Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

12. Un Kergueleño siempre será un prófugo en los territorios de Wegener [ Inner Biker ! ! ! ]

 

* Diario de Las Islas de La Desolación (49º 21′ S  – 70º 13′ E) *                       Séptimo Mes.

 

Este julio de Luna Azul, me habrían relevado, pero en el cablegrama de hace un mes a París, les recordé que amo ser la única persona en Kerguelen, Draulé Evohé,Su Torrero. Y este plenilunio de hoy, para celebrarlo, me fui con mi mountain-bike  a la Península Gallieni.

La Luna Austral trajo también una niebla blanquísima y espesa y me extravié. Pedaleaba en círculos y se había silenciado el sonido de la bicicleta. Un mantra ambiental energizaba la noche antártica, mientras los giros se sucedían; notas vibrantes me impedían agotarme. La bicicleta y yo éramos un macillo creador de un trance insólito en la fricción insular, repetitivo de sonidos vivificantes, un armonógrafo que ofrecía un velódromo interior en mi confín de farero.

No hubo remedio y me arrojé abrazando mi mountain – bike para no perderla en el infinito.

 

El enguantamiento atmosférico impidió que me lesionase al precipitarme envuelto en un remolino argénteo de sillares de niebla.

 

 

Abrí los ojos al pie del faro y La Luna Azul. Ante la puerta, no sé  por qué,  estaba el cuenco tibetano chiquitín de mis sesiones.

 

Todavía emitía sonido.

38 Respuestas

  1. Qué bocanada de aire fresco me ha entrado leyendo tu relato antártico. Me ha encantado la simbiosis entre la bici y el kergueleño. Las fantasías atmosféricas y ese final que permite al lector abrir su imaginación. Te deseo mcha suerte porque sería un lujo leer tu sello en la próxima edición del libro enteciano.

    1. J u a n P é r e z

      ¡Querido Amigo! : Demasiadas obsesiones personales me llevan a fustigarme con el anhelo de que mi psique y mi ánima se hospeden en aquel asilvestramiento de las posesiones australes antárticas francesas, y tras muchos años es constante el argumento Kergueleño en mi escribir.
      ¡Coincido contigo! Esta parte de occidente solo me proporciona calor, y no me gusta que de Logroño para abajo ya no puedo ni vivir.
      El resto de cuanto escribes en tu comentario lo dicta tu bondad.
      ¡Abrazos Helados D o n L o r e n z o ! GRACIAS SALADO!!!!!

      Tu Compañero, E l T o r r e r o J u a n .

  2. Modes Lobato Marcos

    Buffff… Juan…simplemente me superas.
    Tus relatos son indescifrables para mí, sin ayuda de un diccionario.
    Densos, barrocos…
    Precisamente por eso, ir sacando a la luz cada joya que se esconde entre sus frases, es un ejercicio de autosuperacion al que no quiero renunciar mes tras mes.

    Eres, con diferencia, el tipo más apabullante de esta bendita casa.
    Sigue en tu línea, con tu estilo personal e inimitable.
    Coincido con Ángel.
    El libro se merece una de tus historias.
    O dos.
    Amen.

    1. J u a n P é r e z

      ¡ ¡ ¡ M o d e s ! ! ! : Tu comentario como otros que recuerdo en un pasado cercano, me estimulan la sonrisa inteligente, por tu amabilidad, entre otros aspectos. Este párrafo de julio es espeso como la niebla, pero no tan anguloso y jeroglífico como suelo ser yo -quitando el hecho de que hay algo inconmensurable en el argumento- y tú tienes dominio literario generoso y humilde. Desde luego, te entiendo muy bien porque tu buen humor …¡¡¡Es El Mío!!!
      Voy a compartir un secreto brutal y espectacular contigo: Debes leer un libro llamado “Aventuras en Las Kerguelen” De Raillier du Baty(espero a bote pronto haberlo escrito bien) Nunca querrás salir del argumento, y allí, nos encontraremos seguro.
      ¡¡¡¡¡¡¡ Un Abrazo de Hecatónquiro y Dichoso Verano!!!!!!!

      J u a n ; K e r g e l e n a u t a .

    1. J u a n P é r e z

      ¡ M e r c e d e s ! : Te llevas la palma, todo consiste en destacar lo que tú has expresado….el cuenco…..ahí es d ó n d e
      De otro lado el piropo que me regalas lo adoro : Espiritual.¡Exacto! en relación con lo mismo. Muchas gracias por tu acierto y tu bienhadada mirada sobre este farero loco y feliz que soy yo,

      Tu seguro Servidor.
      ¡Viva La Luna Azul!

  3. Ton Pedraz

    Magnífico Juan. Precioso. Hasta me he imaginado pedaleando inagotable en mitad de la atmósfera que describes.
    ME HA ENCANTADO.
    Ton.

    1. J u a n P é r e z

      Muchas gracias T o n por tu énfasis y tu apreciación positiva. La panorámica de mis atmósferas privadas son todas iguales, buscadas con mi mountain-bike con la que salgo siempre que puedo a los lugares más alejados e incomparables. Es más: De hecho hay mucho de real en esta correría a pedales. J u a n , Discípulo de Torricelli.

  4. J u a n P é r e z

    Queridísima Dª A n a : ¡Bien se te echa de menos por el conciliábulo de J a m s ! En mi caso, recibo una alegría, pues en tiempos pasados compartí contigo en las tribulaciones de un texto llamado Y a c S i n e S o l e, menciones a Kerguelen y sabes la importancia que para mí tiene.

    Es verdad tu apreciación; existe un espacio alternativo que se pliega en lo tangible del torrero protagonista [ ¡Mi Doppelgänger! ! ]

    La foto clásica de la que hablas la tengo por algún lugar de mi casa, es impetuosa y orquestal a la vez. También resulta muy ceremonial haberte leído hoy que es la primera Luna Llena de Julio (La segunda es el 31; Luna Azul de canon) Para esta última creo que ya estaré haciendo el gamberro con la familia allende nuestras fronteras en unas perfectas vacaciones de un mesazo; me quedo muy satisfecho de haber escrito para mi amada bicicleta ante la perspectiva de no tener tiempo más adelante. Y sobre todo por haberte saludado y haber mostrado para A n a U r b i o l a …¡Destellos del Fanal vigilante de Mi Mente y de Mi Faro! Muchos , pero

  5. J u a n P é r e z

    ¡Besos, de besos generosos iba la cosa! (¡¡¡¡¡Qué desastre soy con el ordenador, ya he vuelto a liarla!!!!! ) Besos, A n a , Besos. Ahora Sí.
    J u a n E l B e s u c ó n .

  6. Mª Belén Mateos

    Un relato de altura.
    Concentración máxima en un pedaleo espiral sin destino cierto, solo quiere dejarse llevar por el Mantra que repite su mente en el paseo de Noche Azul por sus tierras solitarias de almas. Ansiado cuenco que le transmite una profunda meditación y una relajación que incita su bienestar.
    Siempre me gusta leerte, tus relatos marcan una diferencia y además de aprende.
    Un beso Juan.

    1. J u a n P é r e z

      María B e l é n : Bienvenida a mis destierros. Allende cualquier enclave que esté lejos de la civilización, cálamo currente brota mi mundo, más o menos estrambótico, y entendible o no, pero desde luego tus apreciaciones no me las pierdo jamás de los jamases. En realidad hay algo de oraciones en estas composiciones, pues aún no estoy preparado, pero en un futuro pienso viajar allí, y mis preces hacen más cercana esa posibilidad. Mi anhelo es seguir siendo fabulador entretenido para Tí.

      ¡Ahí va mi único título nobiliario:
      J u a n e l e n D e K e r g u e l e n !(Un Fuerte Beso)

      Post Scriptum: ¡Y sí, B e l é n, también Tú demuestras tu hipersensibilidad: El cuenco de meditación es vital en este asunto en lo que me pasó en aquel raro mar….

  7. Ángel Saiz Mora

    Un viaje en bici de montaña hacia lo más alto, de la mano de un texto muy trabajado, donde parecen confluir muchos mundos posibles, que rezuma una elevada espiritualidad, que nos abre un mundo propio y la personalidad rica y felizmente inquieta de su autor, que merece mucho más que este sencillo comentario con pretensiones, en tanto trata de sintetizar ese monumento permanente que siempre es tu prosa, que parece de otro mundo, que conduce a quien te lee a darte las gracias por tanta generosidad, rayana en el derroche.
    Un abrazo. Juan. Suerte

    1. J u a n P é r e z

      ¡ B u e n o s D í a s Á n g e l ! : La mountain-bike la aprecio más que mi coche; siempre que puedo, buscando una regularidad, marcho con ella a parajes lo más pintorescos posibles. Aparte de esta disciplina que me absorbe, es una fuente de inspiración descomunal (¡de hecho en la mochila siempre llevo para escribir porque en algunos recodos me asaltan Musas) Este microrrelato, tal y como apuntas, tiene mucho de ascético. Tu reflexión generosa, tal y como me tienes acostumbrado, supera cualquier día de mis recorridos rurales y los hitos que me marco. Por último, decirte, que retornar mi aura a Kerguelen, está buscado con el fin de minimizar los calores que padezco cerca del Mediterráneo, que no me gusta.

      Muchas Gracias Por Tu fortísimo carisma socializante en Esta Noche Te Cuento.

      ¡¡¡Lo dicho : J u a n e l e n D e K e r g u e l e n .

  8. Salvador Esteve

    Si un cuenco es capaz de crear estados de ensoñación y meditación,y si uno mismo (con mountain-bike) se convierte en baqueta, su frenético girar produce a la vez los mismos estados: se crea la acción y reacción, el círculo perfecto. Un algoritmo de bienestar donde la palabra soledad carece de sentido. Juan, te confieso, una vez más, que disfruto muchísimo con tus textos. Abrazos y feliz verano.

    1. J u a n P é r e z

      La verdad es que cuando escribo a lo largo de los años sobre este escondite del Planeta Tierra, me alimenta un especial regocijo, sobre todo con La Espera Fecunda de acudir en un futuro a medio plazo allá. En esta micropanorámica, se juntan gozosas características de mi personalidad y mis esperanzas más optimistas sobre La Vida…¡y sobre las geografías más anheladas al estilo de René Daumal y sus “enclaves análogos” -invisibilidades que han de hacerse reales con pies accesibles físicos que hay que estar preparados para su revelación- Me quedo con lo bien que resumes sobre todo, al haber recurrido a estas palabras que para mí, son indispensables para sobrevivir:
      -Ensoñación y meditación – círculo perfecto y – ¡Bienestar!

      J u a n ; K e r 69 –

    1. J u a n P é r e z

      ¡Simpática E d i t a ! : Lo que explicas es lo más normal, y se debe a lo denso que soy. Con todo, una pulsión hermosa me lleva a compartir con vosotros estos aspectos no euclidianos. Exsiten dos equilibios muy frágiles entre La Realidad donde se desarrolla el argumento, la que vivo debido a mis delirios interiores y el intentar plasmarlo. Para mi consuelo, tengo que contarte algo extraño, descabalante : Aparte de toda la parafernalia de mis aficiones descritas, esto está basado en una cosa auténtica que me ocurrió hace pocos años en una de mis exploraciones rutinarias con mi mountain – bike. Era tangible la ruta ignota que realicé, pero a día de hoy, no sé cómo interpretarla….

      Me complace que te guste leerme.

      Un fortísimo abrazo de J u a n , V i a j e r o E v i t e r n o .

    1. J u a n P é r e z

      ¡B l a n c a ! Así es, necesito refrigerar mis meninges, siempre al borde de La Hervencia más lacerante y estos mecanismos de escape son miel sobre hojuelas. (¡La literatura y Mis Deseos de Confines Privados donde establecer Mi Paraíso!) Muy galantes tus palabras, Bienvenida.
      J u a n , A l g o P e t r e l i l l o Y P i n g ü i n o .

  9. Calamanda Nevado

    J u a n, se puede percibir este vértigo, y todo lo que describes, en el relato. Pasion y fuerza emanan de él y nos guian por cada palabra. Suerte y saludos

    1. J u a n P é r e z

      Gracias por proporcionarme la comprobación de haber transmitido la caída al remolino de plano dual físico. Y gracias por otorgarme beneplácitos de sherpa en este estupendo lugar.
      Besos y Bienvenida a Mi Ashrama del Océano Índico -¡¡¡y parte del Antártico!!!-

      J u a n ; T r a s u n t o D e A r t h u r G o r d o n P y m ….

      ¡¡¡SIEMPRE TRAS LOCALIZAR MI PROPIA ESFINGE DE LOS HIELOS!!!…
      …besos, besos, aunque sean algo helados por el clima de La Desolación…

  10. Towanda

    Hola, Juan.

    La atmósfera de la isla Desolación es ciertamente angustiosa: plenilunio, un torrero solo, la niebla espesa, el pedaleo en círculos -quizá en espirales, con la simbología que ello tiene-, el extravío…
    Me encanta el final con el cuenquito tibetano. Seguro que el protagonista encontró la sanación para su mente.

    Un relato impresionante, ¡felicidades!
    Abrazos.

    1. J u a n P é r e z

      ¡Sanación! ¡¡¡Viva Tú!!! …pues establezco sobre todo esa idea deliciosa que me señalas tan acertadamente. Tienes una singular y brillantísima intuición; tu carisma es hermosísimo T o w a n d a y todo cuanto me indicas, es cierto. No pudo desear más de lo que pones en tu comentario, muchísimas gracias de Éste, El Torrero, quien enfoca sobre tí, el lampo de mi fanal marítimo para inundarte de bienventuranzas.
      J u a n , M a t e l o t A u x T a a f .

  11. Virtudes Torres

    Siempre que leo tus relatos, estimado Juan, vengo preparada con diccionario, páginas de google y una buena dosis de fantasía.
    Así tengo la suerte de conocer países exóticos, islas perdidas, seres fantásticos, sueños irreales que se convierten en realidad y realidades que se desvanecen.
    Juan no sólo leo el relato que ya en sí encierra riqueza, además lo adorno con los comentarios, todos, los de visitantes y por supuesto los tuyos como anfitrión y disfruto y aprendo.
    Tal vez sea ese mantra que destilas para invocar a tu divina musa que aporta estas frases, estas historias difíciles de superar.
    Espero que algún día se conviertan en realidad mis augurios y vea tu nombre tocando premio en ENTC.
    Un beso y un abrazo muy reales.

    1. J u a n P é r e z

      ¡Buenos Días V i r t u d e s ! : Muchísimas gracias por tu comentario; la verdad es que pocas cosas aprovechan tanto a una persona como una fértil imaginación. Eso y saber apreciar que tengo una pizca de divertimento y te paseas con amenidad por el texto que escribo. Respecto a las reflexiones de quienes escriben en la bitácora, en efecto, formamos todos juntos una simpática y entregada orquesta. En lo que puedo, es un placer como no hay otro, escribir más allá del microcuento. Solo puedo añadir algo más: Sí que es cierto que sin tener nada que ver con el propio concurso, intento mostrarme más complacido cada vez con mis composiciones. Lo de ganar siempre depende del jurado, no hay mejor divisa que no esperar nada, sino que amanezca
      de nuevo…
      Otro Besazo por tus amistosos y gratificantes deseos altruistas, que unidos a que yo nunca sufro, me coronan en mi individualidad.
      (¡Eres Un Ángel, Salada!)

      1. J u a n P é r e z

        ¡¡¡¡ J a v i e r !!!! : Bienvenido a mi poco práctica forma de escribir. Que sepas que hacía ya tiempo que no te leía, y debo decir que tienes mucha razón, sin que tenga nada que ver con menoscabo por tu parte por ser realista: Es normal que no te guste, naturalmente preferimos las cosas que procesamos mejor, y muchas veces ese instinto, nos hace ver defectos acertados; personalmente no tengo soberbias exageradas.
        Un Abrazo veraniego y además de bien traídos, tus comentarios me siguen pareciendo -como te dije una vez- simpáticos.

        J u a n , E n E f e c t o F l i p a d o. [¡Gracias!]

  12. ¡Menudo trance Juan! El sonido de ese cuenco realizó el milagro y yo he terminado agotada girando con tu bicicleta. La verdad que me ha costado entender todo el relato, confieso haber tenido que tirar de diccionario, jeje… Suerte con él, no te deja indiferente para nada.

  13. Javier Palanca

    Juan, no se si te gustará o no, pero es el primer relato tuyo que no necesito releer.
    Lo he vivido y disfrutado. Me chifla lo de los fareros y el tema de la soledad como compañia: No, je ne suis pas de seul, avec ma solitude (Moustaki).
    Evidentemente, el cuenco habla y mucho. Bueno , yo entiendo que le dice que todo continuará.
    Espero, y lo digo con sinceridad, que este llegue al libro.

    Abrazos

  14. Cari Blázquez

    Se intuye un mundo interior lleno de aventuras y anhelos, la mayoría de los cuales se me escapan, aunque agradezco tu sinceridad para compartirlos.
    ¡Suerte!
    Cari

  15. María Jesús Briones

    Un lenguaje culto y medido, para un relato poético e intimista.
    La hisotoria brilla por si misma.
    Me he quedado “ojiplática”, con su lectura, don Juan.
    Toneladas de suerte.

  16. Isabel

    Porqué será un prófugo?
    Hola Juan: tu onírico relato me recuerda a un Principio que me encanta, el de Heisenberg. Parece que tu ciclista, a la luz del faro, ha alcanzado a comprender la naturaleza dual de su existencia, así, puede moverse entre el mundo material y el vibratorio y elegir una de sus posibilidades. Pena de incertidumbre que mantiene al corpúsculo ignorante de la onda, y viceversa.
    Como siempre, leerte es disfrutar cada palabra y vivir sueños.
    Besos

  17. J u a n P é r e z

    ¡ Y a s h i r a !
    ¡ ¡ J a v i P a l a n c a ! !
    ¡ ¡ ¡ C a r i B l á z q u e z ! ! !
    ¡ ¡ ¡ ¡ M ª J e s ú s ! ! ! !

    E

    ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ ¡ I s a b e l [ ¡¡¡¡¡¡¡Luz de Mi Faro!!!!!!! ]! ! ! !

    A todos os extiendo mi casaca de húsar sobre el barro del tiempo para que piséis como agradecimiento por estar pendiente de éste humilde Torricelliense y mis geometrías imposibles.
    Queda pedir vuestro perdón por mi tardanza.

    Os Quiere, Éste Chiripitiflaútico Y Sus Tripudios.

    ¡Feliz Mes Pradial!

  18. Juan; te leo mes a mes extasiado por tu léxico, si agregas los modismos se me hace muy complicado entender, para mi pobre preparación es complejo. Pero no me privo de leerte y aprender.
    Un gran abrazo y gracias.

Dejar una respuesta