Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

107. Un laberinto romano.

El Dios romano de la guerra, le obligó a nacer.Con actitud triste, aquel alma obedeció.

Antes de partir prometió a su amada volver en breve . Infructuosamente ,luchó por no experimentar una primera bocanada de aire. Su instinto lo alertaba  del peligro que entrañaba aquel nuevo lugar de tierras movedizas, pero  no  podía resistirse , alguien acababa de  amarrarle con un dorsal, y desde fuera tensaba la cuerda .Quisiera o no, tendría que empezar  una impuesta carrera laberíntica, donde la mejor de las opciones, sería  andar, o dejarse llevar. Un llanto de vida aviso de su llegada.

El niño se hizo un  hombre, ambicioso  de deseos, loco por  buscar  palabras perdidas y posibilidades remotas, en las que adivinar misterios escondidos bajo cuartos oscuros. Su adolescencia trascurrió entre estrechos callejones llenos  de espejos cóncavos y provenzales campos, con encrucijadas de gigantes que borraban de su ser el recuerdo de aquella alma, sentenciada al triste olvido.

Años después eligió dejarse llevar, consiguiendo así mitigar la soledad y lograr olvidar el hilo invisible que arrastraba desde antes de nacer, dando esquinazo a  las tres Parcas.

 Las huellas  llenas de emociones, sensaciones y nostalgias, ya fueron pisadas, y las actuales  huellas  lo hacían sentir como un vulgar espectador del teatro de su vida . Se sintió mal, y se durmió. Soñó que volaba hacia ese lugar  donde las promesas se cumplen.

4 Respuestas

  1. ely

    Gracias Manuel, me gusta tu comentario, llegué a pensar que nadie leería mi relato. En la edición salió por defecto el no poder comentar, y hasta ayer no supe cambiar dicha opción. Soy novata en ENTC. Ayer pasé por tu blog “Montesinadas”,y esta genial. Un beso.

Dejar una respuesta