Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

55. La Fragua, por Javier Ximens

Depositados entre la herrumbre del patio, la zarina Alexandrovna (campana rusa que mantiene que el sabor a pólvora de su sonido inspiró a Tchaikovski el final de la Obertura 1812) encela al siempre sonriente almirante Nelson (ancla del Victoria, buque insignia en Trafalgar) con sus amores con el emperador Napoleón (cañón que resultó herido en Waterloo y que ahora está desvencijado en el almacén de desguaces).

—Tras la batalla trajeron a casa del maestro campanero los restos de los cañones muertos, entre ellos venía herido uno de mi edad, quebrado y triste, al que pusieron a mi lado en la fragua. Yo llevaba años aguardando un badajo para ser trasladada a una catedral rusa, pero los tiempos andaban revueltos. El maestro, a quien no se le habían pasado por alto mis coqueteos con mi héroe, un día se lo llevó y me lo trajo transformado en un hermoso badajo que introdujo en mi interior.

—Olvídese de esa relación oxidada e iniciemos un romance pulido, déjeme ser su campanero y que le arranque talanes de placer, ¡huyamos en mi navío! —le poetiza Nelson con voz húmeda. Alexandrovna se pone un poco ocre.

Luego, enmudecen al ver acercarse batas azules con sopletes.

22 Respuestas

  1. majebri@yahoo.es

    Muy buena visión histórica, aderezada con visión propia y poética.
    Excelentes imágenes para meternos dentro del relato.
    Mucha suerte.

  2. María Jesús Briones Arreba

    Historia y ficción se complementan para ofrecernos un extraordinario relato, para reflexionar.
    Saludos

  3. auro

    “se pone un poco ocre”. Qué flipante!!

    Ay, querido Ximens, qué bonito t´ha quedao el cuento!!

    Beso.

  4. Carles Quílez

    ¡Cuánto mimo, cuánto cariño se adivina tras cada palabra con las que has fraguado este bello relato, y cuánto amor por los objetos desechados. A partir de ahora, cuando pase junto a un contenedor de vidrio, me pararé a escuchar. Quién sabe lo que pueden llegar a contar una bombilla gastada o una botella vacía.
    Saludos

  5. Mª Belén Mateos

    Original manera de narrar a cañonazos de poesía y amor el tema propuesto.
    Con desguaces has construido toda una bella historia tintada de colores ocres y humedecida con voces enamoradas.
    Un beso rafa…maestro.

  6. Towanda

    Hola, Ximens.

    Prosopopeyas para contar amoríos entre cañones, anclas y campanas.
    Sin duda, original y bien documentado.
    Te deseo mucha suerte.
    Un abrazo grandísimo.

  7. Ana Fúster

    Un relato muy trabajado y con una visión diferente del tema del mes. En una fragua es de esperar que el ambiente esté calentito, pero solo el Sr. Ximens ha sabido verlo y contárnoslo de forma tan original. Besos y suerte.

  8. Blanca Oteiza

    Clase de historia mezclada con toques poeticos que resultan un magnifico relato.
    Un abrazo maestro

  9. Calamanda Nevado

    Javier, poesía, amor, originalidad y un final muy bueno nos regala tu relato. Suerte y saludos

  10. Ay esas voces húmedas!!
    Una excelente humanización que nos habla de historia, de vida, de guerra y amor.
    Un micro que se desarrolla en la frontera de varios géneros, sin que rechine su posición, aprovechando el hilo conductor del bronce… fraguando una trama original.

    Un abrazo grande, Ximens.

  11. María Rojas

    Precioso relato. Al tas, tas del yunque en la fragua, candente fluye el amor.
    Felicidades.