte colado esta disquisición que no conduce a parte alguna y recibe un saludo cordial.

  8. Salvador Esteve

    La victoria está inconclusa si no puedes mostrar a los demás tus triunfos. Me ha gustado mucho, Carles, esta historia terrorífica y a la vez divertida. Abrazos.

    1. Celebro que te haya gustado, Reve y te agradezco especialmente que destaques el “viviéndome de ganas”. La lengua de castellana no es tan dúctil como el inglés, pero también permite algún juego de palabras no académico.

      Saludos cordiales

Dejar una respuesta