Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

35. Minä rakastan sinua (Elena Bethencourt)

A mí lo que siempre me ha gustado es que me digan que me quieren en todos los idiomas. Por eso tuve un sinfín de novios extranjeros que abandonaba en cuanto pronunciaban la frase: «I love you», «Ich liebe dich», «Je t’aime»…

Así hasta que conocí a Jarko, el finlandés. Por más que le ponía ojitos, no me decía que me amaba. No me quedó más remedio que casarme con él. Tuvimos hijos, perros, casas… Nada. Cuanto más tardaba, mayor era mi obsesión, pero pasó la vida y nunca dijo “Te quiero” en finlandés.

En su lecho de muerte, octogenarios los dos, esperaba que esas fueran sus últimas palabras, pero se limitó a mirarme sin hablar. Cuando leyeron el testamento, pensé que encontraría una declaración, tampoco. Llegué a la conclusión de que no me quería, una posibilidad que jamás había barajado.

Cuando recogí sus cosas para arrojarlas a la basura, descubrí aliviada que en el interior de los cinturones, dentro de los zapatos, en las tapas de los perfumes y en mil sitios escondidos había escrito: “Minä rakastan sinua“. Lloré ¡Por fin me decía te quiero!

Entonces terminé de tirar sus cosas junto con sus cenizas y busqué otro extranjero.

7 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Una mujer que sabe lo que quiere y no se detiene hasta lograrlo, aunque ello le suponga media vida en términos temporales, o incluso algo más. Eso si, una vez logrado el objetivo y sin ningún sentimentalismo, se lanza a por el siguiente. Los «Te quiero», en el idioma que sean no se deben dar a la ligera. Hay quien recopila y guarda sellos, o monedas, tu protagonista es una coleccionista de lo más paeticular: de sentimientos
    Un abrazo y suerte, Elena

  2. Más que el «poliamor», a esta señora le gusta el «amor políglota», y su marido finlandés (que en paz descanse) debe haber intuido que lo que tenía de intenso también lo tenía de breve, de ahí que se lo dejara elidido y escondido póstumamente… Habrá que ver si el próximo hombre, y con suerte marido, también se lo calla y se lo sabe heredar…😉

    Muy ocurrente el micro, Elena, me encantó… 😍

    Cariños,
    Mariángeles😇😇

  3. Isabel Cristina Fernández Sánchez

    Un marido muy, muy listo que se hizo esperar hasta el fin del fin y pobrecita esa mujer que ni siquiera en el testamento lo encontró…pero lo consiguió justo en el momento más oportuno para deshacerse de él.
    Elena, muy divertido tu micro.

  4. Elena Bethencourt

    Gracias, Mariángeles e Isabel. Sí, el hombre se hizo de rogar, jajaja. No sé si mi prota tendrá mucho más tiempo para muchos extranjeros más, pero yo creo que lo va a intentar.
    Gracias por comentar.

  5. Rosalía Guerrero

    Me he quedado pillada con el título: una amiga tuvo un breve amor de verano con un finlandés que nos enseño a decir esas mismas palabras: minä rakastan sinua.
    Así que, mira tú por donde, lo he entendido!
    Por lo demás, me quedo con ese marido que supo cómo conservar a su lado a la mujer amada.
    Enhorabuena!

Dejar una respuesta