Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

85- Sentencia

La noche negra, como boca de lobo. La lluvia es una cortina fría y persistente. Subo por la calle estrecha, solitaria. Camino de prisa, resbala el agua cuesta abajo, el viento pretende quitarme el paraguas, resisto como puedo. Tengo casi la certeza de que alguien me sigue. Volteo, la niebla opaca mi visión, alcanzo a ver la sombra borrosa y desdibujada de una niña. Camina a unos cuantos pasos detrás de mí, su cuerpo enjuto y desgarbado tiene un halo fantasmal.

Se adelanta y me acaricia invisible, como un suave aleteo de mariposas. No opongo resistencia, su aroma dulce engaña mi razón. Me aguarda al final de la escalera, me observa y sonríe maliciosa. Sus ojos son dulces e inquietantes, sus pequeñas manos esconden uñas afiladas.

Se cuelga de la barandilla insolente y suicida. Me atrae hacia ella. Ya no siento frío, aunque ha comenzado a nevar. Abajo, el mar revuelve y brama su trágica belleza. No hay escapatoria. La sentencia sin juicio es el vacío.

13 Respuestas

  1. j u

    Este relato ectoplasmático y acosador es terrible, rápido y desalienta. Atesora algún hecho por el cual una persona desorientada recibe un juicio sumario en un marco deletéreo -¡no hay nada como el abismo del vórtice, a fe mía que tu microrrelato está lleno de Vacío, terrorífico de allende las lindes normales!-y he permanecido abducido y muy ameno leyendo sobre un género que es de mis predilectos.
    ¡Buenas Noches desde Twilight!

    1. Mirta Ester

      Hola ju, cuando he comenzado a leer, no sabía cómo terminarías. Pero el último párrafo me encanta. No te digo nada más. El que escribe entrega al lector su escrito, ya no le pertenece. El lector lo hace suyo. Cada uno interpreta a su modo, y el tuyo es muy personal. Te agradezco tu tiempo para leer y comentar. Saludos.

  2. J. Ignacio

    Buenos días, y bienvenida. Hubo un tiempo en que yo escribía como tú, con retazos rápidos y certeros, frases cortas y directas, como en los duelos de las películas del oeste, porque cuando se dispara no se habla, porque primero se dispara y luego se pregunta. La diferencia está en que tú lo haces bien.

    Es cierto que tu texto me ha ganado por completo, pero también debería decirte que me tenías medio ganado ya desde el título, aunque por motivos diferentes: podría decirse que soy de esas personas ‘que han visto muchas películas’ y me hubiera sido imposible no recordar a Lee Van Cleef.

    F a n t á s t i c o !!

Dejar una respuesta