Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

16. UN JUGUETE MÁS

Luisa y yo gastamos todos nuestros ahorros en clínicas y tratamientos, solo para poder acunarla. La criamos entre algodones y nos olvidamos totalmente de nosotros.
Yo no veía por otros ojos que no fueran por los suyos, azules, pequeños y vivarachos. La mimé tanto que Luisa enfermó de celos.
Así entre desvelos y caprichos llegó Isadora a la adolescencia.
Para su dieciocho cumpleaños quiso una de sus extravagancias, un coche que imitara uno de juguete. Descapotable, color nube, una gris azulada, una de tormenta.
La complací como siempre y encargué aquel proyecto soñado para mi niña, pero como tantas otras cosas, ahí quedó, arrumbado en la calle, siendo objeto de la curiosidad de los transeúntes.
Creo que me he equivocado cuando voy a ver a Luisa al sanatorio. En sus ojos sigue habiendo desconfianza y rabia. Procuro no hablarle de Isadora, aunque vivo por y para ella, tan rosada, tan inocente, tan dulce.
Vuelvo enseguida a casa, pero últimamente no coincidimos. De casualidad la vi hoy, llevaba prisa. Reconocí el foulard de flores de Luisa.
Un flamante descapotable blanco la aguardaba.
No me esperes papá, no volveré. Me ha dicho lanzando un beso al aire mientras soltaba una carcajada.
¡Isadora!

8 Respuestas

  1. Interesante historia inspirada en la vida, o mejor en el desenlace final, de Isadora Duncan. Ese descapotable y ese foulard, son la claves definitivas para acercarnos al trágico fin de tan brillante artista.
    Enhorabuena y mucha suerte, Mercedes.
    Un abrazo.

  2. Ángel Saiz Mora

    Una artista legendaria, cuya muerte, tan peculiar como había sido su existencia, contribuyó aún más a su mito, consecuencia de una vida azarosa y muy interesante. A partir de su biografía has creado una ficción respetuosa que se le ajusta como un guante, un digno homenaje muy bien llevado y adaptado a la imagen propuesta, con personajes y circunstancias que parecen conducirla a su trágico fin.
    Un abrazo y suerte, Mercedes

  3. Barceló Martínez

    He de confesar que yo no había entendido la historia, porque no conocía la biografía de Isadora Duncán. Entre todos habéis despertado mi curiosidad, ¿no es fantástico ENTC?, no para uno de aprender de los compañeros.
    Bien relatado, Mercedes. Un abrazo.

  4. Carmen Cano Soldevila

    Ha sido toda una sorpresa llegar al desenlace y descubrir que la niña mimada de papá es la gran Isadora Duncan, cuyo final evocas con el fulard y el descapotable.
    Recuerdo la maravillosa película protagonizada por Vanessa Redgrave.
    Su infancia la desconozco, pero la cuentas despertando interés en el lector, Mercedes.
    Suerte y besos.

  5. Yo también desconozco su infancia. A veces uno se sorprende, en este caso yo, del lugar insospechado al que pueden llevarle sus historias.
    ¿No te ha pasado que hilas algo en tu cabeza y luego empiezas a escribir y ella sola tira para otro lado? Pues eso.
    Gracias Carmen, feliz noche que anticipa una estrella brillante y única en el firmamento.

Dejar una respuesta