Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

98. ¡Máscaras!

¡Máscaras!

Siempre me dices lo mismo.

¡Máscaras!

Insistes hasta el tedio.

¡Máscaras a tu medida, máscaras de disimulo, máscaras que cubran la melancolía, máscaras que tapen mi desesperación!

¡Máscaras!

¿Desde cuando soy mi máscara?

¿Hace cuanto tiempo no veo mi verdadero rostro?

¿Quien soy? ¿Quien soy?

¡Quien…! ¿…soy?

Ni yo misma lo sé. Sólo comprendo que soy incapaz de mirar detrás de estas caretas que desde pequeña me enseñaron a vestir.

Ya estoy cansada.

Ya no puedo más.

No puedo seguir con esta farsa.

Quiero volver a vivir desde mi y no desde lo que los demás quieren que sea.

¿No os dais cuenta? -gritando- No puedo ser quien todos queréis.

Soy vuestra marioneta pero ¡se acabó!. Desde ¡ya! voy a buscar mis hilos y voy a cortarlos todos y cada uno de ellos.

¡No quiero ser máscara, no quiero ser marioneta!

Ahora decido yo.

5 Respuestas

  1. Isabel

    Hola Ana, muchas gracias.
    Sí, hay muchos tipos de maltrato. A veces son más obvios y otras más “enmascarados”. ¿Pero sabes qué creo? Que el peor maltrato es el que cada uno se da así mismo al permitir que el otro no nos respete y al consentir dejar de ser nosotros mismos.
    Quitarse esa máscara para mi significa ser libre y defender esa libertad de ser por encima de todo, con coraje y amor de verdad a ese “quien yo soy”.
    Besos

  2. Bartolomé López Lara

    ¿Qué hilos te quedan por cortar a ti, Isabel? Hasta donde yo se eres libre como un pajarillo. Ten cuidado de no cortar hilos sin los cuales dejaríamos de ser quienes somos. Por cierto, aquí están hablando de maltrato, y ese, que yo sepa, no es tu caso, porque nunca nadie te ha maltratado. Por lo menos de tu familia.
    Creo que deberías aclarar esto para no inducir a error a nadie. Mi parecer es que tu te refieres a la hipocresía en general, a las máscaras que la gente se pone, a veces una diaria, para no aparecer ante los demás tal como son porque les da miedo o porque no se fían al pensar que si aparecen tal como son los demás les pueden hacer daño si muestran puntos débiles.
    Tu verás. Tu escrito tiene, como todo lo tuyo, el sello de la autenticidad. No obstante, te recuerdo que tan malo es no llegar como pasarse, y que la virtud está en el término medio.
    Muchos besos mi preciosa niña.

  3. Bartolomé López Lara

    Ya se que escribes sobre un personaje. Pero ese personaje se parece mucho a ti……Por eso me he dirigido a ti en mi comentario.
    Nos vemos el jueves, Dios mediante, mi querida hija.

Dejar una respuesta