Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. MAR ADENTRO

El tabernero observa al hombre que entra como si lo trajese la tormenta: camina con ese balanceo de las gentes de mar. El forastero paga cuatro copas por adelantado: si la ves vacía, llénala, impone desde la jerarquía momentánea que le otorgan las ocho monedas que ha dejado sobre la barra. Están solos, la tormenta y ellos: son esas horas de nadie que crecen en todos los bares de los pueblos pequeños.
El hombre bebe en silencio, soportando sin ayuda el peso de unos recuerdos estropeados por tanto alcohol y tanta lluvia. Cuando termina la última, sale de la taberna intentando mantener la dignidad de la línea recta, dejando tras de sí un endógeno olor a sal. El tabernero apenas lo entrevé difuminarse mientras lo devora la lluvia. Él, que nunca ha visto el mar, reconoce claramente el graznido de unas gaviotas sobre su cabeza, y escucha entre los truenos la sirena de un barco que acaba de zarpar.

11 Respuestas

  1. calamanda

    Fran, ese final crea desasosiego; las secuencias de la lectura se visualizan en muchos detalles; casi cinematográficos. suerte y saludos

  2. A mí me ha hecho recordar a Billy Bones y a John Silver, a esos viejos piratas que con botella de ron en la mano, no cortan el mar, sino vuelan. Parece que el mismo mar ha entrado a la taberna llevando la lluvia consigo hasta la misma puerta. Muy conseguido, Fran.

  3. Luisa Rodríguez García

    Me gusta mucho el relato, Fran. Ese mundo de marineros es muy especial y sugerente… Y, tal y como se empeña en demostrar la realidad, muy peligroso. Quizá por eso sean hombres hechos de una madera especial. Suerte y un abrazo.

  4. Me he quedado con ganas de saber más sobre este enigmático marino. Dan ganas de echarse un par de tragos con él. Las imágenes del bar potentes y muy bien narradas.
    Enhorabuena Fran. Un abrazo.

Dejar una respuesta