Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

17. Una luz especial

La luz de la tarde cae, dorando las torres de la ciudad. Es Ella: su Espíritu pasea de nuevo por su querida ciudad.

Dicen que el olor del azahar en primavera es el perfume que Ella solía usar cuando esperaba a su enamorado en el salón principal: dejaba las ventanas abiertas y él se guiaba por su fragancia escaleras arriba. Y que el delicado jazmín brota en recuerdo de las finas labores que Ella tejía para embeber su tiempo. También cuentan que dejó su Alma en las raíces de los árboles de la ciudad. Y que si los abrazas Ella te reconforta.

Cuentan las murmuraciones, que corren por las esquinas de las calles más sinuosas, que Ella era una cortesana venida de otro reino. Y que con sus malas artes hechizó al rey, haciéndole olvidar su misión, que era gobernar con justicia.

Pero la verdad se ha ido olvidando en el recorrido del río, bajo los ojos de sus puentes, en cúpulas y retablos, impregnados con un fuerte olor a incienso.

Cada atardecer una luz especial ilumina dos torrecillas gemelas, bicolores y redondeadas. Es Ella, que siempre formará parte de la leyenda que hace mágico al que fue su hogar.

12 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Que una mujer puede volver loco a un hombre, por muy rey que sea, no es algo que nos extrañe. Lo que hace excepcional a tu personaje es la leyenda que ha dejado tras de sí, un recuerdo que perdura, más o menos fabulado, pero que, como suele decirse, tiene su parte de verdad. De ahí que su esencia perdure en el aire y rincones de esa ciudad, que sea parte ineludible de esas piedras, que haya convertido en mágico un espacio. Un personaje con una luz especial, que ha alcanzado todas las líneas de tu relato.
    Un abrazo y suerte, Esperanza

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Todas las ciudades tienen mucho de historia y otro tanto de leyenda. En este caso ‘él’ era algo secundario. Y ‘Ella’ era la ciudad en sí. Un pequeño homenaje a Sevilla, que merece muchas más palabras que estas pocas.

      Gracias Ángel.
      Un abrazo y suerte para tí.

  2. Hola Esperanza , puedes ser que tu ser mágico viva en Sevilla y para más señas en la Iglesia de San Ildefonso?o ¿es que yo tengo mucha imaginación o tal vez nostalgia del olor a jazmín a azahar y a incienso?
    Dime,dime.
    Muy bonito micro me equivoque o no.
    Besos y feliz noche.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Pues efectivamente, es Sevilla. Una ciudad preciosa y con un centro histórico algo complicado, sobre todo para mi sentido de la orientación 🙂
      Esa parroquia no la vi, vi tantos sitios que ese se me pasó. El lugar estaría más o menos entre el Parque de Maria Luisa, la Plaza de España y el Costurero de la Reina, de donde me vino la luz para el relato.
      No olía a jazmín, pero el incienso estaba presente por bastantes rincones.

      Gracias Mercedes.
      Besos

  3. Que bien. Me ha encantado que me lleves allí donde tengo seres mágicos que me quieren y a los que quiero. Mágicos porque casi puedo comunicarme sin verlos. Porque me entienden y los entiendo. Porque compartimos vida.
    Gracias. Te deseo feliz vida y que pases una preciosa tarde.

    1. Esperanza Tirado Jiménez

      Hay ciudades que son y tienen algo especial. Eso ayuda mucho a que parte de las imágenes aparezcan entre mis letras.
      Gracias Calamanda.
      Besos

Dejar una respuesta