Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

77. UN DÍA, CLARO.

El cielo amanece azul. En esta tierra no se prodigan los días despejados y hay que aprovechar.

A primera hora lavas. Luego tiendes en las cuerdas, sobre la hierba, en los arbustos, en las ramas de los árboles. En cualquier lugar hasta que todo es un mar blanco.

Creo que así llevo dos mil generaciones.

¡Ay! Es como si escuchara ahora a mi padre: «Para nosotros una decisión así no es para una vida sino para la eternidad». Pero el amor no tiene pasado, por eso los enamorados almacenan esperanza. Cada instante carece de tiempo.

¡Qué feliz recuerdo es el momento en que el barquero se convirtió en mi esposo!

Ahora contemplo los lienzos blancos agitados por la brisa y no entiendo cómo pasaron de cobijar la intimidad de los amantes a convertirse en mortajas que ahogan las sombras. Es triste.

Ya viene. Agotado de bogar en el Estigio regresa mi compañero, aquel que fue mi vida, mi pasión.

Todos los días me trae los sudarios que le dejan los clientes y una bolsa de monedas que aquí sirven para poco. Entonces el rey cuenta los paños limpios, los almacena y queda satisfecho.

No puedo más.

-¡Caronte, tenemos que hablar!

3 Respuestas

  1. Marìa Rojas

    Nos llevas a los dioses de la antigüedad. Desde la Eneida, hasta la modernidad. El amor flota en el tiempo. Es eterno. Muy bueno.
    Buen fin de verano.

  2. No le va a faltar trabajo a la pobre lavandera. Lástima que su barquero esté siempre tan ocupado y ella no tenga en qué gastar todas esas monedas. Ya lo intuyó su padre, cuando dijo que esa decisión era para toda la eternidad.
    Original enfoque y buena narración para esta convocatoria.
    suerte y abrazo,

Dejar una respuesta