Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

SEP88. VIVIR LA VIDA, de Justo Escudero

Rostros extraños, sonrisas ajenas, luces de colores; es navidad en esta sociedad que no me invitó. Camino por la calle como si fuera un perro abandonado en una carretera hostil. Nadie me dará trabajo y menos en estos tiempos, ¿y amor? ¿y simpatía? Aquí nadie me invitará siquiera a un partido de futbito en el patio. Nadie me dará un cigarro cuando ande corto como suelen hacer los latinos. Aquí no habrá partidas de poker ni porros compartidos. Esos escaparates están llenos de cosas que no son para mí; yo sólo puedo aspirar a pedírselas a la dependienta con un cuchillo en la mano y esperar, no huir…esperar pacientemente a que llegue un madero y me grite mientras me apunta, me tire al suelo, me espose y me meta en el coche. Y pronto volveré a estar en mi mundo.

8 Respuestas

  1. Me ha gustado este relato. Duro, pero muy real.Tiene que ser muy complicado integrarse en la sociedad para el que ha estado largo tiempo encarcelado. Además, en la mayoría de los casos, no reciben el apoyo necesario para rehacer su vida, lo que les hace caer otra vez en la delincuencia. Un círculo vicioso muy difícil de romper. Suerte y saludos

  2. El razonamiento que hace es propio de alguien muy desmotivado que ha perdido el deseo de vivir y ese es el drama del relato. Aunque en el talego, si se frena la sangría de amnistías, te puedes echar unas buenas risas con el desfile de engominados. Todo tiene su lado positivo.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta