Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

34. Tormenta perfecta (Blanca Oteiza)

Las hojas en blanco descansan aguardando los nombres de ríos, montes y ciudades aún sin colocar. Fue una tarde de tormenta, cuando una ráfaga de aire previo a los primeros truenos abrió la ventana y se llevó las letras. Desde entonces los mapas han quedado inconclusos. Voy buscando el lugar donde descansar del viaje indefinido por senderos que no sé a dónde me guían queriendo acabar con la mudez de la cartografía que porto de compañera. En mi mochila guardo la esperanza de quien reza cada noche mirando las estrellas, en los bolsillos escondo la ilusión de los niños en la noche víspera de reyes. Camino por bosques, cruzo arroyos y deambulo por pueblos cuyo nombre no conoce nadie.
El aire agitado me abraza con fuerza haciendo volar mi sombrero, en la lejanía se escuchan los primeros truenos mientras las nubes grises me cierran el paso. La oscuridad se cierne a mi alrededor cuando la lluvia comienza a caer sobre mi cabeza, pero es una lluvia diferente, ésta no moja. No es fría ni cálida, son letras de todos los tamaños y colores imaginables. En mitad de la tormenta un arcoíris letrado se pasea por el horizonte adornando mi destino.

30 Respuestas

  1. Calamanda

    Blanca, está historia de sueños y aventuras alumbtRada por la esperanza de ese arco iris está cargada de originalidad y fantasía. Suerte y feliz verano

  2. Jesús Garabato Rodríguez

    Nos dejas en tu bello y sugerente texto unas imágenes muy potentes y atractivas. Además,lo recubres de un halo lírico y un tanto misterioso que lo refuerza. Y esas letras etéreas, o lo que representan, que parecen poder devolver la esperanza a quien pudo haberla perdido algún día. Me ha gustado, Blanca. Saludos y suerte.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Jesús,
      Lo importante es no rendirse y aunque todo parezca difícil, si se continua el camino puede sorprenderte la vida con lo que no esperabas pero buscabas.
      Un saludo

  3. Martín Zurita

    Hola, Blanca.
    Un texto profuso en simbolismo el que nos propones, deliberadamente misterioso. Un viajero impenitente en una especie de génesis del mundo en particular. Comienza con la desaparición de las letras de los mapas, una tarde. Al viajero, cesante la “mudez de la cartografía”, le es dado conocer todo tipo de paisajes por todos desconocidos. La lluvia que cae sobre él no moja. Es diferente, como tu relato, este viaje. Es la lluvia de todas las letras, por entre la que luce, destaca un “arcoiris letrado” el símbolo de la esperanza que el viajero había creído perder y encuentra fuera de su mochila. En esa tormenta perfecta del título para un viaje perfecto. Un texto muy bello, bellísimo por el que te felicito muy sinceramente. A la par que te deseo unas felices vacaciones veraniegas. Un beso grande.

    1. Blanca Oteiza

      Muchísimas gracias Martín por tus palabras. Diseccionas muy bien el relato: las letras se pierden y el protagonista (que es el encargado de realizar los mapas) sale al encuentro de ellas sin perder la esperanza. Tras un largo viaje recibe su recompensa porque podrá terminar su trabajo inconcluso.
      Feliz verano. Besos

  4. Ángel Saiz Mora

    Una tormenta y un tiempo agitado se llevó los nombres de los lugares en los mapas. Todo quedó en la indefinición, no podía llegarse a ningún sitio, un mundo sin letras es como una cáscara vacía que ha perdido su esencia. En una estructura circular, esa climatología vuelve a devolver lo que se había llevado; lo hace, además, de una forma hermosa, como lo es este relato de principio a fin, con un arco iris.
    Una lectura muy agradable y atrayente, una lírica llena de belleza. Un cuento sobre la importancia de las letras, que no deberían viajar nunca lejos de nosotros y, si ello ocurre, que regresen pronto.
    Un abrazo, Blanca. Suerte

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Ángel, siempre tan certero con tus comentarios. El arcoiris cierra el círculo. Comienza con una tormenta que se lleva las letras, y otra (la perfecta) las devuelve. Las letras, sobre todo para los que escribimos, son muy importantes, no deberían perderse porque con ellas se perderían parte de nosotros.
      Un fuerte abrazo y feliz verano.

  5. J u a n P é r e z

    Para Éste, tu humilde y chiflado servidor, un microcuento de semejante cariz, me vuelve loco. Siempre estoy en mis aventuras y exploraciones por La Naturaleza, deseando extraviarme (está feo, muy feo que yo lo diga -creo que sabrás perdonarme-pero me oriento con virtuosismo en cualquier parte) y alcanzar enclaves remotos en los que me cueste el regreso. Tu cartógrafo es muy afortunado…¡Mapas sin indicaciones de ningún tipo! ¡¡Puedo imaginar la alegría de tu protagonista en su viaje, mitad interior, mitad xeniteia (¡el desierto íntimo que abrigamos en nuestras percepciones!) y mitad real.
    Me queda la esperanza al llegar a tu final, de que esa lluvia que desvela el enigma del enclave que él ha conquistado, le trasmita el secreto responsablemente y él así lo sienta. Sea un verdadero guardián de lo enigmático. ¡¡¡¡Tienes, Adorable B l a n c a, algo muy Z e n en tu escritura!!!! Al final , no vas a necesitar lluvias aclaratorias porque como todos ya sabemos, la clave la atesoras en Tí.

    ¡¡¡¡Besos de Tu Amigo E l E r r a b u n d o !!!! ( Como Melmoth)

    1. Blanca Oteiza

      J u a n, qué decir después de leerte con tu exquisita verborrea. Me alegro mucho por tus consideraciones.
      Me parece algo mágico poder tener la oportunidad de ser un fabricante de mapas. Conlleva mucha responsabilidad por otra parte, pero con la ayuda de los astros y la lluvia todo es posible.
      Besos grandes

  6. Alberto

    Apetecible y magnética esa tormenta que describes, en cualquiera de las vertientes que sugiere tu texto. Gracias por ese cuidado, esa magia y esa sutileza que nos empapa a todos los que por aquí pasamos. ¡Mil enhorabuenas, Blanca!

    1. Blanca Oteiza

      Mil gracias Alberto,
      La verdad que una tormenta de letras tiene que ser algo fantástico, como una tormenta de ideas.
      Me alegro que te guste mi relato y la magia de sus letras.
      Un saludo

  7. María José Sánchez

    Muy bello relato, Blanca. Pleno de entusiasmo, de ilusión. Esa tormenta que no moja pero que se lee es pura fantasía que te transporta a mundos de color, confeti, serpentinas…, en los que seguro se disfruta más que en el mundo real. Muy lindo, como el anterior. Un besito, amiga. Felices vacaciones.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias María José por tus palabras.
      Me alegro que te gusten mis relatos. El colorido de las letras que caen bien podrían semejarse a los confeti y serpentinas de las fiestas.
      Un beso

    1. Blanca Oteiza

      Mariángeles, muchas gracias por tus palabras.
      Creo que cualquier escritor estaría encantado de poder presenciar una tormenta de letras. A mi me gustan incluso las normales de truenos, lluvia y relámpagos.
      Besos

  8. Salvador Esteve

    Una ráfaga de viento puede apartarte de tu camino, pero la constancia siempre otorga premio, y con la ayuda de la naturaleza le entrega una lluvia para seguir su camino. Muy bueno y sugerente, Blanca. Abrazos y suerte.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Salvador,
      La naturaleza siempre está ahí, a veces nos quita, a veces nos da. Quien la sigue la consigue, suele decirse.
      Un abrazo

  9. Hola, Blanca.
    Dibujas un mundo de fantasía en la naturaleza dónde todo el que recibe un presente tiene su motivo. Qué bonito.
    Unos abrazos grandes como montañas.
    Suerte!!

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Towanda por tus palabras.
      La fantasía a veces se vuelve realidad y la vida misma parece fantasía.
      Un enorme abrazo colorido como mi arcoiris.

  10. María

    Creo que es una hermosa manera de describir ese momento de inspiración, cuando las letras caen y caen como del cielo… ¡Felicidades, Blanca!

    1. Blanca Oteiza

      Gracias María.
      La inspiración es eso, las letras brotan delante de uno formando palabras que componen frases. A veces es imposible atrapar todas ellas y se van con el viento aunque siempre queda la esencia.
      Un abrazo

  11. Una lluvia de letras, que imagen tan sugerente.
    Me he perdido con el protagonista, he compartido con él su angustia, para terminar en ese destino vestido de precioso arcoíris.
    Un abrazo y mucha suerte Blanca.

    1. Blanca Oteiza

      Gracias Rosy
      Acompañar al protagonista en su viaje en busca de las letras tiene que ser fantástico, terminando bajo esa lluvia y el arcoiris.
      Un abrazo

  12. Blanca es una delicia leer un relato tan original y bonito. Me gusta mucha la imagen de los mapas inconclusos; me sugiere los lugares a los que anhelamos ir pero que nunca conoceremos. Muy bueno, suerte.
    Saludos.

    1. Blanca Oteiza

      Muchas gracias Beto.
      Los mapas sin nombres siempre me han transmitido una imagen idílica de un paraíso perdido en mitad de la cartografía esperando a ser descubiertos.
      Un abrazo

Dejar una respuesta