Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. LA CITA (PILAR ALEJOS)

Meses atrás, en el silencio de la noche, nuestras soledades se encontraron en la red. El anonimato y la oscuridad me infundieron valor, lograron que olvidase mi habitual timidez y propiciaron que me atreviese a responder a tu saludo. No tenía nada que perder. Me pareció que podría ser divertido.

Aquella conversación, que empezó como un juego, se fue convirtiendo en una necesidad. Tras largas horas compartidas, me despojé del escudo que me protegía y las palabras triviales iniciales derivaron en confidencias. Abrí mi corazón de par en par. Te hice partícipe de mis inseguridades, de mis miedos y de mis sueños. Tú hiciste lo mismo. Nos enamoramos, poco a poco, sin vernos.

Era el momento de encontrarnos, de dar rienda suelta a aquellos sentimientos que habían ido creciendo. Acordamos un día, un lugar y una hora para vernos por primera vez.

Llegué a la cafetería con el corazón desbocado por la emoción. Te busqué entre los presentes sin lograr reconocerte. Todos permanecían sentados de espaldas. Su mirada perdida se reflejaba en el cristal situado tras la barra.

Me sentía tan decepcionada que no supe descubrir cómo temblabas al verme entrar ni tus ojos enamorados bajo aquel maquillaje de payaso.

31 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    ¿El traje y los afeites serían, curiosamentesamente, para ocultar su timidez o su uniforme de trabajo? ¿la historia que nos cuentas podría ser como una metáfora sobre esa invisibilidad que sufren muchos? ¿o puede que sobre lo de que algunos solo ven lo que quieren ver? Aunque suelo tener preferencia por las historias “amargas”, por decirlo de algún modo, yo también estoy con que pueda haber otra oportunidad y consigan, al fin, encontrarse. Parecen estar hechos el uno para la otra. Suerte, Pilar. Besos.

    1. Jesús, se oculta bajo el disfraz y el maquillaje por miedo al rechazo, pero eso ha impedido que ella lo reconozca y puedan amarse. Espero que tengan una segunda oportunidad.
      Muchísimas gracias por tu comentario.
      Besos apretados.

  2. Pilar, muy buen relato. Una historia de encuentro y desencuentro, lástima que cuando deciden conocerse en persona no hayan sido capaces de leer sus miradas, ella por desconocimiento y él debido a su timidez.
    Los párrafos finales son para mí muy bellos, esa forma en que describes cuando ella entra y ve al personal con la mirada perdida reflejada en el cristal. Y luego el lamento de ella por no descubrirlo.
    Creo que estos enamorados se merecen otra oportunidad.
    Deseo la mejor de las suertes a este excelente relato.
    Besos.

    1. Javier, cuanto agradezco tus palabras. A veces nuestras inseguridades nos impiden vivir plenamente. Estoy segura que volverán a encontrarse, se darán una nueva oportunidad y esta vez ya no se separarán.
      Mil gracias por tu precioso comentario.
      Besos muy apretados.

  3. Martín Zurita

    Hola, Pilar.
    Empieza por encantarme el título de tu propuesta. Abre todas las expectativas al lector. Luego tu estilo fluido consigue que nos deslicemos por la peripecia como los patines de hielo por la pista, suavemente, delicadamente. Es un texto hermosísimo. Internet nos hace esclavos pero libres. Cómo no pasan los protagonistas de la palabra escrita, hasta el punto de que se enamoran escribiéndose, lo que no es un amor a ciegas, qué va. Como pasan de las palabras, de las frases, a los hechos. Y, vencida la timidez oculta en las letras escritas, ésta se revela de nuevo en la cafetería. Él aparece vestido de payaso para llamar la atención de su amada, o no llamarla, dándole a ella motivos para que se esfuerce en reconocerlo entre la gente, y ella le ve pero no sabe “descubrir” -qué verbo tan subyugante has encontrado-, darse cuenta del amor palpitante del hombre disfrazado de arlequín. Estoy con todos, necesitan una segunda oportunidad estos dos, dásela. El relato merece continuación. Un texto sobresaliente, Pilar, mi amiga, y admirada maestra. Merece mi más encendidos parabienes. Y un beso a tu altura, muy elevado.

  4. Ángel Saiz Mora

    Sus cerebros y sus almas han conectado, pero el miedo a no ser como el otro imaginaba, la inseguridad ante la propia apariencia, el terror a que algo tan prometedor se rompa en el cara a cara lo condiciona y estropea todo. Romper el hielo nunca es fácil, los principios no suelen serlo.
    Una idea muy bien desarrollada con un final que no es feliz, lo que lo hace más atractivo, las cosas no siempre salen redondas ni se comen perdices en todas las ocasiones, ni mucho menos, aunque si lo suyo va en serio de verdad volverán a darse una oportunidad, seguro.
    Un abrazo grande y suerte, Pilar

    1. Ángel, después de lo mucho que les ha costado encontrarse a través de la red no dejarán que el miedo al rechazo impida ese amor y se darán un segunda oportunidad.
      Muchísimas gracias por tu acertado comentario.
      Besos apretados.

  5. La palabra es doble protagonista de este texto. Una, porque es el móvil que mueve los corazones a buscarse sin encontrarse; dos, por la belleza que la autora le otorga al contarnos esta triste historia de un desencuentro. Besitos apretaos, Pilar.

  6. María José Sánchez

    ¡Qué bonito! Pilar, eres el amor en estado puro y eso lo transmites en cada palabra, frase, párrafo… Leer cualquier cosa que venga de tí es sentir que la vida es hermosa, pese a los golpes que da. Me encanta tu historia, está llena de ternura y emoción. No deja indiferente; la vives intensamente conforme vas avanzando en su lectura hasta el final. Estoy segura de que todo se arreglará entre ellos. Podrán con cualquier obstáculo, por grande que sea. Un sentimiento profundo puede con cualquier cosa.
    Nube de besitos, preciosa. Escribes como los ángeles.

    1. M. José, a mí me pasó como a ti. Fue ver la foto y surgió la historia. Al ver la mirada del payaso, me pareció que se escondía tras su disfraz y bajo esa gruesa capa de maquillaje. Reconocí ese miedo al fracaso en sus ojos. La historia no tiene porqué acabar aquí, confío en que se den una nueva oportunidad.
      Mil gracias por todas las bellas palabras que nos dedicas, tanto a mí como a mi micro.
      Besos muy apretados, amiga.

  7. Una pena que no cruzasen la mirada, unos ojos enamorados no pueden pasar desapercibidos, ojalá sean capaces de retomar la relación. Aunque también te digo que fue valiente este personaje,ir así vestido a tu primera cita demuestra mucho valor.

    Suerte Pilar y saludos.

  8. Salvador Esteve

    En la distancia, se puede saltar emocionalmente al amor con la seguridad de la red. Pero el amor tiene que mirar a los ojos sin maquillaje, y no tengo duda de que es más fuerte que la inseguridad, y, poco a poco, la capa de maquillaje será más fina. Me ha encantado, Pilar. Abrazos y suerte.

    1. Anónimo

      Salvador, si el amor es verdadero no le importará el aspecto físico. Se han enamorado sin tener en cuenta nada más que los sentimientos que transmiten sus palabras. Estoy segura que pronto perderán sus miedos y se atreverán a amarse.
      Muchas gracias por tu hermoso comentario.
      Besos apretados.

Dejar una respuesta