Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

09. El placer de lo inevitable

Suena un La que emite el oboe para el violín primero, éste afina y le siguen el resto de instrumentos de cuerda, también los de viento -madera y metal- y, por último, se suma la percusión. El caos de armónicos despierta al cuarteto de la felicidad que a duras penas circula por su torrente sanguíneo y enseguida siente como la música cosquillea sus venas.

Ahora escucha un breve silencio (ha entrado el director), ruido de sillas, atriles, algún carraspeo, toque de batuta y, por fin, el engranaje de la masa sinfónica se pone en marcha con allegro. Un allegro con brio que tararea, al unísono y en el tempo perfecto, mientras continúa limpiando los apestosos váteres del auditorio.

14 Respuestas

  1. Barceló Martínez

    Hola, Aurora.
    Me ha gustado mucho. El giro final lo cuenta todo. Se puede trabajar en lo que sea, pero la actitud es lo más importante para estar a gusto. Ole por esta persona que aprovecha el entorno para hacerse más llevadera su ardua e importantísisma (es justo decirlo) labor.
    Suerte y un cálido saludo.

  2. Ángel Saiz Mora

    Si es cierto que «las penas con pan son menos», también podría decirse que cualquier tarea, por denigrante que pueda parecer, se convierte en algo placentero si tiene una buena banda sonora de fondo, con la virtud de endulzar cualquier momento.
    Un relato marcado por un ‘allegro’ que realmente logra su objetivo de procurar alegría, al llenar el espíritu.
    Un abrazo y suerte, Aurora

  3. J u a n

    Todo cuanto contiene este microcuento me alboroza. La Realidad llevada con Valor de la trabajadora y la dinámica orquestal. ¡Y por razones personales, ya que mis hijas son violinistas! ¡¡¡En mi hogar la música clásica se vive paladeándola!!! Y es que, hay que ver cómo eres: Has cuidado exactamente cómo empieza a afinar una orquesta.
    ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ B r a v o P o t T i, G r a n M a e s t r a !!!!!!!!!! 🎻🎻

    1. Aurora

      Violinistas, eso es extraordinario Juan, ya me alegro! Hace dos años llevé a mi hijo a un concierto de Johanna Roehrig y aún está alucinando, con eso te lo digo todo, ja ja ja
      Muchísimas gracias por tu comentario
      Abrazos

  4. El final me ha dejado en un allegro ma non troppo, pero allegro por la genialidad del texto y la historia. Por cierto, que evocadora es la música para los sentimientos, sean los que sean; cómo acompaña y hace variar el estado de ánimo, aunque sea limpiando la mierda de otros. Grandísimo texto, Aurora. Abrazotes.

    1. Aurora

      Rafa,
      Tienes razón, es innegable la fuerza que tiene la música. Por cierto, un allegro recibir tu comentario,y con brio ja ja ja Muchísimas gracias
      Abrazos

Dejar una respuesta