Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

MAY102. Y EZEQUIEL VIO LA RUEDA, de Juan Pérez

 El Hôtel Paris République alojaba “La Semana No Identificada” rendez vous de los chiflados ufólogos del Geipan y sus delirantes huéspedes internacionales. Celsio Yanes, un madrileño destacado por “Quark Omega España” constataba sin embargo, que este año las ponencias eran clorofórmicas y sólo le atraía una enigmática damisela inscrita como Princesa Nay Isoscele.
Durante el ambigú de la segunda noche, rondó convidándola a un Ricard:
-Alcurnia Selenita supongo.
La princesa era un silbido de mujer, vestía un modelo nacarado de Givenchy y sus ojos grises parecían preseas de museo. Aparentaba desarmarse al reir la ocurrencia. Simpatizaron y soslayando el proyecto ovni de esas jornadas, vivieron su encuentro en la tercera fase.
El séptimo día, la princesa advirtió a Celsio:
-Esta madrugada despego. Tendrás una oportunidad. Al pie del torreón oeste del jardín.
-Tienes abducción en la mirada -se quejó Él con arrobo.
Al conticinio, el hotel se sumió en un raro embrujo. Fue al cenador del patio y desde allí la vio donde dijo. Una rueda de nebulosa ambarina en el cielo proyectó un lampo sobre ella que succionaba elevándola. Celsio creía soñar, pero reaccionó al escuchar:
-¡Acompáñame!
Y no volvió a aburrirse nunca más.

13 Respuestas

    1. Anonymous

      Me gusta mucho tu cortesía, así que el microrrelato y un servidor te quedamos muy reconocidos S a n t i . Fdo: J u a n P é r e z .

    1. Anonymous

      Es justo como yo lo veo. En esta ocasión he tocado la parcela que La Fantasía comparte con La Ciencia Ficción. Eres muy aguda, y es un Honor que leas mis gollerías literarias. ¡Muy agradecido Calamanda! Totalmente abducido y “volado” . . . J u a n .

  1. Después del trabajo de documentación que ha aportado Ana U, no se me ocurre nada mejor que decir. El relato me ha encantado, su terminología, nada a propósito como ya está apuntado y su desenlace, aunque este último, por poner alguna pega lo encuentro un pelín atropeyado. Enhorabuena y mucha suerte Juan. Un abrazo.

    1. Anonymous

      El colofón de la historia lo he hecho adrede de esa manera. A esas alturas tanto El Héroe como este humilde amanuense que soy, estábamos abducidos y es verdad que se nota algo. Por tanto tu ponderación es un lujo y te doy Las Gracias. Eres convincente en tu redacción del comentario y brilla. Aquí tienes un amiguete que se llama J u a n P é r e z .

  2. Anonymous

    Parece que esta extraña temporada además de traspuesto con ciertos asuntos literarios, permanezco bajo el signo de Don Miguel de Unamuno- tú lo sabes- Me explico. Respecto al tema religioso, bien son ciertas muchas cosas respecto a “contras” de las que dices, pero mi especial carisma de católico me las ha mostrado siempre diferentes. Te recomiendo respecto a la superficialidad de Verdades de La Vida, Religiosa o no ( y apuesto a que está en tu bagaje cultural) la lectura imprescindible de “San Manuel Bueno Mártir” donde retoma Don Miguel la vieja máxima de Marx de “La Religión es El Opio del Pueblo” Todo eso está muy bien, y mitiga en mayor o menor medida nuestros temores; pero anestésicos existen muchos en La Vida del Ser Humano y para mi el peor no es La Religión. No voy a entrar en una disertación que prometería ser bastante chula, pero tienes razón, no estoy de acuerdo contigo, y sí, continúas con acierto al decir que soy comprensivo. Tengo una variante bastante marcada de Ecumenismo, y si no disfruto de una cortesía universal hacia quien es diferente a mí, pues apago y me retiro con mi quinqué anímico. No es mi caso precisar ese mitigar mi interior con La Religión. De todas formas por naturaleza humana, sí buscamos calmarnos ante el miedo a La Muerte. En mi caso, las penurias de La Vida, no me han hecho claudicar respecto a mi ideario religioso “au contraire, mon amie” : ¡He tenido Suerte pues me han robustecido! Acabo diciéndote que no era mi intención ser catalizador para que surgiera el asunto religioso, cada cual a Los Salterios que considere oportuno. Está bien este blog ocupándose sólo de Literatura y El Arte del Microrrelato. Tanta metafísica desbordaría.

    Ahora sí, y acabo. Tu postrer aportación sobre “Klaatu” ha sido fecundísima y mereces que tu comentario sea declarado “Más Bonito que Un San Luis” G r a c i a s que tienden a I n f i n i t o. This is J u a n P é r e z ! ! !

  3. Anonymous

    By the way! Que casi se me olvidaba con tanta disquisición de la que no puedo detenerme así me sometan a Hervencias de las peores -las medievales- : Por si lo dudabas, Ana, la diferencia de criterio no supone nada, e igual que en el pasado cuando eras anónima para mí en los comentarios [¡Qué etapa “Tan diver”!] , hoy escribiendo ambos todavía en estos tejemanejes y espero que en lo venidero, sigues siendo acreedora de Mis Consideraciones Más Distinguidas. J u a n P é r e z .

  4. “Y Ezequiel vio la rueda. Esta es la rueda que dice que vio” Qué fuerte. Cuando vi el título de tu relato es lo que se me vino a la cabeza, la serie “Investigación OVNI”, que decía eso en la presentación. Siempre la veía y era muy impactante para mí en aquella época. Te dejo un regalito:
    http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=yVVADz0Afss
    Y la frase que has puesto es de “Ultimatum a la Tierra”, que también he visto en las dos versiones, aunque me quedo con la antigua. Saludos, Don Juan.

  5. Anonymous

    Hola Juan Pérez, tendré en cuenta esa lectura de D. Miguel de Unamuno y quizás él consiga que se caiga la venda de mis ojos… como todavía no la he leído, todavía no tengo opinión. Sé que las palabras se quedan cortas para explicar el todo de lo que uno quisiera decir o expresar… no quiero decir que la religión sea el único/o el peor anestésico que pudiéramos tener… es uno más, para mí. Aunque para los que hemos sido católicos de verdad, no por obligación en ciertas épocas de nuestra vida, es uno de los mayores anestésicos y de los más extendidos en toda la humanidad de todos los tiempos. Tampoco digo que sea el peor pero tampoco es el mejor, sobre todo si lo sacamos de la vida de las personas y miramos hacia la gran estructura que se montan todas las religiones, desde la que manejan y manipulan no solo a personas sino a naciones enteras y donde llevadas las creencias como dogmatismos han conducido a todo tipo de desmanes y tropelías, además de inculcar en las personas humildes un terror psicológico y patológico al castigo de Dios. La religión católica favorecía la falsa caridad, dar mucho, pero siempre de lo que te sobra, muy humano por cierto. Siempre teníamos inoculado el sentimiento de culpabilidad, el de ser merecedores de castigos por todo, hasta por pensar y desear… todo podía ser pecado. También ha sido una forma de someter a todo el mundo aceptando su destino como una prueba de Dios y dejando a un lado la verdadera justicia y la redistribución de la riqueza. La mujer tampoco tenía un papel importante solo sera una mera auxiliadora. (Sigo abajo… si quieres leer, todavía)

  6. Anonymous

    Algunos de mi remedios son infalibles cuando surgen comportamientos y trayectorias nada ejemplarizantes: Sí que han existido curatos y clerizontes execrables, es el momento de hacer lo que se dice, no lo que se hace. Y bien es cierto que ha sido repugnante el papel que durante cientos de siglos se ha dado a La Mujer -¡pero no se crea nadie: Por Estados Laicos y otras estructuras de convivencia también!- En mi caso he tenido bonanza con la educación intramuros [Léase Mi Lar!]pues nunca mis familiares femeninas fueron tratadas con regustos antañones y desconsiderados. Y el conjunto del itinerario vital es para mí dichosísimo.

    Acabo diciéndote mi verdadero secreto: Me ha ido siempre bien con mis cosas y mis circunstancias, porque las he afianzado desde Los Prismas Contrarios. He leído literatura de todos los signos ideológicos y es la clave. El resto, es que Le Sonrío a La Existencia, y Ella a cambio, me devuelve al menos una mueca bienhumorada (Porque La Vida es toda una Dama)

    Y Tú, como todo, tienes mucha importancia.
    Gracias Maja.

    J u a n P é r e z . (¡¡¡ S i e m p r e ! ! !)

  7. “Tienes abducción en la mirada”.me parece una frase magistral. Solicito, Maese Juan, su aquiescencia para hacer uso de ella en el momento en que fuese menester. También me place “arrobo”, acerca del cual reitero mi súplica.

    Un abrazo.

Dejar una respuesta