Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

26. Pondré a tus pies el firmamento (Lola Pacheco)

 

Cuando Neil volvió a casa tras su viaje de negocios, su mujer le recibió como siempre con ojos de niña mimada:

– ¿Qué es, qué es? – preguntaba impaciente. Colocó sobre la mesa una pesada caja que ella abrió en segundos – ¡La luna! ¡Me la has traído!

Neil colgó el satélite del techo y bajó las persianas. El salón quedó invadido al instante por una tenue luz plateada y el desenfreno de los que reviven su luna de miel. Durante meses todo fluyó dulcemente en aquella estancia: cenaban a la luz de la luna, hacían el amor, escuchaban a Fiordaliso entre miradas cómplices…

Pero hace unas semanas, su mujer le ha dicho que quiere ser madre, y que sería ideal preparar antes un soleado cuarto de juegos para el bebé. Y Neil se ha visto debatiéndose entre el deseo de complacer a quien más ama y una incipiente conciencia social. Porque la humanidad podrá subsistir sin mareas ni lunas llenas, pero hacerlo sin puestas de sol…

Ahora Neil se asoma apesadumbrado al balcón buscando respuestas en las estrellas; sigue preguntándose si habrá tomado la decisión correcta, y solo tiene claro que, en caso de ser niño, se llamará Lorenzo.

 

21 Respuestas

  1. Modes Lobato Marcos

    Pues vaya parienta caprichosa se nos echó el bueno de Neil Armstrong…
    Primero quiere la luna, luego…el sol.
    De que va? No puede pedir un piedrolo, o un perfume, o el cd de Kiko Rivera…
    Y encima el amigo Neil va y se lo trae.
    En vista de que la nueva glaciación está en marcha yo me voy a echar una novia. Que el invierno va a ser duro. Y largo.
    Algun@ voluntari@ ?

    Relato rebosante de imaginación e ingenio, con un puntito poético y cargado de magia.

    Mola (pero ojalá le salga niña).

    1. Lola Pacheco

      Ay, Modes, es que el bueno de Neil está enamorao hasta las trancas, y de una latina… No te digo más.
      Y en cuanto al bebé, si es niña, pues lo suyo sería ponerle Catalina, aunque me temo que acabe llamándose como la madre: Jennifer Elizabeht del Carmen (la conoció en Brooklyn).
      Gracias por comentar.
      Abrazos microlunáticos.

  2. Eduardo Iáñez

    Es interesante el punto de partida, recogido en el título, y que creo que ya nos ha inspirado a más de uno por aquí.
    En efecto, como ya ha dicho el sabio Modes, el punto poético está en perfecto equilibrio con algunas notas de ciencia-ficción (de anticipación, en sentido estricto), y la imaginación está presente de una forma amable, generosa, que da una idea muy humana del amor de pareja.
    Me ha parecido muuuuuy curioso. Enhorabuena y suerte.

    1. Lola Pacheco

      Eduardo, cuando leí la palabra “luna”, rápidamente me vino a la cabeza la canción a la que hago referencia, y le di la vuelta: ella sí que le pidió la luna.
      Es peligroso partir de una frase hecha porque, como bien dices, es una idea que está ahí y puede inspirar a más gente. Pero me apetecía tanto escribir algo romanticón… No he podido evitarlo. 🙂
      Muchas gracias por comentar. Un saludo.

  3. Paloma Casado Marco

    Muy original el tratamiento literal que has dado a los deseos recurrentes. Tiene humor, está muy bien escrito y un buen final.

  4. A mí desde pesada caja ya me ha atrapado el relato por su magia, fantasía e ingenio. Tenemos una buena noticia con la continuidad de tus relatos por aquí, creo que vamos a aprender, enriquecernos y entretenernos con tus letras. Además ahora sé por qué me pusieron ese nombre y de dónde me viene lo de caprichoso. ¿Alguien me regala las lágrimas de San Lorenzo para mi onomástica? Gracias de antemano.

    1. Lola Pacheco

      Lorenzo, no me seas antojadizo y deja que todos difrutemos de las Perseidas por mucho tiempo. Ya pronto llegan, ¿no?
      Gracias por leer y comentar. Me alegro de que te haya gustado. 🙂
      Un saludo.

  5. ¡Qué buenísimo! !Que poder adquieren las palabras enlazadas de esa forma! Yo he visto lo irreal, la fantasía, lo imposible, hecho realidad y accesible y esa es la finalidad del escribir. Gracias, Lola.

  6. Mª Belén Mateos

    Tu relato ha hecho realidad la fantasía de toda enamorada, conseguir la luna a manos de su amor. Fondo poético que contrasta con unas pincelas de humor, Buen trabajo Lola.
    Un beso.

Dejar una respuesta