Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

Mnstrscp2018 – R5 – Encuentro1

Los participantes con alias EDGAR ALLAN POE y MARILYN MONROE

deberán batirse en duelo con un relato acorde a las siguientes bases:

 

PLAZO : antes de las 12 de la noche del domingo 14 de Octubre

EXTENSIÓN : 150 palabras MÁXIMO, título NO incluido.

Este encuentro está dedicado a los DUELOS A ESPADA

 

  • 1) Puede ser historias de mosqueteros, medievales, sables laser espaciales… lo que queráis siempre y cuando haya un duelo a espada.

 

  • 2) Podrías también, versionar algún duelo, escena de alguna película, utilizar personajes que reconozcamos como espadachines, D’artagnan, Cyrano de Bergerac…

 

  • 3) También, al ser la ronda del cine, podéis presentar relatos de rodajes de películas, escenas de cine siempre que aparezca un duelo a espada.

 

Recopilatorio de escenas de duelos a espadas y una de mosqueteros

 

Deja tu relato AQUI

Vota aquí

 

3 Respuestas

  1. Melisima

    Realidad virtual de MARYLIN MONROE

    Sin saber de dónde había salido, de repente veo ante mí un espadachín diciendo: «¡¡No queda sino batirnos!!». Al principio pensé que me confundía con alguien, pero antes de poder abrir la boca, ya me estaba atravesando con la espada, mortalmente a todas luces. Sin embargo, en lugar de morir, mi cuerpo parpadeó varias veces, y en pocos segundos estaba recuperado. «¡¡En guardia, villano!!», dijo ahora, sin dejarme respirar siquiera, para enseguida asestarme otra estocada. Y de nuevo aquel parpadeo… Observé entonces que yo también iba armado, conque al siguiente ataque, además de esquivarlo, logré responderle, si bien solo le hice un siete en la capa. Lo peor fue que me envalentoné algo, y arremetí sin cuidar la defensa, pereciendo definitivamente en su postrera reacción.
    Con el corazón desbocado y el agua por la barriga, empecé a comprender que lo que me habían regalado no era un traje de buceo.

  2. Melisima

    La doble aventura de Robin Hood de EDGAR ALLAN POE

    Parada. Romper. Lanzarse a fondo. Tres escalones arriba, dos abajo. Dejar caer al doble de Basil Rathbone; saltar de la escalera, siempre sonriendo. Errol trataba de recordar la coreografía de la pelea, mientras las muñecas le dolían y su cuerpo transpiraba vodka por cada poro. Tenía una resaca espantosa, pero se sentía eufórico. Las productoras se lo disputaban y las mujeres hacían cola en su puerta. Durante el rodaje había conseguido seducir a su compañera Olivia y, aunque no recordaba mucho, debía haberse comportado como un semental, porque ella lucía últimamente una enorme sonrisa. Lo único que le agriaba el humor era el empeño de Jack Warner en contratarle un doble. ¡Como si alguien pudiera sustituir al gran Errol Flynn!
    Mientras, en su camerino, la señorita de Havilland emitió un voluptuoso gemido, cuando el doble de Errol volvió a emplearse a fondo con su estoque, por tercera vez aquella mañana.

Dejar una respuesta