Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

37. Incomprensión (Elena Bethencourt)

«¿Lo entiendes?», le pregunté al ver que estaba a millas de distancia de la lección. Sin mediar palabra, se levantó del pupitre, tomó los lápices de toda la clase y los estrelló contra el suelo. Las gomas volaron por la ventana. Entre chillidos del resto del alumnado, los libros salían despedidos hacia el pasillo como boomerangs que no retornaban.

Se detuvo, por fin, en el centro del aula sobre los folios de colores que había hecho caer al zarandear el armario. Me clavó sus ojos desafiantes. Permanecí inmóvil con el rotulador en la mano. No aparté la mirada para que no creyese que tenía miedo.

—No, no lo entiendo —gritó y su voz se extendió por las paredes como un lamento hecho de agua capaz de colarse entre los bloques e inundar el instituto entero.

Tras un breve silencio, alzó la silla por los aires para lanzarla contra el ordenador.

—Voy a llamar a tu madre para que venga ahora mismo —le advertí.

—Ojalá tuviera usted ese poder —contestó.

9 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Todas las reacciones, hasta las más inexplicables, surgen por un motivo. La ira y la violencia de este muchacho, el estar enfadado con el mundo, parece tener su origen en la madre a quien necesita y echa en falta.
    Hay carencias difíciles de entender y asimilar. De ese caldo de cultivo poco bueno puede surgir.
    Ser maestro/a y enfrentarse a casos difíciles requiere mucha preparación profesional, pero sobre todo, también, humana. La paciencia de estar profesora es digna de todo mérito.
    Un relato que debería leer cualquiera, pero en especial los docentes.
    Un abrazo, Elena, suerte

  2. María Jesús Briones

    Tu relato me trae recuerdos, aunque no tan exasperados sí lo identifico con una profesora de matemáticas que nos hacía la vida imposible. Era muy inteligente pero no sabía enseñar, pensaba que todo el mundo estaba a su altura. Quizás por eso elegí una carrera de letras.
    Un besito virtual.

  3. María Jesús Briones

    Vuelvo a leer el micro, y saco una versión diferente al comentario anterior.
    Estaba obsesionada con nuestra profesora de niña y la identifiqué inconscientemente.
    Ahora aún me ha parecido mejor el relato, al ser el alumno quien provoca la situación.
    Suerte, Elena

    1. Elena Bethencourt

      Gracias por leer y por el comentario, María Jesús. El relato tiene más que ver con el trasfondo, con qué hay detrás de una forma de ser y de comportarse. A veces no somos conscientes de la carga que lleva la persona que tenemos delante. Doy fe.

      Un abrazo

  4. Qué bueno. Me ha encantado la forma de presentar la reacción del niño que no entiende nada, que siente que el mundo está en su contra y no sabe porqué. La lección no es lo importante: es lo que dispara y lo que insinúa el texto. Grande.
    El relato me lleva a pensar en lo complicado que se vuelve empatizar y conocer mínimamente bien a los chicos y chicas en unas clases saturadas.
    Lectura disfrutosísima (si es que existe la palabra). Suerte y abrazos, Elena.

    1. Elena Bethencourt

      Rafa, necesito un comentador como tú para cada cosa que escriba. Contratado, jaja. Sí, tienes razón, es muy difícil ver qué hay detrás, no hay tiempo, desafortunadamente la enseñanza está llena de horarios, fechas, criterios, presiones, papeleo, resultados, estadísticas…

Dejar una respuesta