Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

8. Lady Packington

Estaba indignada. Hacía tres horas que había pedido a Mollie, su criada, que fuera a preguntar qué estaba pasando. Todavía no había regresado.

Nunca imaginó Lady Packington que aquel viaje resultaría tan penoso. Los primeros días había acudido al comedor junto al resto del pasaje de primera. Sin embargo, no soportaba a esos americanos vulgares que alardeaban de sus millones: le recordaban al patán de su yerno. Había acabado recluyéndose en su camarote. Mollie se encargaba de traerle la comida y de atenderla. Sólo quería llegar pronto a Nueva York.

Hacía unas horas, aquel horroroso ruido la había despertado. Más tarde, escuchó gritos, una sirena. Tuvo que enviar a Mollie para que preguntara qué diantres estaba ocurriendo.

Lady Packington no se alarmó cuando advirtió que el barco se estaba escorando. Sólo comenzó a pensar que algo grave ocurría cuando por debajo de la puerta penetró el agua. Por un instante se le pasó por la cabeza el pensamiento de que no era como los otros pasajeros, que no había vivido como ellos, pero que moriría como ellos… probablemente.

–¡Mollie! ¡MOLLIE!

8 Respuestas

  1. Gloria Arcos Lado

    Parece que a tu protagonista el horror sentido hacia sus semejantes, a los que considera inferiores, le ha jugado una mala pasada. Posiblemente Mollie y esos horribles americanos se encuentren bien lejos, a salvo en un bote salvavidas.

  2. Isabel

    Qué bien distinto tuvo que sonar ese Mollie final respecto a la acostumbrada altivez de una dama a su criada.
    Cuántos casos distintos se darían en ese navío.
    Pobre Lady Packington.

  3. Reve Llyn

    Te las has apañado en pocas líneas para darle vida a un personaje y para decirme tanto de el que me alegre de lo que le pasa. (Bueno, un poquito de lástima en ese grito final también siento). Un saludo.

  4. Esperanza Tirado Jiménez

    Y Mollie se fue, harta de su histérica señora.
    En pocas líneas has conseguido retratar perfectamente el carácter de esta altiva Lady.
    Que da un poco de pena al final, como dice Reve, pero vaya con la señora…

    Suerte.

    Saludos.

  5. Hola Plácido,
    Tu microrrelato me ha resultado muy ameno. Te centraste en un personaje, eso está bien, en la minificción no da para mucho. Lo describiste bien y mostraste algo que suele suceder a los seres humanos: nos centramos tanto en nosotros y en lo que deseamos evitar, que tenemos menos defensas ante las desgracias.
    Gracias y saludos.