Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

108. MIS RECUERDOS

Apenas tenía 10 años cuando mi madre y mis tías me llevaron por primera vez a la misa de difuntos,  que como cada año se celebraba en el cementerio del pueblo para conmemorar el día y orar por todas aquellas personas que ya no pertenecían a este mundo. Creo que fue la única vez que pisaba un cementerio, hasta ayer que tuve que volver.

Recuerdo un frio estremecedor que recorría mi espalda. Enfrente de mí y a la derecha del cura que oficiaba la misa, estaba ella. Una mujer hermosa, blanca y con una sonrisa. Yo notaba su dulzura cada vez que la miraba. Pregunte a mi madre quien era, su respuesta fue “Silencio” cuando termine la misa hablamos.

¡Qué largo me pareció aquel rito que helaba mi cuerpo!

Al término pregunte a mi madre y mis tías quien era aquella señora tan elegante y tan dulce. Nadie la había visto. Pero ella ya formaba parte de mi vida, y estuvo presente en todos mis grandes acontecimientos, cuando el accidente ella me sostuvo, en la operación ella me cogió la mano… Ayer volví a ese cementerio,  y allí se despidió de mí.

8 Respuestas

  1. Misterioso relato, no se desvela quién era esa mujer dulce, pero según creo ahora están los dos del mismo lado y van a poder conversar.
    Me ha gustado la forma de describir las sensaciones del niño y el mundo de adultos que no se para a escucharle, nos metes muy bien en esa escena cotidiana de costumbres marcadas por las fechas del calendrio.
    Un abrazo

  2. ¡Pobre niña! (o niño) Y qué mal rollo la señora de blanco, tanto si es la muerte como si es alguien/algo que acompaña a los que van a morir.
    Bien narrado, consigues el efecto deseado.
    Saludos.
    Carme.

Dejar una respuesta