Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

76. No le gustan la bicis (Rosy Val)

¡Odio las bicicletas! No sé el por qué de esta animadversión, ¡si nunca me han hecho nada!, pero jamás se me ocurrió pedirle una a los Reyes ni me daba envidia ver a amigos montados en ellas. Mis hermanos sí que tuvieron alguna, aunque eso fue antes de nacer yo, justo entonces desapareció papá.

Cada domingo nos reunimos en casa y observo la foto, la del aparador, a la que le falta un trozo. Están: Josechu, Felisín y mamá. Además, se ve un cachito de lo que parece el manillar de una bici. No sacian mi curiosidad y empiezo a sospechar; mi madre y mis hermanos están compinchados… también que son los autores de las pintadas que, de vez en cuando, aparecen en el escaparate de la tienda de bicicletas que hay debajo de casa. Ahora la regenta Rosaura, sobrina de la anterior dueña. Me cuenta que… ¡era guapísima!, pero que repentinamente se fue de la ciudad y lo abandonó todo. Alguna vez me invita a dar una vuelta. Creo que le gusto, mas yo le digo que las detesto y que no sea tan fresca: ¡Que estoy casado, que tengo una niña y otra en camino!

28 Respuestas

  1. Ton Pedraz

    Bello, lindo. ¡Esa historia que se repite, eligiendo nuevos protagonistas!
    Mucha suerte Rosy.
    Ton.

  2. Javier Palanca

    Vaya, Rosy, que buena historia de ocultaciones familiares por un lado y ese intento de repetición de la historia que se colapsa.
    Bueno y esa animadversión a las bicis sin consciendia de por qué.
    En definitiva, mucho en tan poco. ¡Estupendo!

    Abrazos

    1. Mejor que no este no saliera al padre, verdad?
      Gracias, Javier, por tu visita, pero que sepas… que aún sigo noqueada con tu micro. ¡Cómo vamos a sobresalir algunas con trabajos así!
      De nuevo, suerte con él.
      Más abrazos.

  3. Ángel Saiz Mora

    Dicen que la historia se repite, aunque en este caso, parece que el protagonista, abocado a ello, ya viene prevenido, además de escarmentado, y puede que el cuento cambie. Las bicicletas de tu relato son, más que nunca, el símbolo de una escapada, de una huida y hasta el pasaporte a lo prohibido.
    Muy bien contado, Rosy.
    Por este orden o por otro, da igual:
    -Te deseo suerte
    -Te envío abrazos afectuosos
    -Quiero que pases un gran verano, con o sin bici.

    1. Ángel, qué gozada compartir contigo tantos espacios… a ver, a ver, si con tanto encontronazo se me pega algo.
      El verano mejor con bici, y si encima recibo tu afecto… en cuanto a la suerte, voy a ir comprando unos higos, porque las brevas… 😉

      ¡Feliz agosto!
      Un besote

  4. Hola Rosy, vaya con las mujeres de esa familia jajaja. Te diré Que hay toda una teoría y muchas experiencias que explican las alergias desde la misma óptica. Sock traumático y desencadenamiento de la alergia es todo uno.suerte Rosy y un buen mes de agosto.

    1. Mercedes, mis mujeres, son de bicicletas tomar… jajaja
      Interesante lo que me cuentas… me voy a curiosear al primo Google.
      Gracias, un abrazo y feliz agosto.

        1. Pues muchas gracias Mercedes, por descubrirme un tema tan apasionante y que desconocía, totalmente.

          Ah! y a mi protagonista acabo de informarle que ese rechazo hacia las bicicletas ya lo recibe, como si implantado, desde el útero materno. 😉
          Un abrazo

    1. Hola, Belén, muchas gracias por tus amables palabras.
      Y estupenda tú, por la selección que tienes entre manos…… te deseo mucha suerte.

      Un abrazo

  5. Salvador Esteve

    Las ruedas de la bicicleta nos predisponen a una historia cíclica: mujeres con un ADN con tendencia a enamorar al vecino de arriba, con las confrontaciones emocionales que esto conlleva. Muy bueno, Rosy. Abrazos y feliz verano.

    1. María, aunque no quise tanto hacer una historia triste, me alegra que se entienda tan bien. Espero que estés teniendo un estupendo verano.
      Un abrazo

  6. Mª Belén Mateos

    Un buen relato con secretos, odio desconocido, curiosidad e historias que pretenden ser repetidas. Sencillez para un gran texto.
    Genial.
    Un beso Rosy, mucha suerte guapa.

  7. Es verdad que hemos coincidido en el odio a las bicis de nuestros protagonistas, y en los secretos de familia que se tejen alrededor de las bicis.
    En el tuyo el final da una vuelta más al destino, que siempre es caprichoso.
    Un beso.

  8. Vengo a leerte después de ‘espiar’ el comentario que le has dejado a Asun y te doy la razón. Creo que habéis urdido unas historias paralelas con el toque personal y emotivo de cada una de vosotras. Suerte, Rosy, que las personas como tú la merecéis.