Esta Noche Te Cuento. Concurso de relatos cortos

Single Blog Title

This is a single blog caption

02. Autumn blues (Eva García)

“Quise ser yo, también contigo: pero resultaste un bocado demasiado jugoso para mí.
Porque quisiste ser tú, también conmigo: pero erraste al tratar de morderme.
Y ahora, cada uno a nuestra manera, quizá nos arrepentimos de no haber hallado un atajo, sin espinos ni precipicios, que nos acercara sin peligro a la amistad.
Quise ser yo porque siempre lo he sido, porque así me conociste.
Quisiste ser tú porque siempre lo eres, porque así te encontré.
Y ahora, cada uno en su camino, sabemos que no hay vuelta al cruce donde una nube oscura empaparía nuestras sombras”
Levanté el lápiz de la libreta. Las hojas caídas habían empezado a llenarse de gotitas y un trueno amenazó con fundir la tarde en negro. Quizá había llegado a la encrucijada, sola con mis letras, y ahora podría comenzar de nuevo. Solo me faltaba encontrar la melodía adecuada para seguir adelante sin ti.

42 Respuestas

  1. Lo de la melodía adecuada se la puedes pedir a Ginette, acierta seguro; pero vamos, que escribiendo así no tienes que preocuparte, que se te van a abrir todos los caminos que emprendas.
    ¡¡Relatazo!! para empezar.
    Suerte, Eva.

  2. Reve Llyn

    Fundida me quedo yo tras leerte. Lo único que me desafina en ese blues es esa “amistad”. Yo leo amor, pero que cada uno llame a las cosas como quiera.

    1. Me ha gustado mucho, Eva. Y en cuanto a la divergencia amistad / amor, yo he interpretado que dejar las cosas en amistad hubiera sido la opción menos peligrosa. Pero que estos protagonistas han ido más allá y eso es lo que los ha llevado a tener que bifurcar sus caminos irremediablemente.
      Una lectura personal, lo sé. Pero también tú sabrás que una vez escritos, los textos ya no nos pertenecen…
      ¡Enhorabuena!

  3. Ángel Saiz Mora

    Canción triste de otoño, en la que los protagonistas tratan de cruzar sus caminos para seguir siendo los mismos sin perder su esencia, aunque quizá, como en toda negociación, cada uno ha de ceder una parte para llegar a un compendio más grande, algo que no parece haber sucedido.
    Una preciosidad con aliento a hojas marchitas.
    Un abrazo, Eva. Suerte

    1. Dejar de ser uno mismo es una distorsión que encierra muchos peligros. Revisa ese concepto que tienes de mi, no vaya a ser que me lo acabe creyendo y me distorsione :P. Gracias Belén, un besazo.

  4. Eva me encanta esta manera de mostrar individualidades tan bien definidas. Algunas veces perdimos por no querer dejar de ser. Aun si saber qué éramos en realidad.
    Muy bueno.
    Un abrazo y suerte.

  5. Ana Fúster

    Cuántas gotitas sobre cuántas hojas, y no solo en otoño, son capaces de hacer derramar los blues. Luego llega Eva, les pone letra y de pronto oyes tonos de azul que no podías o sabías escuchar. Besos, suerte y al libro.

  6. Salvador Esteve

    Nuestra individualidad traicionada nos abocaría a la infelicidad. Una amistad leal y auténtica,¡qué difícil y qué valiosa! Precioso relato, Eva. Abrazos.

    1. A veces es egoísmo, otras pura supervivencia. Cuando se vislumbra que el conjunto puede funcionar, merece la pena intentarlo sin dejar de ser por el camino. Otras veces es tal el abismo que ni con la mejor de las voluntades… Gracias Salvador, un abrazo.

  7. Al leerlo he pensado que era muy acertado en el texto decir: “solo me faltaba la melodía adeucada”, pues a mi parecer estaba leyendo una canción de amor (de desamor, mejor dicho).
    Después de leer los comentarios, veo que acerté! 😉
    Muy melancólico y otoñal.
    Espero que no se le funda en negro la tarde, ni la esperanza.
    Un saludo,
    Carme.

  8. Ton Pedraz

    Enhorabuena Eva. Me ha gustado mucho.
    Precios relato, cargado de pinceladas que rebosan ternura, reproches, melancolía y romanticismo.
    Quién da más.
    Suerte y un abrazo,
    Ton.

    1. Hola Asun. A veces no es cuestión de oportunidades, sino de incompatibilidad, y hay que aceptarlo. No todo tiene final feliz, pero eso no significa que los finales alternativos sean infelices. Un beso guapa.

  9. Mª Belén Mateos

    Querer ser uno mismo, querer al otro y querer seguir siendo el mismo. Difícil cruce de sentimientos y complicada amistad o amor. Cada uno a su manera vive y no han podido de dejar de ser un poquito ellos para formar un nosotros.
    Esas gota que comienzan a caer es una bella imagen, la melodía seguro que al final la encuentra en otro latir.
    Me encanta tu relato, hace sentir una realidad.
    Un beso preciosa Eva.

    1. Belén, y en realidad, ¿no significan el amor y la amistad aceptarse mutuamente? Solo que a veces esa aceptación quizá no sea sincera o en un momento dado, la balanza se incline del lado de los contras. En fin, las relaciones humanas son complejas y los individuos, más aún. Un beso, guapísima.

  10. Hola Ana. Gracias por pasarte. Yo tampoco escribo todo lo que quisiera a todos los que lo mereceis, pero las personas tenemos limitaciones, ojalá se pudiera tener el don de la ubicuidad y el manejo del tiempo. Un beso enorme, me alegra leerte.

    1. Hola Carles. Excusatio non petita, acusatio manifiesta, pero tú lo dices mucho más bonito. Gracias por tus palabras, a veces, cuando apetece tirar la toalla, llega alguien que te regala una margarita para que la deshojes y lo pienses mejor, o simplemente para que la contemples y se te ensanche el alma.
      Un besazo.

Dejar una respuesta