Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

11. Rosas y risas, espinas y lágrimas (Estíbaliz Dilla Muñoz)

Le encantaba tenerme entre flores, como si fuera la mejor planta de la huerta. Siempre regándome, como si estuviera todo el día en la UCI.

Al principio yo era un capullo que empezó a florecer bajo sus cuidados. Luché contra él y conmigo misma, tapándome con un paraguas agujereado que no servía ni para defenderse del sol.

En la continua batalla del día a día  yo me mojaba , me mojé tanto que me empapé, y con el peso de la lluvia en mi epidermis fui haciéndome más débil, más suave, más frágil, hasta convertirme en un espectro con ojeras que se atormentaba porque le habían creado la necesidad del amor y del cariño.

Su objetivo era conquistarme, y lo consiguió. Cuando cumplió su sueño, despertó y entendió que tenía que desarmarse y tirar la regadera para que yo pudiera seguir creciendo como persona y riendo sin limitaciones.

11 Respuestas

  1. Hola Estibaliz. Disculpa de antemano si me equivoco o interpreto mal… pero podría ver que hablas del amor de una madre y un hijo en esa última frase. En cualquier caso me ha gustado mucho. Mucha suerte 🙂

    1. Estibaliz Dilla Muñoz

      Hola Juan Antonio. No, la verdad es que hablo de el amor entre un hombre y una mujer. Claro que ahora que me das otra versión, también podría encajar en ese otro tipo de amor. Gracias.

  2. He releído una y otra vez y me seguía intrigando su significado. Aún no se quién ha ganado la batalla, si él al conquistarla o ella al ser conquistada, aunque creo que ha sido él. Un espectro con ojeras no puede haber sido la ganadora.

  3. Esther Cuesta

    Me maravilla como has recreado un tema, que he entendido profundo y complejo, en la comparación con un jardín y sus trabajos. Muy bonito y esperanzador. Un abrazo

Dejar una respuesta