Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

04. SIN ARREPENTIMIENTOS

Durante muchos años todo lo hice a mi manera.

Estudié lo que quise, me enamoré de la chica que yo escogí. Monté el negocio y decidí los socios que  yo creí que más beneficios podían hacerme ganar. Me compré la casa en el lugar que yo quise.  Y sinceramente, nunca tuve en cuenta la opinión de los demás, todo, absolutamente todo, se tenía que hacer a mi manera.

Mis padres, ellos me dejaron de hablar el día después de mi boda.  Mi mujer, ella me pidió el divorcio el día que le dije que no quería tener hijos. Mis socios, estos me abandonaron el día que tome la decisión que llevo a la ruina mi negocio y así, poco a poco, por hacer todo a mi manera me he ido quedando solo, arruinado y abandonado.

Y ahora, debajo de un puente, calentándome las manos junto a un bidón con fuego rodeado de otros pobres mendigos, pienso o quizás reflexiono que a veces no viene de mal escuchar a los demás y hacer las cosas a la manera que ellos aconsejan, aunque ya es demasiado tarde para arrepentimientos.

13 Respuestas

  1. Sabina Casares

    Nunca es tarde para tomar conciencia de las cosas. Las decisiones que afectan a otras personas no se deben de tomar en solitario sin pagar un precio (a veces muy alto) por ellas.
    Si tu personaje aprendió la lección podrá aprovechar las nuevas oportunidades que la vida le brinde, sino, quizás habite debajo de más de un puente en su vida.

    Muy bueno Nico 🙂

    1. Como siempre muchas gracias por pasarte a leerlo y comentarlo, Sabina… quizás el orgullo del prota no le haga aprender la lección, de ahí el final del relato y el título 😛 😛 :P… Por lo que tendrá que quedarse viviendo debajo de un puente por algún tiempecito… 😛 😛 😛

  2. Antonio Ortuño

    No sé, no sé, pero así como lo escribes, este personaje no estará mucho tiempo debajo del puente. A su manera saldrá de ahí. Me gustó, un saludo.

    1. Nicolás Megías Berdonce

      Buenas tardes

      Muchísimas gracias por pasar a leer y comentar el relato… Me alegro que te gustase, quizás no vaya muy mal encaminado, lastima que no haya más espacio para saber la manera como sale de ese pozo en el que el solo se ha metido… 😛 😛 😛

      Un abrazo…

    1. Nicolás Megías Berdonce

      Buenas tardes

      Muchísimas gracias por pasarte a leerlo, aunque tengo que decirte que un poco exagerada… 😛 😛 😛 para nada llega a ser una obra maestra, ahora releyéndolo una y otra vez cambiara algunas cosas que no me gusta mucho como han quedado… pero ya no es momento para arrepentimientos… 😛 😛 😛

      Un abrazo.

  3. Calamanda Nevado

    Nicolás, estos son algunos de los riesgos de vivir así. En ualquier momento puede cambiar esta manera de afrontar la vida, seguro. Suerte y saludos

    1. Nicolás Megías Berdonce

      Muchas gracias Calamanda por pasar a leerlo y dejar tu opinión, tienes toda la razón, el solo se ha buscado ese destino…

      Un fuerte abrazo.

  4. Quien te dice que un día ponga los pies en la tierra y despierte a la realidad? aunque a veces el orgulloso no da el brazo a torcer. Mientras tanto bajo el puente quizás algo aprenda…
    Me encantó. Un abrazo y suerte.

    1. Nicolás Megías Berdonce

      Muchas gracias por pasarte a leer y comentar el relato, me alegra que te haya gustado… Quizás ahora que ha tocado fondo se de cuenta, o quizás no, como bien dices, el orgullo a veces no da el brazo a torcer…

      Un abrazo y suerte para ti también…

  5. Bueno, de momento todavía sigue “rodeado de otros pobres mendigos”… pero según cómo quiera organizarse debajo del puente, también puede acabar sólo allí…
    Está claro que la palabra arrepentimiento no tiene lugar en su vida, pues mucho antes ha tenido ocasiones a montones para experimentar con ella.
    Un saludo,
    Carme.