Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

31. Inconfundibles

Inconfundible ese trasero respingón que pugna por levantarse incluso bajo el disfraz de caperucita. Imposible no reconocer las orejas carnosas y rosadas, aunque estén disimuladas bajo el casco de gladiador romano ¿De verdad piensa que el disfraz de Robespierre oculta su movimiento algo espasmódico al andar? Vine a la fiesta de disfraces pensando que lo pasaría en grande, al olvidar quien es quien bajo el disfraz….pero, ¿cómo no reconocernos?

15 Respuestas

  1. Hola, Reyes.

    Y es que el hábito no hace al monje y siempre, por mucho que nos disfracemos, somos lo que somos con nuestros culos respingones o caídos.
    Me ha gustado mucho.

    Unos besos.

  2. Gracias Manuel, me alegra haberte transmitido lo que pretendía…eso, que somos lo que somos, que un disfraz no lima nuestras asperezas ni endulza nuestras sonrisas, ni cambia lo más profundo. Esa pereza que le añades a la sensación de somos lo que somos le añade algo más a mi relato

Dejar una respuesta