Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2018 – R1 – Encuentro20

Los participantes con los seudónimos :  MARYLIN MONROE- GAUDI- WHITNEY HOUSTON

 

Esta ilustración NO entra en concurso.

 

Deberán escribir un relatazo digno de este concurso que se ajuste a estas bases

PLAZO : Antes del domingo día 16 de septiembre a las 24 horas peninsulares españolas 

Relato que TRANSCURRA en : LA CASA BLANCA 

Deberá contener una de estas dos frases (o las dos, si os atrevéis)

          a) Una mañana me desperté y maté a un elefante en pijama

          b) ¿Quieres un chicle?

EXTENSIÓN máxima de 150 palabras (frasecita(s)) no incluida(s)

TODO LO DEMÁS: estilo, época histórica, temática etc es LIBRE

 

Deja aquí tu relato

Votación de este encuentro

Votación a mejor ilustración de Arquitectura

7 Respuestas

  1. Angelito

    Ayyy que bonitooo !! La casa blanca, Marylin, Whitney, los presidentes… A ver si aparece el guardaespaldas con su carita angelical!!! And I Will always love youuuuu

  2. Melisima

    FAKE NEWS de WHITNEY HOUSTON

    Él es un tipo atento y detallista. Para ella, licenciada en lenguas vivas por La Soborna, son sus primeras prácticas laborales. Tras superar con sobresaliente la prueba oral en el Despacho Oval, el Presidente, preocupado por cómo le habría quedado el aliento, saca un Chewing sabor a fresa del bolsillo de su chaqueta –que sí llevaba puesta– y se lo ofrece:
    –Mónica, ¿quieres un chicle?

  3. Melisima

    Secuestro en La Casa Blanca de MARYLIN MONROE

    Parece que ya acuden al rescate las Fuerzas Ultraespeciales. Miedo me da —la última vez que actuaron destrozaron medio Museo Nacional intentando atrapar a un supuesto ladrón—, aunque es la primera medida de las previstas para estos casos. Por el ruido calculo que viene el comando entero. Les encanta comunicarse en clave, decir cosas como “Una mañana me desperté y maté a un elefante en pijama” o “¿Quieres un chicle?”, por más que quien las recibe no acabe de entender nunca el mensaje. También les gusta bastante entrar dando vueltas por el suelo. Pero sobre todo ponerse las gafas de visión nocturna, algo que hacen incluso sin que haga verdadera falta. De momento mis raptores han logrado escapar, lo mismo que habría hecho yo de no estar inmovilizado. Ya están cerca. Se oyen choques, protestas, disculpas, caídas, gritos ahogados…, y veo llegar un artefacto rodando hasta mis pies. Se ve que han vuelto a confundir las bombas de humo con las granadas.

Dejar una respuesta