Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

39. Te espero…

Desde que te has ido esta habitación se ha quedado pequeña,  ha dejado de ser nuestro universo vital.  Qué suerte encontrarte, descubrirte sin buscarte, amarte sin conocerte, dejarse llevar…  Ahora conservo tu olor, que me envuelve entre las sábanas, fantaseo sobre nuestro próximo encuentro, me percibo incompleto, inacabado hasta que vuelvas, te echo  de menos. Son los pequeños detalles los que me acercan a ti, los abrazos, los susurros, la calidez de tus dedos sobre mi espalda, ese derroche de tiempo, sin relojes, sin presiones.

¡Una pena que no podamos obviar el asunto del dinero!

10 Respuestas

  1. Cari Blázquez

    Gracias Moli! Es un estereotipo pensar que porque haya dinero por medio el amor es menos amor, de hecho algunas relaciones cercanas a nosotros no se definen como prácticas y funcionales y cuando las analizas lo son y mucho. Habría que ver quién se prostituye y a cambio de qué.

  2. Ángel Saiz Mora

    Todo era perfecto, casi demasiado, hasta que apareció el dinero. Yo tengo una amiga enamoradísima de su marido, que ha cambiado eso de “contigo pan y cebolla” por “para pasar hambre, cada uno a su casa”.
    El amor es una cosa, la pasión otra y, aunque a veces están unidas, el dinero suele ser buena compañía.
    Suerte y un saludo

  3. Cari Blázquez

    Cada uno tiene que vivir según sus prioridades para sentirse bien, no hay una fórmula infalible, ojalá fuera tan fácil…
    Gracias por tu ánimo, Ángel, un placer que te pases por aquí y comentes.
    Sinceramente yo he tenido épocas de poca providencia económica y es cierto que influye en las relaciones personales, y eso que no nos consideramos materialistas…. Lo dicho, la complejidad de las relaciones humanas hace que las soluciones sean muy variadas.

Dejar una respuesta