Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

13. LA PALESTRA (EPÍFISIS)

Áyax y Odiseo, giran mirándose a los ojos, los brazos por delante, agachados y dispuestos a saltar como un resorte para asir al contrario. Sus cuerpos brillan al sol por el sudor y el aceite que sus esclavos han extendido por sus cuerpos desnudos, musculados.
Luchan en la Palestra, con las gradas y las columnas en semicírculo, repleta de compañeros, mentores y sirvientes, que los jalean sin desmayo.
Traban sus cuerpos, resbalan, los jadeos y el frufrú del roce acallan los gritos, Odiseo hace voltear a su contrincante, colocándose a su espalda, como uña y carne, manteniendo el agarre más de la cuenta y va notando como su miembro se endurece notando el culo de su adversario.
Áyax se deja caer y le proyecta sobre su cabeza y queda en posición puente, intenta pasar al otro lado para desequilibrarle pero un obelisco se lo impide, desiste.
Se pone encima y con sus piernas lo abraza, sexo con sexo, separa con los pies los talones de Odiseo y el puente se derrumba, los omóplatos chocan en el suelo y Áyax le mantiene pegado a la palestra, cuenta, le mira a los ojos, deja de contar y le besa en los labios.

21 Respuestas

  1. Calamanda

    alejandro, tu historia está fenomenalmente contada,le has dado un giro a tu forma de narrarla sin perder tu estilo personal. Suerte y saludos

  2. Ángel Saiz Mora

    Esto podría ser eso que llama “saltar a la palestra”. Como en esas complejas relaciones de amor-odio, lo que comienza como una lucha competitiva y hostil, puede terminar en un cuerpo a cuerpo muy diferente, con razón dicen que el roce hace el cariño.
    Un abrazo y suerte. Epi.

    1. Ángel, quedan pocos restos arqueológicos griegos de las palestras, yo lo he recreado a mi entender.
      En la cultura griega no había tanta separación en las formas amatorias, que se lo pregunten a Alejandro, EH, al MAGNO, NO a mi, ja ja.
      Un abrazo y suerte para ti

  3. Jesús Garabato Rodríguez

    Casualmente, estamos en la semana del Orgullo Gay. Buen marco temporal para introducirnos en tu masculino y sensual relato. Un saludo, Alejandro.

  4. Salvador Esteve

    Jajaja, has llevado la frase “el roce hace el cariño” a su máxima expresión. Como siempre, original, sensual y divertido, Epi. Abrazos y mucha suerte.

  5. Me ha encantado la idea y cómo nos llevas al desenlace a través de esa puesta en escena que tan bien has descrito. De los que te he leído, uno de los que más me ha gustado. Mucha suerte !!

  6. Ana, las descripciones de los clásicos y las representaciones de los vasos griegos nos dan una imagen de lo que tuvo que ser este tipo de lucha libre, además de una homosexualidad, más que aceptada.
    Travieso soy, lo que no sé, es hasta cuando.
    Un beso

  7. María Jesús Briones

    Epi, sólo alguien como tú, puede bordar una historia como ésta. Cien por cien sensorial y apetecible de leer.
    Hasta tu próxima aportación, un saludo.

Dejar una respuesta