Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

53. METÁFORA DE UN DEMONIO

No pude precisar por dónde entró la criatura que me atacó, mientras dormitaba en un sofá del salón, pero sus garras frías, aprisionando mi cuello, me alertaron del peligro. Instintivamente me levanté dando brincos; tirando puños y patadas, como un karateca.  Quien me amenazaba era un monstruo invisible, pero podía percibir su intención de engullirme. Nos enfrascamos en una lucha feroz hasta que, con gran esfuerzo y mostrando habilidades de contorsionista, pude deshacerme de su horrible contacto: ¡vencí a la bestia!

Intentando identificar al horrendo ente, miré alrededor y sólo pude ver, en el piso, a una lagartija, único testigo del duro combate: se veía tan asustada como yo y corrió a esconderse entre los hijuelos, fuera del tiesto, de una Mala madre. Aún con el corazón pugnando por salirse de mi pecho, me arrellané en el asiento y prendí el televisor, justo en el instante que Godzilla destruía una ciudad del Japón.

42 Respuestas

    1. Aquí he introducido algunos elementos que son una simple metáfora de monstruos, fáciles de identificar. No era mi intención hacerle trabajar, gracias Edita por la lectura y el comentario.
      Saludos.

  1. También es casualidad lo de Godzilla y el monstruo invisible de tu prota, al mismo tiempo. Me gusta el escondrijo que se busca la lagartija, y que gracias a ella, he descubierto una planta que no conocía.
    Te deseo mucha suerte.
    Saludos, Beto.

    1. Rosy, todos los elementos de este microrrelato están puestos intencionalmente. El monstruo invisible no lo es tanto, el protagonista no lo ve o su mente le juega una mala pasada. La Mala madre (Chlorophytum comosum) es una planta muy decorativa, que es a la que hago referencia en el relato; hay otra planta que en algunos lugares la llaman igual refiriéndose a las Kalanchoes y que se dice tiene propiedades curativas. Gracias por acercarse siempre a mis historias.
      Saludos.

  2. Ángel Saiz Mora

    Tu mención a Godzilla me ha traído recuerdos de la niñez, cuando veía películas con mis amigos en sesión matinal de los domingos en el cine de mi barrio. Me llamaba la atención que, con toda su monstruosidad destructora, a veces, en el fondo, no era tan malo, entonces se volvía más parecido a una entrañable lagartija que a un dinosaurio terrible.
    Un abrazo, Beto, y suerte

    1. Ángel, estoy contento de haberte traído esos recuerdos de tu infancia. Yo siempre he visto a Godzilla como una lagartija que ha mutado y a las lagartijas como a pequeños dinosaurios. Gracias por tu amable comentario.
      Saludos.

  3. J u a n P é r e z

    ¡Excelente muchacho, en líneas generales! No sé si era tu intención, pero el segundo párrafo me pone sonriente de tan bien traído que está. Para acabar, expresarte que es muy, muy singular. ¡Buen Martes! J u a n

    1. Estimado J u á n P é r e z, haciendo un mal plagio de tu estilo, te digo que me congratulo de verte por estos lares. Todo lo escrito en este humilde microrrelato está puesto con toda intencionalidad. Gracias por tus amables palabras y por encontrar alguna singularidad en la historia.
      Saludos.

  4. Towanda

    Hola, Beto.
    A mí también me has traido recuerdos de la niñez con ese Godzila. En mi casa, apagábamos la luz para ver la tele como si fuera el cine y luego echábamos a suertes (entre mi hermana y yo) quién se levantaba a encenderla.
    En cualquier caso, el primer párrafo da a entender o yo entiendo que pudo ser atacado por un ente demoníaco y esas cosas, mejor ni mentarlas.
    Un abrazo muy grande Beto y ¡¡suerte!!

    1. Towanda, Godzilla asusta a muchos a mí, particularmente, me parece un monstruo bobo, que, como dice Ángel, en el fondo no es malo. Con su tamaño y torpeza es difícil evitar los destrozos. No debe asustarse por el relato, muchos de los demonios están en nuestra imaginación y vemos monstruos donde queremos. Gracias por la lectura y el comentario.
      Saludos ¡campeona!

  5. Mar Horno

    A mí Godzilla siempre me ha parecido un monstruo bueno. La lagartija me encanta. Se come los bichos, no sé razón de que le gente le tenga tanta grima. Un abrazo.

    1. Hola Mar, me honra que pase a leer y comentar mi microrrelato. A mí también Godzilla me parece un monstruo bueno, aunque he leído que su creación surgió como una metáfora a las bombas atómicas lanzadas sobre el Japón. Las lagartijas son los reptiles más inofensivos que existen y no se justifican el miedo o el asco que algunos sienten al verlas. Gracias por pasar.
      Saludos.

  6. María Jesús Briones

    Quizás una lagartija representa, los horrores infantiles.
    Has hecho una estupenda relación entre una minima criatura y el descomunal Godzilla.
    Cualquiera de los dos inspira terror.
    Me ha parecido una historia muy bien narrada.
    Te felicito, Beto

    1. María Jesús, para algunos una pequeña lagartija representa la suma de todos los miedos, he visto a algunos familiares correr ante la presencia de este inofensivo reptil, creo que cuando ven una, piensan que es Godzilla. Gracias por dejar su comentario.
      Saludos.

  7. Mª Belén Mateos

    Curioso relato que anda entre demonios, lagartijas y Godzilla. Me gusta el escondrijo que encuentra: hijuelos de una mala madre y en como se arrellana en el asiento.
    Muy bueno, felicidades por ello.
    un abrazo.

    1. Hola Mª Belén, qué bueno que este relato le parezca curioso, a veces es difícil distinguir a los demonios de los monstruos, para algunos son la misma cosa. Los humanos calificamos de monstruo a una madre que abandona a sus hijos y creo que eso también piensa de esa planta que se desprende de sus hijuelos y la han nombrado Mala madre. Gracias por la lectura y el comentario.
      Saludos.

  8. Patricia Mejias Jimenez

    Muy bueno. Me ha recordado La esfinge de la calavera de Poe. En esos estados alterados de conciencia la mente transmuta elementos inocentes (como la pobre lagartija) a entidades diabólicas de planos inferiores. Este protagonista se sumergió en un plano astral donde sus monstruos personales vinieron a atormentarlo; no me extrañaría que esa lagartija le hubiera caminado por todo el cuerpo y él luchando contra la forma invisible.

    1. ¡Perfecto Patricia! Un análisis e interpretación que devela mi intención al escribir este relato, esa reacción a lo desconocido cuando sentimos que algo (que no vemos) nos camina por el cuerpo y apelamos a nuestro instinto de conservación. Hace mucho que leí el relato la “Esfinge de la calavera” de Poe, de hecho lo había olvidado, he vuelto a releerlo y, guardando la distancia, sí, mi intención es mostrar ese estado alterado de la mente. Estamos contaminados por los estímulos del medio ambiente al que nos exponemos: un libro, una leyenda, una película, etc., que nos impregnan de miedos y temores que se gravan en nuestra imaginación y nos hacen ver monstruos donde no los hay: tendría usted que ver la reacción de mi esposa, cuando una lagartija le caminó por su cuello.
      ¡Bravo! Quedo más que complacido con su lectura y comentario.

  9. salvador esteve

    Cuando la imaginación se apodera de nuestra mente pasa a dominar nuestra percepción. Una sombra, el movimiento de una cortina, o, como en tu relato, el cosquilleo de una lagartija, se convierten en monstruos acechando. En contraposición, Godzilla, una criatura destructiva pero que ya racionalizamos con nuestros sentidos. Me ha parecido un relato muy interesante que indaga en la vulnerabilidad del ser humano. Abrazos, Beto.

    1. Así es Salvador, completamente de acuerdo contigo. En este microrrelato he intentado mostrar la mala pasada que nos juega la mente y el temor a lo desconocido, lo que nos hace “vulnerable”. Gracias por tu gentil y acertado comentario.
      Saludos.

  10. Hay muchos monstruos, y a algunos parece que los vestimos nosotros con nuestra imaginación o experiencia de vida. Un relato que se va dibujando en interrogante en el que nos ofreces un “quién es quién” lleno de intenciones. El título creo que ayuda a la interpretación, aunque creo que es un relato que se podría interpretar de maneras diferentes dependiendo de lector. En cualquier caso, lo veo muy trabajado y sobre todo con la intención de construir a partir de una idea muy clara ya desde el principio. Mucha suerte Beto 🙂

    1. El tópico de los monstruos da para mucho y una muestra de eso son las excelentes historias que este mes se pueden leer en ENTC, como tú dice, la mayoría de los monstruos son producto de nuestra imaginación. Aunque he dejado claves intentando que se entienda lo que quiero contar, creo que sí, cada lector también puede darle una lectura diferente, lo que para mí es muy bueno porque, en cierta medida, enriquece la historia. Gracias Juan Antonio, por honrar con tu lectura a mi texto y el comentario.
      Saludos.

  11. Beto yo creo que el monstruo está en su imaginación y esos son los peores, porque son tan grandes como seamos capaces de pensarlos. El estar solo en casa viendo una peli de monstruos (aunque sea Godzilla), el sustillo de la lagartija, hacen que la escena parezca cotidiana y nos recuerda a los miedos que todos tenemos en muchos momentos.
    Un abrazo.

    1. Beto Monte Ros

      Asún, dicen que si algo entra a nuestra imaginación, entonces podemos materializarlo y por eso, quizá, le tenemos miedo a los monstruos. Con todos los estímulos de la cotidianidad, no es raro encontrarnos con alguno que alimenta nuestros miedos. Gracias por llegar hasta mi relato y dejar su comentario.
      Saludos.

    1. Beto Monte Ros

      Hola Sotirios, creo que Godzilla, en el televisor, fue un reforzamiento a sus temores o, quizá, una casualidad. Gracias por pasar y dejar tu amable comentario.
      Saludos.

  12. No se pueden ver tanta películas de monstruos, que luego las lagartijas se convierten en extrañas criaturas que nos invaden.
    A veces la situación más tranquila puede convertirse el algo abominable si nos dejamos vencer por la imaginación.
    Besos y suerte

    1. Beto Monte Ros

      Estoy de acuerdo Puri, el medio donde nos desenvolvemos condiciona nuestra mente. Gracias por pasarse a leer esta historia y dejar su comentario.
      Saludos.

  13. jeje, me has arrancado sonrisas, después de tantos monstruos malignos que pululan por aquí. Por el tomo inicial sospeche que eran invenciones y así ha sido, una pesadilla. Además, muy visual. Quizás, solo quizás, sobre la última frase. En fin, que tengas suerte.

    1. Beto Monte Ros

      Hola Amparo, me alegra que este microrrelato le haya provocado esas sensaciones y si la he sorprendido, mucho más.
      Si hay un monstruo en MAYUSCULA, sólo hay uno y es el de esas “Voces” que nos ha regalado este mes y que reitero: ¡mi favorito!
      Gracias por la lectura y el comentario.
      Saludos.

  14. Beto Monte Ros

    Hola Ximens, me alegra verle por mi relato. Quería que este microrrelato tam-bién fuera divertido y por su sonrisa, parece que lo he logrado. Su interpreta-ción de la lectura, como “pesadilla”, también es factible. Esa última frase es necesaria, como parte de la metáfora en la historia que quiero contar. Me gusta y agradezco su comentario, muchas gracias.
    Saludos.

Dejar una respuesta