Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

JUL136. CERTIDUMBRE, de Mei Morán

Se lo había prometido. Y ahí andaba, luchándolo. Si sonaba el móvil se ponía a silbar evitando así caer en la tentación de sacárselo del bolso. El ordenador procuraba no tocarlo para no mirarle el correo. Pero aquel día anduvo olisqueando todo el día la carta urgente que llegó por la mañana. No la abrió porque así lo habían acordado. La escudriñó durante mucho tiempo y al final le pareció percibir un perfume de aftershave. El aroma le pareció animal y empezó a imaginarse un ejemplar de hombre con mirada lasciva que no sacaba por nada los bigotes del escote de su novia. Las horas dilatadas de espera le sirvieron para componer una historia de traiciones y vileza imperdonables. Nada más cruzar la puerta le cruzó la cara. Ella le abandonó. Y él lo sintió mucho. En su soledad mostraba arrepentimiento y lamentaba sus actos. Sin embargo, estaba seguro que nadie se habría resistido ante pruebas tan concluyentes.

15 Respuestas

  1. Mei, me has engañado, pensaba que al final del microrrelato vendría el recurso que todo lo vira, pero no…, fue cruel y me golpeaste en el mentón. Lo agradecí, no te creas.

    Me gustó, lo que no, es lo que se cuenta: nadie está legitimado para pegar a nadie, ni ante la mayor de las injusticias, nadie.

    ¡Mucha suerte!

    Besos.

  2. Me pareció haber cargado el texto de la ironía suficiente para mostrar el cinismo del protagonista. Los celos enfermizos que le llevan a inventar historias. De ninguna manera justifico la violencia de género. Nunca.

  3. Mei, he tenido problemas para ubicar a los personajes. Pensé que el protagonista era una mujer por eso de sacar el móvil del bolso y me perdía. Luego, tras leer tu comentario me quedo claro. Los celos, esos demonios. Por lo demás tengo claro que no hay que confundir al narrador con el autor. La ironía está clarísima en el título. Suerte.

  4. Muy bien. Como siempre, Mei, nos traes un relato que nos llega, nos gusta, nos emociona y nos hace pensar mucho. Los “bigotes en el escote de su novia” me ha hecho sonreir y mucho. Sorprendente y didáctico relato. Un abrazo.

  5. Mei, nos llevas muy bien de la mano a través de la imaginación de un hombre celoso, de cómo él mismo se crea la cárcel de los celos con sus propias obsesiones, en caso clásico que parece de manual, de esos que luego acaban como maltratadores sin justificación (que de hecho nunca lo es, bajo ninguna circunstancia). Fina ironía desde el mismo título y excelente relato.
    Saludos y suerte este mes.

Dejar una respuesta