Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

115. LUZ (María Jesús Briones)

Cayó de las páginas de aquel libro del Sistema, empolvado en el desván.

Palpé su relieve, acariciando tu recuerdo. Disecada me devolvió a tu cuerpo.
De pié en el parque jugueteabas con un tallo de rosal, protagonista del pacto de nuestra amistad. ¿O existió algo más?.
El árbol, como un regalo, desprendió su hoja mas tierna, fue el lienzo donde plasmar nuestra alianza.
“La sangre ha brotado de las yemas como dos gotas de coral -dijiste-
Con ella mojamos nuestro labios.
Éramos dos sedientos en busca de una boca líquida hasta encontrarnos.

Un vigilante nos dispersó el futuro.

Te llamabas Luz e iluminaste mis ojos apagados

15 Respuestas

  1. Intuyo que hay muchos recuerdos escondidos entre las páginas de ese libro del Sistema. Y mucha vida por vivir en ellos. De lo que estoy segura es del nivel poético que has alcanzado: enorme.
    Un abrazo María Jesús.

    1. María Jesús Briones

      Esta vez me apeteció cambiar de registro. Me hace ilusión que te haya parecido poético.
      Un abrazo grande Paloma

  2. María Jesús Briones

    Juan Antonio, es para mí una satisfacción, que te hayas “atrevido”, a leerlo en voz alta.
    Mil gracias por haberlo hecho.

  3. Muy bonito, esa flor seca que le transporta a su adolescencia,seguramente a su primer amor.Y expresado de forma muy delicada.
    Un abrazo

    1. María Jesús Briones

      Gracias por tu comentario Asun, hay algo de ese primer pacto, de sangre en el relato.

  4. María Jesús Briones

    Ana: Sí, el vigilante municipal dispersó el futuro de los adolescentes, al separarlos de malas formas y el protagonista ciego, que ahora de adulto lo recuerda, no pudo seguir las huellas de la chica a quien prohibieron volver a verle. En ese pasado no existían los móviles.

    Gracias.

  5. María Jesús Briones

    Y cuanto daño, causaron al amor puro, en una época en que no existía la tecnología de hoy.
    Agradezco mucho su comentario.

  6. Salvador Esteve

    María Jesús, un relato poético y evocador. No hay vigilante que disperse un precioso recuerdo. Muy bueno. Abrazos.