Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

83. MIS AMIGAS LA INJUSTICIA Y LA IMPOTENCIA

Caminar hacia delante mirando hacia atrás nunca fue tarea fácil, pero se acostumbró. Se acostumbró a que la mala suerte se cerniera sobre su cabeza como el sirimiri, y se fue empapando. Cada vez su cuerpo pesaba más y su mente se ralentizaba. Hubo momentos en que intentó cambiar, aferrarse a los días de sol. Pero nunca supo protegerse y los rayos ultravioleta la quemaban. Hace mucho tiempo creo que sabía cuidarse, pero esos días ya no volverán. Entonces tenía una vida, una casa, un marido, unos amigos. Ahora tan sólo tiene su vida destartalada, su cuerpo malogrado, su mente desaprovechada, y una familia que no sabe que hacer con ella.

Ella cuidó de mí cuando yo era pequeña, de todos nosotros, incluso el nombre que llevo se lo debo a ella. Cada vez que la dejo, mis pies marchan hacia delante y mi corazón hacia atrás. Una pena inmensa me acongoja. Una rabia profunda se marca en mi interior. A menudo me siento culpable porque toda la suerte que yo tengo en la vida parece que se la quitan a ella. Y encima, nos da las gracias. No deberías dárnolas, es lo menos que podemos hacer.

3 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Dicen que este mundo es un valle de lágrimas. Ciertamente la vida no es fácil para nadie, o no lo es siempre, pero hay personas a quienes la desdicha en cualquiera de sus formas o en varias a la vez no deja de golpearlas, no importa cuanto resistan o luchen, están marcadas por el infortunio; como en los dibujos animados, parece que una nube negra les persigue allá donde quiera que vayan y hagan lo que hagan por tratar de evitar su aciago destino. Que la fortuna no está bien repartida es algo de lo que nos damos cuenta a nada que observemos la realidad en su conjunto y a las personas en particular. Las personas que son conscientes del privilegio que tienen respecto a otras menos agraciadas tienen mucho ganado en humanidad, como parece que le ocurre a tu narrador o narradora, en un relato que no descartaría que tuviese algo de real, aunque puedo equivocarme.
    Un abrazo y suerte, Estíbaliz

Dejar una respuesta