Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

25. “0001HGB”

 

En motocicleta, Ana descendía el puerto contemplando la  niebla que cubría el valle. Solía decir que las brumas son “ almas del bosque” que bajan a dormir al río y con el primer rayo  se levantan, como hebras de algodón movidas por el aire.

Se sobresaltó al oír el ruido de un coche que circulaba a gran velocidad. Miró por el espejo y, horrorizada, vio como se le venía encima lanzándola al río. Una rama le produjo una fuerte hemorragia en un costado. Al borde del desmayo, recordó la matrícula  que vio por el retrovisor.

Movida por el coraje, sacó fuerzas de flaqueza para subirse al tronco.

En su batalla por vivir había un objetivo: descubrir a su asesino.

Inconsciente la encontró el pescador que llamó al 112.

La operación duró seis horas. En la sala se encontraba su marido, hecho un mar de lágrimas, y el policía a cargo de la investigación, tranquilizándole

–       “Está bien, aunque un poco débil”, les informó el médico. Pueden verla un minuto.

–       “Tiene buen aspecto”, dijo el policía. Ella sonrió con los ojos cerrados

–       “Hola cariño”. Al oír su voz, su respiración se agitó mientras sus ojos se ponían en blanco.

–       “Queda detenido”.

13 Respuestas

  1. Ángel Saiz Mora

    Pese a perder la consciencia puede recordarse perfectamente una combinación de cifras y números, siempre que estos resulten curiosamente familiares. Ella sobrevivió a la batalla y él perderá la guerra.
    Buen relato, María
    Un saludo y suerte.

  2. ¡Caramba con el maridito! No le salió la jugada como esperaba. Muy interesante el relato,María. Especialmente me ha encantado lo de “Solía decir que las brumas son “ almas del bosque” que bajan a dormir al río y con el primer rayo se levantan, como hebras de algodón movidas por el aire”. Suerte y saludos

  3. María Cotero

    Me alegro de que os haya gustado. Por desgracia, está basado en un caso real. Si ella hubiera muerto, jamás hubieran relacionado a su marido con su muerte, por lo buena persona que parecía y por lo afectado que estaba, según me contó el policía. Saludos.

  4. María José

    Bravo por Ana. Pudo salir de la bruma y desenmascarar a tan falso personaje. Las negras intenciones no pueden quedar impunes.
    Un beso y mucha suerte.

Dejar una respuesta