Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

86. Lady Macbeth (Cani Vidal)

-¡No puedo vivir así!

-¡Esto es lo que hay!

-¡Pero es hijo tuyo!

-¡Corten!, ¡Corten!

Terminado el capítulo 758 de su enésima y absurda telenovela, la vieja actriz Basilia Mirtha Ibarra Collado, la mejor  “Lady Macbeth” nunca vista en el Teatro Nacional de La Habana, se lamentó amargamente de que su gran rival en la escena le hubiera hecho vudú a su  carrera. No era otra que Acracia Mata, la que compitió sin éxito con ella durante años en el escenario, quien finalmente la destronó, sin que nadie sospechara  jamás de los medios empleados para conseguir su propósito, la cara más oscura de la Santería.

Ahora, endiosada y reina de la escena cubana, Acracia se regodeaba en su éxito sin mérito. Pero desde lo  más profundo de la vieja isla, donde habitan los antiguos dioses que vinieron de África, el orisha Obbatalá, señor de la justicia y la pureza, se dispuso a devolver el orden de las cosas. Y  para destruirla le envió, el peor de los temores para  una actriz.

Aquella mañana, en los ensayos,  apareció ante la vista  de la aterrorizada Acracia, la mejor y más joven de las Ofelias.

 

 

5 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Partes de dos personajes míticos de obras de Shakespeare, lo que constituye ya en sí mismo un homenaje que siempre es oportuno, a los que añades otros dos, también femeninos, de actrices con una rivalidad que se salda a favor de una de ellas con ayuda de la magia negra, todo ello en un ambiente caribeño. Al final, las cosas vuelven a recuperar un cierto equilibrio, el tiempo acaba por recolocar lo que se había salido de su sitio.
    Un relato muy pensado y trabajado, además de original.
    Un abrazo y suerte, Cani

  2. Cani Vidal

    Gracias Ángel, la misma suerte te deseo yo, es un placer leerte y congratularme con tus éxitos, que últimamente son muchos y merecidos

  3. La cara de Acracia todo un poema al ver que con la juventud de Ofelia nada puede hacer.
    Bueno y diferente, sí señor.
    Un abrazo Nani preciosa, y mucha suerte en ésta tu segunda vez.

Dejar una respuesta