Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

79. Triste lección de Astronomía (María José Escudero)

En la casa, en apariencia abandonada, reina un silencio doloroso. Nadie duerme ni de día ni de noche. Nadie sueña. Sólo Jana suele mirar el cielo a través de una rendija, y en su cara de niña hambrienta se dibuja una sonrisa secreta. Ha leído que, en verano, hay lluvia de estrellas y  que  son tantans que  está segura de que  alguna de ellas se hará cargo de su deseo. Pero, en agosto, los soldados golpean con fiereza  la puerta; arrastran a su padre y humillan a su abuelo. Luego, abren fuego sin piedad y sin ningún  decoro. Y, mientras se escuchan carcajadas estridentes e inhumanas, unos trazos luminosos se desploman  sobre los muros del gueto de Cracovia.

Ahora Jana viaja en un tren abarrotado de  meteoros exhaustos que suspiran resignados. Junto a ella, una mujer, que no es su madre, la agarra sin fuerza de  la mano, y una estrella estafadora se le ha prendido en la solapa del vestido que antes fuera  de su hermana.

17 Respuestas

  1. Jesús Garabato Rodríguez

    Terrible el viaje que haces bien en traernos a la memoria con tu relato, María José. Me ha gustado. Suerte y un saludo.

  2. María

    Terrible. Estoy pensando, gracias a tu magnífico relato, María José, en las miles de Janas del medio oriente, que ahora mismo sufren ese mismo suplicio… Un abrazo!

  3. Begoña O. Cotero

    María José, me ha encantado tu relato. Pobre Jana. Pero como se suele decir “No hay mal que cien años dure”.Esperemos que el destino la libre de su mala estrella.Suerte. Besos.

  4. Begoña O. Cotero

    María José, me ha encantado tu relato. Pobre Jana, pero como se suele decir “No hay mal que cien años dure”.Esperemos que el destino la libre de su mala estrella.Suerte. Besos.

  5. Me gusta mucho como lo cuentas, Mª José. El final, donde vuelve a aparecer esa estrella, me parece un cierre circular perfecto. El título, todo un acierto teniendo en cuenta la edad de la protagonista. Muy buen trabajo.
    Si hay algo que me genera dudas es el adjetivo “estafadora”. Igual estoy equivocada, pero creo que un estafador es aquel que obtiene beneficio o riquezas a través de un engaño. Y entiendo que en tu relato el significado sería más próximo a farsante o usurpadora (del lugar que debían ocupar las perseidas). Insisto en que probablemente sea un problema mío, que igual no he acabado de entender el sentido que le quieres dar, y espero que no te moleste, pero te lo comento por si crees conveniente valorarlo.
    Un abrazo grande.

    1. María José Escudero

      En primer lugar muchísimas gracias por tu comentario, Anna.Me alegra mucho, mucho que te guste mi pequeño relato. Y respecto al adjetivo “estafadora”, yo le utilizo en el sentido de defraudadora.Jana confió su deseo a una estrella fugaz y la estrella le devolvió una terrible incertidumbre,nada que ver con lo que esperaba.De nuevo gracias por tu comentario.Un abrazo.

  6. Calamanda

    María José, triste y dura situacion la de esas personas a merced de la violencia de otros. A pesar de la crueldad de su alrededor el final lo cuentas con delicadeza. Suerte y saludos

  7. María José Viz Blanco

    Parece asociarse, comúnmente, las estrellas con connotaciones positivas, de éxito. Aquí, en tu terrible historia, tocaya, no hay nada que indique fortuna. Vas describiendo con fluidez situaciones tristes y aniquilantes con delicadeza y verosimilitud. Te felicito, María José.
    Un abrazo.

  8. María José Escudero

    Muchísimas gracias a todos por comentar tan amablemente el triste viaje de Jana hacia la decepción,hacia el esterminio… Es una pena, pero no se puede confiar en las estrellas fugaces. Un abrazo con beso para cada uno de vosotros, generosos comentaristas.

Dejar una respuesta