Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

108. SÁBANAS FRÍAS (M. Belén Mateos)

Los adoquines del asfalto dañaban mis pies imbuidos en unos tacones de vértigo. Llovía.

Los paraguas se perdían en un cielo de confusión, entre nubes grises que vomitaban con fuerza  gotas de hielo y barro con cierto perfume a naranja.

La sombra del ayer adornaba cada esquina de nuestro último encuentro.

Quizá era tarde para para degustar el negro de su secreto y el blanco impoluto de mi combinación estrenada para el placer de su lengua. Quizá nunca debí aceptar esa cita, quizá debí cobrarle la tarifa estipulada.

Pero ya no importaba. Ahí estaba yo vendida al placer de unas manos tras otras, odiando aquellas bocas después de haber degustado la suya en mi vientre. Ahí estaba aferrada al pliegue de la sábana conteniendo el aliento y mirando por la ventana la lluvia incesante que caía entre mis párpados por su promesa rota.

 

10 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una mujer enamorada hasta la médula, que quizá no sabía que, entre tantos hombres que pasaban por esa esquina a buscarla, acabaría por encapricharse de uno. Nada ha sido igual desde entonces y nada lo será. Una promesa que él le hizo quizá le devolvió la ilusión, que ahora parece haber perdido para siempre, envuelta en un bucle de compañía en soledad.
    Un relato en el que emerge la sensibilidad tras la aparente dureza del trato impersonal, que concluye con la desilusión de una promesa rota, que podría haberla rescatado de ese bucle de sábanas frías, con un calor humano diferente.
    Un abrazo, Belén. Suerte

    1. MªBelén

      Hay bucles de vida que son interminables. Hay oscuridades que envuelven la luz de una promesa rota. Hay compañías que nunca se desean y otras en las que el deseo ha quedado en el olvido.
      Las sábanas siempre son el refugio de una lluvia que no cesa.
      Muchas gracias Ángel por tus certeras palabras siempre.
      Un abrazo grande.

    1. MªBelén

      Y yo quedo admirada de tus palabras siempre. Tienes ese duende que todo lo que envuelve merece ser desgustado.
      Muchas gracias Juan.
      Abrazos líricos y existencales.

    1. MªBelén

      Una relectura siempre es bienvenida y desmigar lo que se lee un halago muy especial del que te estoy agradecida querida Luisa.
      Un beso grande bonita.

  2. Una promesa rota puede provocar la lluvia más traicionera, después de eso ya no habrá sábanas calientes, solo la frialdad de los que pasan sin dejar huella.

    Poético y bonito MªBelén, como todo lo que escribes. Un placer leerte.

    1. MªBelén

      Una manera preciosa de describir mi texto Maribel.
      Las promesas rotas son lluvia en los párpados del que la sufre. Las sábanas refugio de un olvido o de un recuerdo que adolece.
      Muchas gracias, muchos besos preciosa.

  3. Tras la poética del micro, se entreve a dureza de la historia. Cómo duelen en el alma y en el cuerpo las promesas incumplidas… tanto más si se siente esa terrible diferencia entre lo añorado y lo que ahora se tiene.

    Una historia de la sombra de lo que fue esta mujer de tu micro.

    Muy bueno, me gustó.

    Un beso,
    Mariángeles

    1. MªBelén

      Hay vidas cuya dureza se intensifica al romper la magia de una promesa. El dolor de saber que se ha escapado ese tren que le llevaría a la libertad de su cuerpo, preso en la sombra de su realidad.
      Muchas gracias Mariángeles.
      Un beso guapísima.

Dejar una respuesta