Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

14. Pelusa Paquidermursia

Recuerdo aquellas bizantinadas de niñez y mocedades en el hospicio. Sobre todo, las risas con “Pelao” y “Tiza”. Siempre estaban envueltos en lides imaginarias, en aquel caserón internos junto a otros doscientos chavales, maltratados por celadores y robiñanos, y del que no podíamos escapar.

Hasta que una noche “Pelao” dijo que tenía un oso que él y nadie más podía ver. “Tiza” no tardó en confesar que él poseía un elefante blanco invisible. Pero se equivocó desvelando su nombre : “Zen”. Porque “Pelao”, carcajeándose, dijo que su oso se llamaba “Gitano Guzmán Manrique de La Cofia Comehuesos” ¡Claro que él también desvarió apostillando!: “¡ O con su nombre o un apellido, revienta a tu elefantito!”

Juraría que los ojos de “Tiza” fundieron a glauco que se derramaba e iluminaba la nocturnidad en las crujías infantiles. Sentimos un temblor y algo, una cinta camuflada, nos agarró a los tres, elevándonos a una trona transparente trotando por los pabellones, que reventó barritando las puertas blindadas de la institución, mientras “Tiza” sonreía de nuevo.

Pero, ya desde campo abierto, “Pelao” victorioso, señaló con su dedito: los guardianes armados no podían salir en nuestra busca.

Ante ellos gruñía asilvestradísimo un decazarposo gris.

12 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Hay quien asegura que conviene tener cuidado con lo que la mente crea, porque puede convertirse en realidad. La imaginación no es algo a menospreciar. La de estos muchachos, movidos por la envidia infantil de no ser uno menos que el otro, inventan un elefante y un oso que, a la postre, les ayudan a dejar atrás el orfanato en el que están recluidos. Sobre uno huyen, el otro les cubre la retirada.
    Un relato que nos enseña que no hay nada más libre que la fantasía.
    Con animales o sin ellos, lo que parece cierto es que los tres mozalbetes, con su competencia personal, consiguieron lo que parecía impensable.
    Un abrazo de verano y suerte, Juan

    1. J u a n

      ¡Fabulación! ¡¡¡Ahí está el Quid!!! Toda esa clase de experiencias revisten para mí [he vivido circunstancias parecidas durante mucho tiempo en lugares memorables, por supuesto mejores que un hospicio, pero tuve que ser aherrojado a pesar de todo] aspectos positivos siempre, porque ante las complicaciones me crexco.
      Me piro, no sin antes decirte cuantísimo me alegro por tu más que merecida mención en la convocatoria pasada con tu microcuento sobre el escritor!!!!!!!!!!!!!!!! 🌿🌿

  2. Hola, Juan, amigo. Lo que más me gusta de tus relatos es que tu imaginación desbordante, nos lleva a los demás a leerlos y releerlos, o, al menos a mí. Jajaja.
    Con solo ver el título ya sabía que era tuyo.
    Tus palabras imposibles y las situaciones que relatas, siempre con un punto divertido y otro punto de penurias. Una mezcla que sabes hacer más que bien.
    Unos niños que desean y consiguen, aunque solo sea en su imaginación. Los colores: glaucos, grises y encendidos.
    La acción y las correrías. El paquidermo como símbolo de grandeza, paz y ayuda.
    Esta página nunca sería igual si no estuvieras tú.
    Un abrazo sonriente y felices días, Juan.

    1. J u a n

      ¡ ¡ ¡ Querida M e r c e d e s! ! ! : La verdad es que muchas veces, queriendo pasar desapercibido, me delato por títulos rococó. No sé qué tenía esta convocatoria, que he escrito de una tacada dos textos y me ha costado elegir. Ambos imaginativos salvajemente, y me lo he pasado como un gato en una pescadería. Siento por el elefantito lo mismo que tú: Tranquilidad y potencial, vaya que Sí !!!!!
      Y desde luego eres un cielito de persona por tu comentario final tan cercano y pleno de amistad. La verdad es que se crean lazos de Verdad, Majos y Tiernos. Pienso lo mismo.
      ¡¡¡Y tan convencido estoy que te vuelvo a mandar Alud de Abrazos!!!💋

  3. Aurora

    Juan,
    Bueno ya tengo claro que donde esté un paquidermo imaginario,con sus diez zarpas, que se quite cualquier otro amigo imaginario. Lo del nombre aún no sé si es mejor largo o corto, ja ja ja
    Un relato estupendo, la pelusilla o celos entre los chavales y sus paquidermos, les ayuda a evadirse de las penurias que viven en el hospicio con los celadores y demás.
    Genial!
    Abrazos

  4. J u a n

    ¡ ¡ ¡ Apreciadísima A u r o r a ! ! ! : Ya decía Umberto Eco que «Todo lo que queda después de una rosa, es tan solo su nombre» y estos picaruelos con sus escaramuzas dialécticas y díscolas, desconozco qué pensarán al respecto con sus bautismos zoológicos. Seguramente quizás en una segunda parte tanto el decazarposín como el barritadorcillo tendrían opiniones de lo más divertidas sobre sus pequeños amos.
    Lo que aseguro, es que a ellos cinco como a mí, nos ha llenado de placer tu reflexión tan bienaventurada.
    ¡Y claro, Yo Quedo A Tus Pies agradecidísimo, Requetemaja!

  5. Salvador Esteve

    La necesidad de evasión ante el maltrato y una dura realidad conjugan un cóctel de imaginación y magia. Donde la amistad es sazonada con resuellos de celos. Todo ello mostrado con tu inigualable ingenio, Juan. Un abrazo y suerte.

    1. J u a n

      ¡Saludos Estivales, S a l v a ! : La facultad de los mecanismos de escape, es prodigiosa y es una regla de tres directamente proporcional…cuanto más es necesitada, tanto más se posibilita por el coeficiente espiritual acceder a la fuga de La Realidad, o de la prisión del cuerpo, o de los ergástulos donde escribimos y poetizamos dando Gracias a La Existencia. O resumiendo a mi manera…..
      ¡¡¡¡¡¡¡ Cuando El Valiente está en Peligro, es cuando Tiene «Más Marcha» !!!!!!!

      ¡¡¡¡¡¡¡¡¡¡ Y muchísimas Gracias por tu Preciada e Incondicional presencia en mi ergástulo, reconditorio literario gozoso y……
      ……C h i f l a d o ( ¡¡¡¡¡¡¡como Yo !!!!!!!!) Salud Amiguito!!!!!!!!!

  6. María Rojas

    Para triste un hospicio y sus habitantes, pero se iluminan con tu cabeza.
    Así el titulo no te venda, lo hacen los: “robiñanos, bizantinadas y el gruñír asilvestradísimo un decazarposo gris».

    Qué bueno leerte y que sigas disfrutando de un buen verano.

    1. J u a n

      ¡Gracias por tu simpatiquísima presencia, y el no menos divertido comentario (que además, cómo se nota que me conoces y es Verdad!!!!!) y tus deseos de Bonanza para mí por estas fechas de cuadrante estival ¿Sabes? Da la casualidad que me estaba acordando de ti estas jornadas atrás, porque el año pasado fui de vacaciones a Tenerife (no lo conocía) y me lo pasé tan extremadamente bien y acogido, que resulta complicado la grandeza que me transmitió en su maravilla y esplendor natural (¡no me acuerdo bien: ¿Tú eres de Las Canarias, pero de dónde ? !)
      Un Abrazo de Guanche in pectore para Vos

    1. J u a n

      ¡¡¡¡¡¡¡ Es Verdad !!!!!!!! ¡¡¡¡¡¡¡ Lo había olvidado, pero, en efecto, abriste la espita de mi memoria : En los Tiempos Pasados cuando compusimos junto a Gloria Arcos con nuestro «Arrope» me lo contaste !!!!!!!!!!! Eres Una Heroína Literaria tanto si eres de Canarias como si recurres a tu natalicio de Colombia ¡¡¡¡¡¡¡¡Olé!!!!!!! Besos Requetemaja

Dejar una respuesta