Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

77. La tregua de la nostalgia

Mirando al infinito, escucha las palabras varadas que le dejó un marinero en la orilla de sus desvelos. A pesar de que el recuerdo de su Neptuno se va gastando con el paso de los días, lo sigue esperando sentada en el muelle. Los años se han deslizado por su cuerpo sin la costumbre de mirarse a un espejo, y se sorprende al ver sus arrugas reflejadas en el agua. Aún no sabe lo caprichoso que puede ser el destino, mientras respira los trozos de brisa que le quedan al atardecer. Antes de volver al andamiaje de su rutina, en el horizonte atisba, asomado a la proa de un bote descascarillado, a su príncipe azul con una sonrisa casi imperceptible, como dibujada con un lápiz sin punta. En las manos le trae unos zapatos de cristal y en el pecho, atadas por el salitre del mar, cada una de las promesas que le hizo.

8 Respuestas

    1. Pablo Núñez

      Muchas gracias, Rafa. Curiosamente mi mujer también se acordó de Penélope cuando lo leyó. 😊.
      Un abrazo, supercampeón. Me alegra que te haya gustado la propuesta.

      Pablo

    1. Pablo Núñez

      Pues no sabes lo que me alegra que te guste, Vernay. Como has leído en Facebook, sí que me costó encontrar el tema y el punto de inspiración para escribirlo. Leyendo tus palabras veo que el esfuerzo ha merecido la pena.
      Un beso bien fuerte. 😘

  1. Enrique Mochón Romera

    Afortunadamente, tu historia acaba aquí, porque a ver qué tal regresa su amado (lleva razón Rafa al relacionar la situación con la de Penélope, e igual ya no es aquel al que espera ella), qué explicaciones da sobre esa prolongada ausencia y cómo funciona la relación después de tan prolongada pausa. En cualquier caso, ya sea real o lo esté imaginando ella, el final el muy gratificante, además de poner un broche perfecto a tan poética y romántica historia. Enhorabuena y mucha suerte, Pablo.

    1. Pablo Núñez

      ¡Hola, Enrique!
      Como siempre digo, la historia la debe terminar el lector, pero yo la pensé con final feliz, porque cuando se mira con el corazón y la locura no ha vencido aún a la espera, se reconoce al ser amado.
      Gratificante es tu comentario y que te pases por aquí.
      Abrazo, crack.
      Pablo

Dejar una respuesta