Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

29. Sin explicaciones (Luisa R. Novelúa)

Una bola de pelo gigante la arrolló por sorpresa, a traición, cuando en su vida ya no quedaban páginas en blanco. Tras la correa que arrastraba por el sendero tapizado de otoño, un hombre atildado la miró desde su atalaya de presunción mientras intentaba retomar el control de la perra, que se resistía como si huyese de un anuncio publicitario para zambullirse en el mundo real.

La samoyedo le demostró así amor a primera vista, como el que sintió ella por Miki, la gata de pocas semanas que rescató de un contenedor. Por eso no hicieron falta explicaciones. Ni en esa ocasión, ni en las siguientes, cada vez más frecuentes a media que sus esporádicos paseos por el parque se fueron adaptando a la rutina canina.

Aún no entendía por qué un domingo los invitó a subir al caos de su casa, ni por qué dudó el día que él le propuso quedarse para siempre. Quizá fue por la fragancia de mimosas que reptó hasta su ventana para advertirle del peligro de las especies invasoras. Pero Miki decidió por ella cuando se ovilló al calor de aquel gran peluche blanco. A veces, para sobrevivir había que arriesgar.

14 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Ay, el amor… Pues va a ser cierto eso que dicen de que los animales sirven para entablar relaciones entre sus amos, además de entre ellos. Lo cuentas de manera muy visual y con un cuidado lenguaje. Enhorabuena, Luisa. Un saludo y suerte.

  2. Ángel Saiz Mora

    ¿Quién dijo que se llevan mal los perros y los gatos? Que el amor todo lo puede sí se ha dicho y es algo más que una frase hecha. Las personas que quieren a los animales tienen probada sensibilidad para hacerlo también con sus semejantes (eso lo digo yo). Siempre hay páginas en blanco para rellenar si la tinta merece la pena, sin que hagan falta explicaciones. “Para sobrevivir hay que arriesgar” (hermoso broche final), con saber eso basta.
    Este bimestre los dos hemos tratado el tema del acercamiento humano a través de las mascotas, aunque de de forma muy distinta. Tu relato, bien estructurado en tres párrafos, se lee estupendamente y deja un buen poso.
    Un abrazo, Luisa. Suerte

    1. Aunque perros y gatos suelen llevarse como “el perro y el gato”, a veces los opuestos se atraen. ¿Por qué? Qué más da. Sucede y ya está.
      La verdad es que el tema de este bimestre me “pedía” una historia amable. No podría con una de maltrato, abandono, o algo así.
      Muchas gracias, Ángel. Un abrazo.

  3. Martín Zurita

    Hola, Luisa.
    Muy hermoso texto y lleno de, marca de la casa, estupendos despliegues y destellos de la gran literatura. Los humanos interactuando a través de los animales, gata y perra en tu relato.La mejor de las excusas. Y esa gatita precipitándolo todo. El aforismo final, precedido del modalizador de certeza, es para enmarcar, memorable. Me encanta tu propuesta, tu muy brillante narración. Besos.

  4. María José Viz Blanco

    ¡Cuánto amor se respira en tu relato, Luisa! ¡Bienvenido, sin duda! Gusta leer algo que no nos haga estremecer de dolor, de vez en cuando. Enhorabuena.
    Un abrazo.

Dejar una respuesta