Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

92. La culpa no es de la lluvia

Hacía 3 días que no paraba, pero esa tarde, a la hora en que la mayoría vuelve a sus hogares, la lluvia era inesperadamente intensa.

Los desagües colapsaron y los ríos y arroyos escondidos bajo el asfalto y el “progreso inmobiliario”, reaparecieron en la superficie. Los trenes y subtes dejaron de funcionar, y la gente, desesperada por volver a sus hogares y encender la televisión, se empujaba para subir a los pocos colectivos que abrían sus puertas.

Camilo, quien días antes había dejado su pequeño pueblo, miraba extrañado, desde el asiento, cómo a su alrededor las personas insultaban porque el colectivo no avanzaba. El cambio climático, el gobierno, el chofer, el tránsito, los teléfonos celulares que fallaban, todo parecía mezclarse en un cóctel de enemigos con quienes desquitarse.

“Quizás ha llovido más de lo normal” – pensó Camilo.

Giró su cabeza para observar tranquilo la lluvia a través de la ventanilla, pero lo sorprendió un automóvil subiéndose a la vereda a toda velocidad y creando una gigantesca ola que cubrió con agua un pequeño refugio de cartón y diarios donde dormían una mujer con sus hijos.

Camilo tomó lápiz y papel y anotó: “la culpa no es de la lluvia”

3 Respuestas

  1. Salvador Esteve

    Damiano, muy bien reflejado, qué culpa tiene la lluvia de los excesos y despropósitos de los humanos. Me ha gustado. Abrazos.

Dejar una respuesta