Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

45. RENDIDA ADMIRACIÓN (BELÉN SÁENZ)

Éramos muchísimos, ¿sabes? Varias horas en la cola bajo el sol seco del Retiro. El bolígrafo con el capuchón puesto. Nadie en la caseta tras la pila de libros. Intentábamos no manchar nuestros ejemplares con el sudor de las manos y recitábamos versos que se nos habían tatuado en el corazón. Sonriendo con los ojos. Encendidos de emoción.

Entonces traen un taburete alto, de esos que hay en los bares, y en él se encarama un enano deforme. ¡Lo presentan como Roberto Cálamo! Pues no. Esas sienes tiñosas, innobles, nunca engendrarían letras tan elevadas. Sus dedos abotargados eran indignos de trazar aquellas rimas universales. Y qué repulsiva joroba. Nuestro idolatrado poeta no podía ser ese monstruo, ese engendro malparido.

Me alcé de puntillas para mirar a quienes me precedían; me volví para cruzar una mirada con los que estaban a mi espalda. Comprendí que éramos todos y éramos uno. El murmullo de decepción pronto se volvió un rugido de bestia, de fiera acorralada. Y qué más da quién lanzó el primer salivazo, quién dio la última patada. Le arrastramos hasta la estatua del ángel caído y allí arrojamos sus despojos. Ahora los periódicos dicen que somos nosotros los monstruos.

22 Respuestas

  1. Recuerdos de una tarde de calor en la feria del libro de Madrid… 😉
    Por desgracia es más frecuente de lo habitual que juzguemos solo por las apariencias, la belleza interior suele ser poco valorada, incluso cuando se nos muestra de forma tan palpable como en tu relato. Un micro denuncia, para reflexionar. Enhorabuena Belén!!! Muchas suerte. Besos!!!

  2. Ton Pedraz

    La decepción ante algo o alguien que hemos idealizado, podría avocarnos a cometer incluso monstruosidades idénticas a la que nos recreas en este relato. Los seres humanos, amparados bajo el anonimato del grupo, sin duda somos peligrosos.
    Me gustó especialmente eso de “…los versos tatuados en el corazón..”.
    Te deseo mucha suerte.

  3. Beto Monte Ros

    Creamos nuestra propia percepción de la realidad y asociamos la belleza con la perfección, tendemos a rechazar lo que no se ajusta a las imágenes en nuestra mente. Un buen relato, presenta el lado oscuro de la intolerancia a lo que es diferente, suerte.
    Saludos.

  4. Towanda

    Hola, Belén.

    Me hace pensar tu relato y mucho.
    Habla de lo terrible que es el ser humano con los que son más débiles. También, de esos grupos que se forman para lastimar a los indefensos. Y aún más, de esos ideales de belleza que nos hacen rechazar lo que no se encuadra en sus límites.
    Es una historia que habla de las bajezas que somos capaces de cometer ante alguien diferente.
    Felicidades, guapa. Un relatazo como la copa de un pino.

    Besos y suerte.

  5. salvador esteve

    Belén, nos guiamos por la apariencia, por nuestra percepción de lo normal, y nos dejamos arrastrar por nuestras bajezas. Me ha encantado. Abrazos.

  6. Ángel Saiz Mora

    Has escogido como inspiración un entorno formidable y seguro que querido por la mayoría, donde se produce ese encuentro entre autor y lector, más físico que intelectual. La idolatría puede llevar a extremos que no se corresponden con la realidad, nadie merece ser idealizado, todos tenemos nuestras cosas y, en todo caso, la belleza está o no en el interior, si lo dicen hasta las historias de Walt Disney.
    Una idea original, un trasfondo interesante, una factura léxica impecable. Un buen relato, Belén, que merece suerte. Yo no sé si te tengo idealizada, pero sí que estimo mucho tus letras, algo tan sincero como este abrazo que te mando.

  7. J u a n P é r e z

    Bravo. Todo en Él es digno de encomio. Pero me has emocionado con el entorno del Parque del Buen Retiro; estoy enamorado de Madrid donde voy con frecuencia; y más aún en la Estatua del Ángel Caído.¡Pocas esculturas habrán que me gusten más, he danzado mucho por allá!
    ¡Buena jornada sabatina! De J u a n .

  8. Fue culpa del sol, seguro. 🙂 Los mayores siempre decimos que es muy malo en la cabeza, pero los jóvenes no hacéis caso y después pasa lo que pasa… Eso justifica que unos lectores y, por tanto, ilustrados (¿ilustres?) y con sensibilidad se conviertieran en semejantes monstruos. Me ha gustado mucho.

  9. María Jesús Briones

    ¡El desencanto1 Pasa como con la radio, te enamora una voz, y cuando conoces a su dueño, se derriba el idolo.
    Es injusto, pero la apariencia parece que es lo único que importa en un mundo donde el talento no se valora por sí mismo.(Ejemplos, programas televisivos donde se vota a la imagen por encima de la valía)
    Me ha impresionado tu forma de relatar la historia que nos ofreces, Belén.

  10. María Jesús Briones

    ¡El desencanto Pasa como con la radio, te enamora una voz, y cuando conoces a su dueño, se derriba el idolo.
    Es injusto, pero la apariencia parece que es lo único que importa en un mundo donde el talento no se valora por sí mismo.(Ejemplos, programas televisivos donde se vota a la imagen por encima de la valía)
    Me ha impresionado tu forma de relatar la historia que nos ofreces, Belén.

  11. Blanca Oteiza

    Belén, qué cierto lo que cuentas. A veces, cuando no ponemos rostro a las palabras, voz, etc y nos cautivan, nos imaginamos cómo es fisicamente esa persona y cuando la conocemos, a veces nos decepciona. Y todo porque aunque la belleza está en el interior de cada uno de nosotros, siempre nos influye el exterior (guapo, feo, gordo, flaco, mosnstruo…)
    Buen micro. Abrazo

  12. Desilusión, dolor, engaño, deshumanización… ¿El cerebro ordena al corazón? ¿El amor, los sentimientos no son ciegos?
    Menuda historia deshumanizada y cruel en una sociedad superficial. La crónica de unos personajes que leen y sueñan, y que no les gusta que el propio escritor destruya esos sueños (los cánones estéticos).
    Complicada síntesis de un relato.
    El calor (como el de ese día en el Retiro :))dificulta las buenas reacciones. Tal vez, en invierno, no hubieran llegado a las manos.

    Un abrazoooo

  13. Mª Belén Mateos

    Gran relato el tuyo. Nos presentas esa humanidad despiadada con los que son diferentes, con los que comulgan con sus cánones de belleza. No importa lo genios, artistas, poetas que sean, quieren imagen y superficialidad lejos de bellas palabras.
    Cuando la muchedumbre se junta es peligrosa, cobarde y cruel, se crece ante los más débiles.
    Da que pensar y eso es muy bueno cuando lees algo que te gusta y te llega.
    Buen trabajo Belén. Paso a releerlo una vez más.
    Un besazo preciosa.

  14. Reve Llyn

    Que escena más bien descrita y que tema tan original.
    El ritmo y la forma de narrar tan fluidos no impiden caer en el fondo del relato, dónde hay mucho en que pensar.

    Enhorabuena por el relato.

  15. Esperanza Tirado Jiménez

    Curiosa forma de describir la caída del mito del escritor ideal.
    La imaginación se presupone en los lectores, pero no esa crueldad extrema. Sería el efecto secundario por la espera eterna haciendo cola a pleno sol.

    Mucha Suerte.

  16. Yolanda Nava

    La verdadera monstruosidad que se muestra a través del rechazo a lo feo, a la decepción de encontrar una imagen horrenda de alguien admirado e idealizado. Muy bien narrado.

    Un abrazo y suerte.

  17. Ana Fúster

    “Comprendí que éramos todos y éramos uno”. Me parece una frase magnífica como subtítulo del tema del mes. El último párrafo no tiene ni una letra de desperdicio, y el detalle de la estatua del ángel caído me parece una idea genial. Suerte y un abrazo grande, Belén.

Dejar una respuesta