Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

53. Hartazgo ( María Rojas)

El viejo faro, cansado de estar anclado, robó las alas a una gaviota y, decidido, emprendió vuelo.

16 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Me parece muy sugerente la imagen que nos muestras en tu relato. Incluso el que lleva amarrado toda su vida a algo o a alguién tiene derecho a soñar con nuevos aires. Y con la libertad. Muy adecuados los términos marineros evocadores que usas aun en un relato tan corto. Suerte, María. Un saludo.

  2. Martín Zurita

    Hola, María.
    Un hiperbreve magnífico el tuyo. Suscribo, palabra por palabra, punto por punto, el comentario de Jesús Garabato, insuperable glosando tu texto.
    Un beso muy fuerte y felices vacaciones estivales.

  3. Nuria Rubio

    B e l l í s i m o texto hiperbreve, María.
    No hay vuelos (de la naturaleza que sea) imposibles si existe voluntad para emprenderlos…
    Un afectuoso saludo desde un imaginario faro alado

  4. Hay ocasiones en que el hartazgo, y sólo el hartazgo, logra que hagamos el tan necesario cambio de vida. Felicito al faro por sus nuevas alas (los faros siempre se me han antojado lugares alucinantes).

    Por otro lado… ¡Pobre gaviota, jaja! Espero que, al menos, se la haya llevado con él.

    Muy tierno tu hiperbreve, MARÍA.

    Cariños,
    Mariángeles

  5. Ángel Saiz Mora

    Las gaviotas son sinónimo de vuelo y de libertad. Un faro es un símbolo anclado al terreno para servir de guía a los perdidos en su viaje de retorno, pero también tiene derecho a recorrer mundo y ver qué hay más allá de la orilla, tras ese mar monótono, a traspasar la línea del horizonte.
    Un canto a los viajes como evasión que abre caminos, con una exigente y nada sencilla economía de palabras.
    Un abrazo de verano, María. Suerte

  6. María

    Hola María, fíjate que tenemos un hermoso faro no lejos de esta tu casa. Lo imaginé sobrevolando mi calle, para posarse frente a mi ventana… Gracias por tan linda imagen. Me encantó tu historia. ¡Un abrazo!

Dejar una respuesta