Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

38. La duda de la sombra (María José Escudero)

Míralo. Rígido y distante, sigue sin superar las desengaños de la infancia. Averiguar que los Reyes Magos eran los padres y que los bebés no venían de París, le dejaron marcado para el resto de su vida. Y se ha convertido en un ser tan reticente y suspicaz que también se niega a dar crédito al pronóstico de las nubes y carga siempre con el paraguas, por si acaso llueve. Tampoco puede evitar volver la cabeza hacia atrás cuando camina, ¿lo ves? Lo hace con frecuencia. Es tortuosamente cauteloso. Atento a posibles amenazas, contraataca con rapidez y se distancia silenciosamente ¿Te das cuenta? Siempre está alerta. Por eso, todos los días, me acomodo en esta esquina y le saludo con cortesía, pero sospecho que a este tipo nadie puede echarle el guante porque sólo aspira a protegerse de los golpes de la vida y no se fía ni de su sombra. ¿Tú crees que en algún momento será dichoso? Yo lo dudo mucho. Tiene miedo, y nunca me dará una oportunidad.

10 Respuestas

  1. Esperanza Tirado Jiménez

    A veces ser tortuosamente cauteloso es demasiada tortura para poder vivir.
    Ojalá fuéramos siempre niños, inocentes y felices, pero hay que crecer y golpearse.
    Enhorabuena y Suerte

  2. Ana Fúster

    Bonito título ese juego de palabras con ecos de película de Hitchcock. En esta vida siempre hay que arriesgar, caerse, herirse, curar las heridas y estar orgulloso de las cicatrices. El exceso de cautela y suspicacia por miedo al dolor equivale a una muerte en vida, y tú lo has plasmado muy bien. Besos y suerte,María José.

  3. Hola, MARÍA JOSÉ. Con sólo invertir el orden de la conocida expresión “la sombra de la duda” has dado lugar a una historia triste, pero no por ello menos aleccionadora que me recuerda algo que leí el otro día en Facebook: los corazones rotos se pueden reparar, pero los protegidos se convierten en piedra; y eso es lo que le pasa al personaje cuya sombra lo padece.

    Un micro que gusta, y mucho.

    Cariños,
    Mariángeles

  4. Pablo Núñez

    Me ha gustado mucho que le hayas dado el papel de de relatora de la historia a la sombra. Me encanta cómo lo has contado y la reflexión que dejas en el lector. Ese final con esa pregunta en alto es todo un acierto y el título muy bello.

    Suerte y enhorabuena.

    Pablo

  5. Ángel Saiz Mora

    Tu protagonista humano (la sombra también lo es, además de narradora) es un ser en extremo sensible. Sufrió mucho en la infancia con las mentiras que se cuentan a los niños para mantener su ilusión, pero mentiras al fin y al cabo. Ha consagrado su existencia a ponerse una coraza, aunque ello suponga mermar y mucho su calidad de vida. Es el suyo un intento vano, pues nadie puede evitar los golpes que antes o después llegan y que son necesarios por mucho que él los tema, pues curten.
    A partir de la idea de no fiarse ni de su sombra, has creado un relato lleno de profundidad y muy bien contado.
    Un abrazo, María José
    Suerte

  6. En mi opinión el miedo da oportunidades a todo y todos como para fastidiar la vida de alguien. Vamos, que con poco el miedoso ya tiene problemas y eso lo retratas fenomenal. Lo que no acabo de enteder, por eso, es justo la última frase, que me desconcierta.
    Felicidades, en cualquier caso. Y suerte

  7. María José Escudero

    Las personas desconfiadas,recelosas, siempre piensan mal de los demás. Creen que se urde algo en su contra, se sienten amenazados y esto les incapacita para relacionarse con naturalidad incluso con su propia sombra.No se relajan, no dan y tampoco se dan una oportunidad.
    Muchas gracias por vuestra visita y por vuestros amables comentarios.

  8. Tiene razón tu narrador, nunca será dichoso, el miedo le atenaza y le impide abrirse y disfrutar. Se pierde muchas cosas, una pena. Y lo peor es que se estancó en los desengaños de la infancia, con la de cosas que hay por vivir el resto de la vida, en fin… Ojalá algo o alguien le haga reaccionar.

    Mucha suerte con el relato y saludos María José.

  9. El miedo limita a quien lo padece. La sombra acierta cuando afirma que este hombre nunca podrá ser feliz con su tortuosa cautela.
    Precioso título y buena elección del punto de vista narrativo.
    Mucha suerte, María José. Besos.

Dejar una respuesta