Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

42. UN AÑO MÁS (CHARO ANADÓN)

Aquel atardecer había sido el más hermoso que habían visto en su vida. Miles de colores iluminaron el cielo como si explotasen centenares de cohetes.

Tras años, bienios, lustros, décadas, centurias y milenios, cuando cierta gente se divertía asustando al resto con la amenaza del Fin del Mundo, había llegado el momento en que nadie creía en ella.

Por eso, cuando aquella noche, a escasos minutos del Nuevo Año, cuatro jinetes irrumpieron la atestada plaza, cundió el pánico entre la muchedumbre.

Al llegar al centro, serios,  se quitaron los antifaces estallando en carcajadas. Poco a poco,  volvió la normalidad y los corazones se acompasaron después de la broma macabra del cuarteto de gamberros.

La gente continuó bebiendo, brindando y riendo. Tras las campanadas del Nuevo Año,  todo seguía igual, o eso pensaban. Nadie vería amanecer. El Sol, con aquel último ocaso, había querido rendir homenaje a todos aquellos que lo habían adorado, amado y luchado por él. Comenzaba su jubilación y su ansiado descanso.

28 Respuestas

    1. Towanda

      Pero con Sol. Ese detalle tan importante no lo vi. Me lié con la fiesta y las celebraciones e incluso con esos jinetes gamberros… Ay, de mí!
      Ahora, en la relectura, lo veo todo claro y es espantoso.

      Besos, guapa, otra vez.

  1. Me ha ‘molado’. El fin del mundo, la jubilación del sol, los jinetes que aparecen con una broma con mucha verdad y nada de efecto 2000 ni profecías mayas, solo de la genial idea que has tenido. Bonito, a ver si el jurado piensa igual que yo. Abrazos, Charo.

  2. Mª Belén Mateos

    Entre tanta fiesta, celebración, jinetes gamberros, un fin de año y un de mundo siempre avisado y nunca creído. no me extraña que el Sol quiera anticipar su jubilación y dejarnos des-alumbrados.

    Charo original y con un final que sorprende. Gusta leerlo. Un beso.

  3. Me ha gustado mucho la idea. Me parece hasta ciertamente romántico que al final el Sol simplemente se jubile y descanse. La ambientación de año nuevo también me parece muy lograda además de bien tirada con esos cuatro jinetes gamberros. Mucha suerte 🙂

  4. Isabel

    Entonces esos 4 jinetes no estaban de broma.
    Pobre Sol, yo no quiero que se jubile jamás. Creo que estoy enamorada en secreto de él. Me gustan sus ortos, adoro los ocasos, el calorcito como un abrazo que siento cuando tiendo la ropa….
    Y tu sabes bien lo que vale, incluso en su último día de trabajo se recrea deleitando a la humanidad con un atardecer sin igual.
    Pero no, no quiero imaginar su jubilación. Cierro los ojos bien fuerte, los tapo con las manos y moro hacia otro lado.
    Pero para ti, besos.

Dejar una respuesta