Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

NOV122. EL CUERNICANTOR, de Igancio Daniel Uranga

Le alejan a golpes de la ciudad al fondo del grabado. Dos alguaciles a caballo le castigan la espalda. Cabizbajo, trota en una mula con campanillas en la cola. Suenan de aviso a los aldeanos en los olivares de las laderas.
Lleva un raro sombrero; con dos ramas de avellano cogidas a la cinta de cuero en la frente; dos salientes apuntando hacia arriba, como los que destacan en el toro. El tocado de un cornudo con culpa; de un cornudo con queja; de un cornudo indiscreto, de un cornudo cantor.
La mujer, a la jineta en un asno; lejos del marido, en compañía de galanes a pie. Ellos llorosos; ella con media sonrisa, la cabeza girada, la mirada en las casas a lo lejos, con el deseo de regresar ya sin esposo.
Un obispo con cayado asoma en la cima del monte. Detrás suyo, una iglesia, y un castillo arruinado.
La leyenda escrita al pie de la escena: Por hablador, a nosotros sin impuestos y a los mozos sin consuelo.

7 Respuestas

  1. Gracias a todas por leer el cuento. El grabado existe, es de la época del siglo de oro, de utor anónimo. Representa el castigo a un cornudo por hablador. Las rameras de entonces pagaban a las curias municipales por mantener su oficio – Ana. U.- también cobraban los religiosos cuando la ciudad pertenecía a la jusrisdicción eclesiástica.
    Había una película llamada Tiburón. El tema tiene similitudes. En la playa los comerciantes se enfrentan con el biólogo, les estropea el negocio si avisa del peligro para los bañistas. El cornudo indiscreto obliga, por decir que su mujer se acuesta con otros hombres, a intervenir a las autoridades. Es pecado, y el pecado no puede consentirse…pero da dinero, a la ramera, al marido, y a los cobradores de impuestos.
    Siempre habrá fariseos. Es lo que denuncia, en realidad, el grabado.

Dejar una respuesta